Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Estación biológica’

De pesca por el Pisuerga

Martes, 5 de Febrero de 2013 Comments off

Durante este invierno, los cormoranes grandes (Phalacrocorax carbo) están siendo especialmente abundantes en el río Pisuerga a su paso por la capital. Su presencia habitual en todo el trazado ribereño urbano nos permite conocer algunos aspectos de su biología, como cuales son sus artes de pesca, qué estrategia utilizan para secar sus alas, o algunos detalles de su morfología y aspecto.

Los cormoranes grandes son aves predominantemente marinas, que anidan en acantilados y roquedos, aunque hay algunas poblaciones asentadas en humedales del interior. Las poblaciones del norte de Europa se desplazan al sur durante el invierno, ocupando entonces muchos medios acuáticos de interior. Este es el caso de los cormoranes grandes que se observan en el río Pisuerga durante el invierno, aunque en la provincia de Valladolid también hay parejas reproductoras.

Un paseo por las riberas del Pisuerga nos permitirá observar a estas aves en plena faena, pescando en solitario o en grupo, lo cual es todo un espectáculo. La abundante presencia de alburno, una especie de pez europeo introducida aguas ibéricas, guarda relación directa con el actual aumento poblacional de cormoranes. Para pescar se sumergen dando un pequeño impulso, pudiendo permanecer durante bastantes segundos bajo el agua. La formación de grupos numerosos de miles de alburnos, provoca asimismo la congregación pesquera de decenas de cormoranes cuando es detectado el banco de peces.

Los cormoranes grandes carecen de la glándula especial que segrega una sustancia aceitosa que impermeabiliza el plumaje, como ocurre en otros grupos de aves acuáticas. Esta es la causa por la que los cormoranes abren las alas para secar su plumaje y lo que origina estampas como la de la imagen.

En cuanto a su plumaje, éste es prácticamente negro con reflejos azulados o verdosos en los adultos. Los jóvenes tienen una proporción variable de blanco en el pecho y vientre. Los adultos en época de reproducción presentan manchas blancas en los muslos y en la cabeza.

En la imagen adjunta se puede apreciar un grupo de cormoranes, en su mayoría ejemplares jóvenes. Una imagen, captada desde las inmediaciones del  Museo, en la que podréis apreciar la mayoría de las características descritas.

Grupo de cormoranes en el río Pisuerga

Grupo de cormoranes en el río Pisuerga

Islotes de El Palero, termómetro de diversidad

Miércoles, 5 de Diciembre de 2012 Comments off

Los islotes fluviales de “El Palero”, actualmente tres, se encuentran situados en las inmediaciones del Museo de la Ciencia. Aunque no son naturales, ya que su origen se debe a la construcción del canal de captación de una antigua fábrica de harinas, y a las obras realizadas en su entorno en épocas más recientes, constituyen un interesante espacio de diversidad para el río.

Actualmente, este pequeño archipiélago fluvial presenta un preocupante estado de degradación, ya que el mayor de los tres islotes se encuentra prácticamente desprovisto de vegetación arbórea y arbustiva. No obstante, el conjunto aún conserva atractivo para la fauna, principalmente para el grupo de las aves, y supone un excelente lugar donde medir, en cierto modo, la diversidad biológica de la ribera urbana del Pisuerga.

Jornadas de voluntariado en el Islote de El Palero

Jornadas de voluntariado en el Islote de El Palero

La cobertura vegetal de los islotes menores es aceptable, estando conformada por especies típicas de los sotos y riberas en estas latitudes: chopo del país, álamo negro, sauce, bardaguera, mimbrera púrpura, olmo y fresno, acompañados por especies del sotobosque húmedo como espino albar, zarzamora, rosal silvestre, saúco y plantas trepadoras, entre otras.

Esta circunstancia, junto a su carácter de islas, hace que el entorno sea utilizado por un número considerable de especies. En un estudio realizado por el Museo de la Ciencia se han detectado más de 70 especies de aves, que de una u otra forma utilizan los islotes en diferentes momentos del ciclo anual, bien de forma continuada, por temporadas más o menos largas, o de forma o esporádica. En este aspecto, además de las especies más comunes y de distribución más generalizada, podemos destacar la presencia invernal de martín pescador, cormorán grande, chocha perdiz, gavilán y garza real; o los pasos migratorios de abejaruco, buscarla pintoja y torcecuello. En el grupo de las sedentarias y estivales destaca la presencia de algunas especies nidificantes en la zona como pájaro moscón, autillo o carricero común.

Los islotes también son visitados por representantes de otros grupos zoológicos, destacando especialmente la nutria paleártica, mamífero mustélido de presencia invernal frecuente, que ocupa, además de en el entorno de los islotes, otros enclaves de la ribera. Este animal semiacuático es discreto y su observación directa se hace complicada, pero sus rastros y excrementos delatan su presencia en los lugares por los que transita. Asimismo, de vez en cuando se deja ver algún ejemplar de culebra de agua, reptil acuático que, lejos de representar un peligro, supone un indicador de las condiciones de calidad del hábitat. Podemos completar este somero repaso a la naturaleza de los islotes y, por extensión, de la ribera del Pisuerga en la capital, mencionando la presencia de un buen número de especies de insectos como las mariposas olmera, blanquita de la col o macaón, así como varias especies de murciélago como el enano, que es el más abundante y fácil de observar.

Un lugar, termómetro de diversidad, recuperado gracias a la labor de decenas de voluntarios que han ido participando en las Jornadas de Voluntariado organizadas por el Museo. A todos ellos, en su Día Internacional del Voluntariado y siempre ¡gracias!

Grandes viajeros alados

Jueves, 29 de Marzo de 2012 3 comentarios

Se conoce como migración prenupcial la que realizan algunas especies de aves, principalmente durante los meses de primavera, para desplazarse desde las zonas de invernada a las de nidificación.

Martín pescador anillado en el islote de El Palero

Martín pescador anillado en el islote de El Palero

Los recorridos realizados son variables en función de la especie de que se trate, superando en algunos casos varias decenas de miles de kilómetros. Por la Península Ibérica discurren las rutas de migración de muchas especies que viajan desde África hasta el norte de Europa y viceversa (migración postnupcial), teniendo que sortear en su periplo numerosos accidentes geográficos, condiciones meteorológicas adversas, campos de aerogeneradores y otros peligros de origen humano como la caza ilegal.

Ahora, nos encontramos en pleno período de migración de millones de aves impulsadas por la necesidad de llegar a sus zonas de nidificación, siendo un buen momento para palpar de primera mano este fenómeno natural que no dejará de sorprendernos. Ya se dejan ver por la provincia aves estivales como milanos negros, golondrinas y aviones comunes, abubillas, águilas calzadas, mosquiteros papialbos, cucos, torcecuellos, cigüeñuelas, y un sinfín de viajeras venidas de lugares lejanos, en ocasiones de zonas situadas al sur del desierto del Sáhara.

El islote de El Palero, así como toda la ribera del Pisuerga en Valladolid, constituyen lugares ideales donde poder observar muchas de estas aves, que se detienen aquí a descansar y alimentarse para poder continuar su viaje hacia el norte.

Pie de foto: Martín pescador anillado en el islote de el palero

Todos con el Día del árbol

Miércoles, 21 de Marzo de 2012 Comments off

Hoy, como cada 21 de marzo desde 1972, se celebra en España el Día del Árbol. Con esta celebración se pretende generar reflexión y conciencia acerca de la importancia que para la conservación de la naturaleza tienen los árboles y los ecosistemas de los que forman parte.

El primer día del árbol se celebró en Suecia en 1840 y surgió como medio para inculcar en los niños el respeto por los árboles y la conservación de los recursos forestales. Los bosques son piezas fundamentales en los complicados mecanismos que rigen el funcionamiento de la naturaleza: absorben CO2, evitan la erosión, sostienen comunidades tremendamente diversas, regulan el clima, son parte importante del paisaje, nos proveen de madera, frutos y otros productos, constituyen espacios recreativos… Son muchas las razones por las que debemos procurar la conservación y protección de nuestros bosques, incluyendo el mantenimiento de algunas masas vírgenes como reservas genéticas, en las que la evolución siga su curso con la mínima influencia humana.

Imagen de uno de los voluntariados llevados a cabo en el islote de 'El Palero'.

Imagen de uno de los voluntariados llevados a cabo en el islote de 'El Palero'.

Pero esta celebración no debe quedarse en el acto simbólico de plantar unos cuantos árboles en un parque o un solar, la labor debe continuar en los centros educativos, en los medios de comunicación, en las administraciones, en los propios hogares…, para que el día de mañana los bosques vuelvan a tener la relevancia que poco a poco han ido perdiendo y, se evite la degradación y destrucción de masas forestales tan importantes como las que está sufriendo la propia selva del Amazonas.

Desde el Museo de la Ciencia de Valladolid ya hemos comenzado esta labor poniendo en marcha la estación biológica del islote de El Palero, en la que se realizan actividades relacionadas con el bosque de ribera como la que tendrá lugar mañana (22 de marzo de 2012) sobre la técnica de reforestación natural nendo dango.

Nendo Dango o pildorización en el islote de ‘El Palero’

Viernes, 16 de Marzo de 2012 Comments off

El Islote de ‘El Palero’, en el marco del proyecto de estación biológica en el que venimos trabajando desde hace cuatro años, acogerá el jueves 22 de marzo a las 18.00 horas un taller teórico práctico sobre la técnica de reforestación natural ‘Nendo Dango’, incluida en el método Fukuoka. Una actividad organizada por el Museo de la Ciencia de Valladolid, en colaboración con la Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono, ARBA.

¿Quién es Masanobu Fukuoka?

Masanobu Fukuoka fue un agricultor, biólogo y filósofo japonés. Descendiente de una familia dedicada a la agricultura, comenzó su carrera como edafólogo, desviándose luego hacia la fitopatología. Sin embargo, a los 25 años comenzó a dudar de la sabiduría de la agricultura moderna. Por ello y guiado por su intuición, decidió buscar un método de cultivo que protegiese las características naturales de la tierra.

Fukuoka comenzó entonces, a practicar un sistema de cultivo llamado ‘agricultura natural’. No arar, no usar abonos ni fertilizantes, no eliminar malas hierbas ni usar herbicidas, no utilizar pesticidas, no podar y la elaboración de bolas de arcilla (nendo dango) son los principios fundamentales de trabajo de este método.

¿En qué consiste la técnica nendo dango?

Imagen del Islote de 'El Palero'

Imagen del Islote de 'El Palero'

En esta línea, el Museo de la Ciencia de Valladolid y la Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono, ARBA, organizan una actividad centrada en la elaboración de bolas de arcilla (nendo dango) y su introducción en el islote de El Palero. Un sistema, denominado también pildorización, que permite sembrar millones de semillas a bajo coste, a la vez que sustituir tanto el arado, como los espantapájaros y otros métodos.

Consiste en elaborar pequeñas bolas de arcilla, mezcladas con semillas de diferentes especies de árboles y arbustos, y esparcirlas sobre el terreno. Una vez seca, la capa de arcilla mantiene las semillas a salvo de pájaros, roedores y otros animales, así como de las inclemencias del tiempo; y es la primera lluvia intensa la encargada de deshacer estas bolas que darán lugar a los futuros árboles.

Según Fukuoka, este sistema es mucho “más eficiente que los métodos tradicionales de reforestación”. Y es que aproximadamente alrededor del 2% de las semillas plantadas con nendo dango germinan, frente al 0,2% de las que lo hacen mediante otros sistemas.

Una sencilla técnica que requiere especialización a la hora de realizar las bolitas de arcilla o ‘nendo dango’. Por ello, si quieres saber un poco más sobre ella, te esperamos el jueves 22 de marzo en el islote de El Palero. Pero recuerda, ¡la inscripción es previa y las plazas limitadas!

Crecida del Pisuerga

Martes, 5 de Enero de 2010 Comments off

P1050417Hay ocasiones en que la naturaleza hace gala de su indomabilidad  y nos hace ser conscientes de lo limitado de nuestro poder sobre ella. El hombre, desde que es hombre, ha intentado dominar los elementos, en unas ocasiones para sacar provecho de ellos y en otras para prevenir catástrofes. Las corrientes de agua han sido uno de los objetivos prioritarios, y así mediante molinos, azudes, canales, acueductos, balsas, diques o embalses se ha domado, conducido y aprovechado su fuerza para moler cereales, regar cultivos, abatanar y curtir tejidos y pieles, producir energía eléctrica, proporcionar agua a pueblos y ciudades o surtir del líquido elemento a los animales de ganadería.

DSC07864Sin embargo hay momentos en que la naturaleza es imparable, en ocasiones violenta y letal y en otras únicamente libre. En estos días estamos viendo como el río que pasa por nuestra ciudad crece sin que podamos evitarlo, inundando las márgenes e inutilizando infraestructuras.

Este es el caso del pequeño islote de “El Palero”, en el que hace poco más mes y medio se han llevado a cabo las segundas jornadas de voluntariado para su restauración. El río ha tomado lo que es suyo por derecho y tanto una parte del islote como la pasarela de acceso al mismo, se encuentran cubiertos por las aguas. Hay que esperar a que el cauce vuelva a su ser para evaluar los daños, que seguro los ha habido. Pero estas cosas son así y así hay que tomarlas, de forma natural como la crecida del río.

P1050415Sin embargo, no cesaremos en nuestro esfuerzo para restaurar el islote, devolverle su antiguo aspecto y hacer de él lo que comenzó a ser antes de la riada, un aula a cielo abierto desde el que educar en conocimientos y valores sobre el medio que nos rodea.

Este sitio web usa cookies. Si continúas navegando o pulsas Aceptar, entenderemos que estás de acuerdo con ella. Puedes visitar nuestra Política de Cookies aquí.