Inicio > Educando, que es gerundio > El huerto en casa (I)

El huerto en casa (I)

Jueves, 31 de Julio de 2014

¡Nuestra escuela de verano ya ha terminado! Con motivo de la misma relacionada con los huertos urbanos escribiremos dos entradas relacionadas con la temática. En esta primera daremos unas pinceladas explicativas y unas pautas para la iniciación en este campo.

Una definición simplificada de huerto urbano sería algo así como “la agricultura integrada al medio urbano”, que incluye la producción de vegetales y actividades tanto de reutilización como de reciclaje.

Es una práctica muy saludable en todos los sentidos en la que se plantean las siguientes metas:

• Contribuir a la sustentabilidad de las urbes y la economía familiar
• Crear un espacio verde y decorativo en los patios, terrazas y azoteas de la ciudad
• Consumir alimentos cultivados en nuestro huerto que nos ayudarán a completar nuestra dieta con las vitaminas y minerales necesarios
• Mejorar el medio ambiente incrementando los espacios verdes
• Ampliar conocimientos en el campo de la horticultura

Para llevar a cabo esta actividad se requieren inicialmente semilleros, en los cuales germinarán las plántulas que posteriormente serán trasplantadas. Éstos han de ser recipientes pequeños, tipo envase de yogur, los cuales tendrán q estar perforados por la parte inferior para facilitar su drenaje. Una vez las plantas alcancen un tamaño aceptable, se transplantaran a la tierra.

Un elemento básico para desarrollar la horticultura son las mesas de cultivo que son maceteros de tamaños variables y elevados sobre el suelo, una característica que mejora la maniobrabilidad y facilita el trabajo. Hay distintos tipos de mesas de cultivo, tanto comerciales como de construcción casera, elaborados con materiales diversos e imaginación.

Mesas de cultivo elaboradas en las Escuela de Verano 2014

Mesas de cultivo elaboradas en las Escuela de Verano 2014

Algunos ejemplos de materiales utilizados para la construcción de mesas caseras de cultivo pueden ser: viejas estanterías que podemos poner en posición horizontal, neumáticos usados, latas de conservas, ruedas antiguas de carro, pallets, cajas de fruta, bañeras y todo aquéllo que tenga una profundidad superior a los 15-20 cm y seáis capaces de imaginar.

Y como cada cosa tiene su lugar, el de las mesas de cultivo son los patios, terrazas y azoteas de vuestras casas, ya que ahí tendrán la luz del sol y el oxígeno necesario para realizar sus procesos fotosintéticos y vegetativos.

Semilleros de rabanito en alveolo

Semilleros de rabanito en alveolo

Para que el huerto empiece a funcionar hay que controlar varios factores, uno de los principales es el riego. Hay muchas maneras de llevarlo a cabo, pero quizás una de las más cómodas y eficaz es el riego por goteo. Para saber cuando hay que regar simplemente hay que fijarse en la humedad del sustrato.

Otro factor es el citado sustrato que, en nuestro caso, consistirá una mezcla de fibra de coco y humus de lombriz, ambos comercializados. Para conservar el sustrato en buenas condiciones nos tenemos que asegurar de que no este apelmazado, es decir, que este mullido y que tenga humedad.

Plantón de col en envase reutilizado

Plantón de col en envase reutilizado

Si os ha interesado esta entrada, no os perdáis la próxima. En ella hablaremos del calendario de siembra, tanto en temporada de primavera-verano como de otoño-invierno, así como de algunos trucos para controlar posibles infecciones y/o plagas de agentes no deseados en nuestro huerto.

Victor Blanco Guerra

Estudiante en prácticas del Grado de Ciencias Ambientales

Comentarios cerrados.
Este sitio web usa cookies. Si continúas navegando o pulsas Aceptar, entenderemos que estás de acuerdo con ella. Puedes visitar nuestra Política de Cookies aquí.