Inicio > Uncategorized > Temporada de setas

Temporada de setas

Martes, 23 de Octubre de 2012

Las setas son los cuerpos fructíferos de algunos hongos, de los que existen decenas de miles en nuestro planeta.

Con la llegada del otoño, son muchas las familias que salen al campo a recolectar setas. Una práctica muy habitual, pero con la que hay que tener especial cuidado, ya que algunos de estos hongos -los cuales pueden encontrarse sobre el terreno, en troncos de árboles, sobre materia orgánica en descomposición, etc.- son tóxicos y pueden llegar a ser mortales.

A continuación, os mostramos y describimos algunas de las principales setas, tanto comestibles como tóxicas, que se pueden recoger en nuestro país. Una pequeña guía para vuestros paseos campestres.

SETAS COMESTIBLES

Champiñones

Champiñones

Champiñones (género Agaricus): es uno de los hongos más consumidos, ya que a sus propiedades mineralizantes se suma su agradable sabor y su facilidad de cultivo. Posee laminillas de color rosa que se van oscureciendo al envejecer hasta volverse negras. Ojo con las especies que toman color amarillento en las zonas rozadas o rascadas, pertenecientes al grupo de los xanthoderma y que son tóxicos.

Níscalo

Níscalo

Níscalo: Existen varias especies, siendo Lactarius deliciosus una de las más populares en España, de modo que su uso en la cocina se encuentra en alza. Se caracteriza por tener un sombrero de forma variada y por poseer un color anaranjado con círculos de tonos rojizos. Su latex, también anaranjado, vira rápidamente al verde en presencia de aire.

Seta de cardo

Seta de cardo

Seta de cardo (Pleurotus eryngii): es especialmente popular en las regiones centrales de España y puede crecer en pastizales, prados, al borde de los caminos o en suelos arenosos, pero siempre asociada a raíces muertas, principalmente de cardo corredor (Eryngium campestre). Presenta un color muy variable, desde el crema pálido hasta el pardo castaño oscuro, y sus láminas son espaciadas, desiguales y decurrentes, al principio de color blanco pasando después al crema.

Boletus

Boletus

Boletus edulis: suelen aparecer de septiembre a noviembre en bosques de hayas, robles, castaños, abetos y pinos de montaña. Lugares donde en ocasiones se han encontrado ejemplares de hasta 3 kilos. Se puede diferenciar de las otras formas y subespecies de Boletus (en ocasiones tóxicas) por el color de su sombrero: inicialmente blanquecino después se torna oscuro, casi marrón. Posee tubos en vez de láminas y el pie es grueso y duro, sobre todo en ejemplares jóvenes.

SETAS NO COMESTIBLES

Oronja verde

Oronja verde

Amanita phalloides (oronja verde): se encuentra en los bosques de encinas, castaños y avellanos, y es una  de las setas más peligrosas, llegando a ser mortal. Una de sus características fundamentales es la presencia de residuos del velo general en forma de anillo y volva, restos de color blanquecino que quedan a modo de cáscara de huevo cubriendo el pie.

Amanita muscaria

Amanita muscaria

Amanita muscaria: es muy llamativa por su intenso color y por ser la seta característica de los cuentos infantiles. También es tóxica, aunque su sombrero rojo con manchas blancas o amarillas facilita su reconocimiento.

Seta de los caballeros

Seta de los caballeros

Seta de los Caballeros (Tricoloma equestre): seta muy frecuente en el centro de España. Sus laminillas son de color amarillo vivo y el sombrero aparece adornado con pequeñas escamas que le dan un aspecto granulado. Esta especie se ha consumido tradicionalmente, sin embargo se han descubierto algunos signos de toxicidad en ella.

Ahora, os vamos a dar algunos consejos sencillos a la hora de recolectar setas:

  • Ante la menor duda, no la recojas.
  • No te lleves todas las que encuentres. Deja algunas para asegurar su futuro.
  • Corta las setas con navaja. Si las arrancas, puedes contribuir a la extinción de los hongos en ese lugar.
  • No uses recipientes cerrados para que no fermenten rápidamente y resulten indigestas.
  • Para su transporte durante la recolección usa cestas de mimbre, castaño, etc., esto facilita la diseminación de sus esporas
  • Deja una muestra de cada especie que consumas en el frigorífico, con vistas a una posible intoxicación.
  • No consumas las setas fermentadas.

Y recordad, en caso de intoxicación,  acudid rápidamente al médico o llama al Instituto Nacional de Toxicología (912323366). Pero sobre todo, tened precaución.

Categories: Uncategorized Tags:
Comentarios cerrados.
Este sitio web usa cookies. Si continúas navegando o pulsas Aceptar, entenderemos que estás de acuerdo con ella. Puedes visitar nuestra Política de Cookies aquí.