Inicio > General > El agua, fuente de vida para nuestro planeta (II)

El agua, fuente de vida para nuestro planeta (II)

Lunes, 26 de Marzo de 2012
Aguas transfronterizas
Otro de los asuntos abordados por la ONU es la gestión de las aguas transfronterizas, un tema que fue resaltado el 22 de marzo de 2009 bajo el lema ‘Compartiendo aguas, compartiendo oportunidades’.
La competencia entre los usuarios del agua cada vez es mayor, a medida que empeora la calidad del agua y disminuye su cantidad. Esa lucha es más intensa en las cuencas de los ríos que atraviesan fronteras políticas, como por ejemplo el río Nilo, donde viven 160 millones de personas distribuidas en 10 países.
No obstante, este tipo de conflictos normalmente se solucionan por la vía diplomática. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, desde el año 85 de nuestra era se han redactado más de 3.600 tratados relacionados con recursos hídricos internacionales.
Calidad del agua
En el año 2010 se celebró el Día Mundial del Agua bajo el lema ‘Agua limpia para un mundo sano’. Antes de citar los fenómenos que más preocupan y que intervienen en el proceso de contaminación del agua, es preciso señalar que su calidad, ya sea agua superficial o subterránea, depende tanto de factores naturales como de la acción humana.
Hoy, el problema principal relacionado con la calidad es la eutrofización (enlace concepto). Por otro lado, la causa principal en el mundo de la degradación que afecta a este preciado recurso natural son los contaminantes, sustancias químicas o de otra naturaleza que se concentran en cantidades superiores a las condiciones naturales, como los metales pesados.
El deterioro de la calidad del agua afecta al planeta de forma global e incide directamente sobre la cantidad de agua disponible para consumo, baño, la industria o la agricultura. Este problema adquiere más importancia si se tienen en cuenta  determinados fenómenos actuales, como el aumento de la población, la expansión de la actividad industrial y agrícola y el cambio climático. Por eso, la buena gestión y el tratamiento adecuado de los residuos humanos, industriales y agrícolas se convierten en acciones de suma importancia.
Derecho al agua
El agua potable limpia y el saneamiento son esenciales para la realización de todos los derechos humanos. La Asamblea General de la ONU reconoció el derecho humano al agua y al saneamiento el 28 de julio de 2010. Aun así, el agua sucia y un saneamiento deficiente son la segunda mayor causa de muerte infantil en el mundo y las mujeres africanas y asiáticas deben caminar de media una distancia de 6 kilómetros para recoger agua.
Financiación del agua
A pesar de los enormes beneficios económicos y sociales que se conseguirían gracias a las mejoras en saneamiento y agua potable, actualmente estos asuntos reciben una prioridad relativamente baja en muchos países, si se compara con otros sectores de más calado social –educación y salud-.
Género y agua
La recogida de agua forma parte de las desigualdades de género. En África, el 90% de esta tarea es realizada por mujeres. En Malavi, la mujer emplea aproximadamente cinco veces más tiempo que el hombre en esta labor. Asimismo, esta diferencia también se produce en edades tempranas; el porcentaje de niñas en el mundo que se encargan de esta tarea es mayor que el de los niños.
De ahí que, en la declaración del Decenio Internacional para la Acción “El Agua, Fuente de Vida 2005-2015” (enlace concepto) se hace un llamamiento a la participación e implicación de la mujer en las iniciativas de desarrollo en materia de agua. Lo ideal sería que la desigualdad de género relacionada con el agua se extinguiera y que hombres y mujeres estuvieran implicados en la gestión de los recursos hídricos. Desgraciadamente, la realidad por el momento continúa reforzando este tipo de desigualdad.
La ‘Sala del Agua’
Con el objetivo de que cada vez más personas tomen conciencia de lo importante e imprescindible que es el agua para nuestro planeta y nuestra supervivencia, el Museo de la Ciencia posee  de forma permanente un espacio de 400 metros cuadrados dedicados exclusivamente a este recurso natural.
En la denominada ‘Sala del Agua’ (enlace vídeo)  se muestra a los visitantes el curso natural del agua y su ciclo integral, así como su distribución y los principios físicos y sistemas tecnológicos utilizados por el hombre para su aprovechamiento. Este espacio, elegido por los visitantes del Museo de la Ciencia como su rincón favorito, ha sido renovado recientemente con la incorporación de nuevos paneles, módulos y aplicaciones interactivas. (enlace a la noticia de la web)

Aguas transfronterizas

Otro de los asuntos abordados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) es la gestión de las aguas transfronterizas, un tema que fue resaltado el 22 de marzo de 2009 bajo el lema ‘Compartiendo aguas, compartiendo oportunidades’.

La competencia entre los usuarios del agua cada vez es mayor, a medida que empeora la calidad del agua y disminuye su cantidad. Esa lucha es más intensa en las cuencas de los ríos que atraviesan fronteras políticas, como por ejemplo el río Nilo, donde viven 160 millones de personas distribuidas en 10 países.

No obstante, este tipo de conflictos normalmente se solucionan por la vía diplomática. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, desde el año 85 de nuestra era se han redactado más de 3.600 tratados relacionados con recursos hídricos internacionales.

Calidad del agua

En el año 2010 se celebró el Día Mundial del Agua bajo el lema ‘Agua limpia para un mundo sano’. Antes de citar los fenómenos que más preocupan y que intervienen en el proceso de contaminación del agua, es preciso señalar que su calidad, ya sea agua superficial o subterránea, depende tanto de factores naturales como de la acción humana.

Hoy, el problema principal relacionado con la calidad es la eutrofización. Por otro lado, la causa principal en el mundo de la degradación que afecta a este preciado recurso natural son los contaminantes, sustancias químicas o de otra naturaleza que se concentran en cantidades superiores a las condiciones naturales, como los metales pesados.

El deterioro de la calidad del agua afecta al planeta de forma global e incide directamente sobre la cantidad de agua disponible para consumo, baño, la industria o la agricultura. Este problema adquiere más importancia si se tienen en cuenta  determinados fenómenos actuales, como el aumento de la población, la expansión de la actividad industrial y agrícola y el cambio climático. Por eso, la buena gestión y el tratamiento adecuado de los residuos humanos, industriales y agrícolas se convierten en acciones de suma importancia.

Derecho al agua

El agua potable limpia y el saneamiento son esenciales para la realización de todos los derechos humanos. La Asamblea General de la ONU reconoció el derecho humano al agua y al saneamiento el 28 de julio de 2010. Aun así, el agua sucia y un saneamiento deficiente son la segunda mayor causa de muerte infantil en el mundo y las mujeres africanas y asiáticas deben caminar de media una distancia de 6 kilómetros para recoger agua.

Financiación del agua

A pesar de los enormes beneficios económicos y sociales que se conseguirían gracias a las mejoras en saneamiento y agua potable, actualmente estos asuntos reciben una prioridad relativamente baja en muchos países, si se compara con otros sectores de más calado social –educación y salud-.

Género y agua

La recogida de agua forma parte de las desigualdades de género. En África, el 90% de esta tarea es realizada por mujeres. En Malavi, la mujer emplea aproximadamente cinco veces más tiempo que el hombre en esta labor. Asimismo, esta diferencia también se produce en edades tempranas; el porcentaje de niñas en el mundo que se encargan de esta tarea es mayor que el de los niños.

De ahí que, en la declaración del Decenio Internacional para la Acción “El Agua, Fuente de Vida 2005-2015” se hace un llamamiento a la participación e implicación de la mujer en las iniciativas de desarrollo en materia de agua. Lo ideal sería que la desigualdad de género relacionada con el agua se extinguiera y que hombres y mujeres estuvieran implicados en la gestión de los recursos hídricos. Desgraciadamente, la realidad por el momento continúa reforzando este tipo de desigualdad.

La ‘Sala del Agua’

Imagen 9Con el objetivo de que cada vez más personas tomen conciencia de lo importante e imprescindible que es el agua para nuestro planeta y nuestra supervivencia, el Museo de la Ciencia posee  de forma permanente un espacio de 400 metros cuadrados dedicados exclusivamente a este recurso natural.

En la denominada ‘Sala del Agua’ se muestra a los visitantes el curso natural del agua y su ciclo integral, así como su distribución y los principios físicos y sistemas tecnológicos utilizados por el hombre para su aprovechamiento. Este espacio, elegido por los visitantes del Museo de la Ciencia como su rincón favorito, ha sido renovado recientemente con la incorporación de nuevos paneles, módulos y aplicaciones interactivas.

Artículo relacionado: El agua, fuente de vida para nuestro planeta (I)

Fuentes:

Organización de las Naciones Unidas
Página web oficial del Día Mundial del Agua
Objetivos de Desarrollo del Milenio (Informe 2011)

Comentarios cerrados.
Este sitio web usa cookies. Si continúas navegando o pulsas Aceptar, entenderemos que estás de acuerdo con ella. Puedes visitar nuestra Política de Cookies aquí.