Inicio > ¿Qué estamos tramando? > Relato ganador categoría infantil/juvenil (Nazaret Cachón Fernández)

Relato ganador categoría infantil/juvenil (Nazaret Cachón Fernández)

Viernes, 23 de Marzo de 2012

Un científico podríamos describirlo como una persona que se dedica a investigar para descubrir y mejorar lo que conocemos. En los tiempos que corren estaría bien investigar cómo salir de la crisis, pero ya que eso se ve relativamente lejos, aprenden a convivir con ella.

En los últimos años han aprendido a ahorrar, ya que la vida no está barata. En lugar de utilizar vasos de precipitados, matraces o probetas de cristal; compraron vasos de plástico de diferentes tamaños en los chinos, si se rompen son más fáciles de reponer. Han vendido los termómetros y las básculas para sacar un dinerillo extra y ahora miden el peso y la temperatura a ojo, como hacían nuestras abuelas, que tan malo no sería, si seguimos aquí. Cambiaron los mecheros de Bunsen, que consumían demasiado; por los mecheros de propaganda de los bares, que empezaron a mendigar por cada bar de su ciudad. Al subir el precio de la luz, decidieron trabajar utilizando la electricidad producida por una bicicleta a pedales. Han adelgazado mucho los científicos últimamente. Hacer pruebas con aleaciones en oro o en plata, ¡ya ni pensarlo! Como mucho cobre y estaño. Ya no les quedan tuberías en sus casas para reciclarlas. Ahora ya no tienen un ordenador para cada uno con programas específicos, sino que compraron uno central y esta petado de programas a tal nivel que no les entra ni el Paint a mayores. ¿Y esto de laboratorios enormes llenos de aparatos electrónicos modernos y súper caros? Nada, alquilan un viejo garaje a lo más puro estilo grupo adolescente en sus comienzos artísticos. Han llegado al punto de que por ahorrar en el sistema periódico de elementos, hayan pasado a tener solo una letra con un número para cada elemento para ahorrar letras.

En resumen, poseen trucos muy buenos para ahorrar pero no tan buenos para el futuro de la ciencia. A este paso en vez de hacer tesis o estudios sobre planetas, enfermedades, reacciones químicas, o temas que interesen a una sociedad o una sanidad humana, solo sabrán hablar de cómo ahorrar para salir adelante, que me parece que con todo lo demostrado anteriormente queda más que claro que; ser científico en tiempo de crisis, no es nada fácil.

Comentarios cerrados.
Este sitio web usa cookies. Si continúas navegando o pulsas Aceptar, entenderemos que estás de acuerdo con ella. Puedes visitar nuestra Política de Cookies aquí.