Inicio > General > Memorias del Alzheimer

Memorias del Alzheimer

Viernes, 25 de Noviembre de 2011

_MG_4028La Fundación Reina Sofía y la Fundación Pasqual Maragall acordaron  establecer conjuntamente el año 2011 como el Año Internacional para la Investigación en Alzheimer y Enfermedades Neurodegenerativas: Alzheimer Internacional 2011, con el objetivo de concienciar a la sociedad sobre la importancia de fomentar la investigación científica en el ámbito de esta y otras enfermedades neurodegenerativas.

Alzheimer Internacional 2011 es también una plataforma para la generación de ideas y el intercambio de experiencias entre expertos y científicos, por lo que desde el Museo de la Ciencia de Valladolid también hemos querido colaborar.

“¿Te acuerdas de cuando decíamos “te acuerdas” y nos acordábamos?”. Así inició José Antonio Gil Verona la mesa redonda ‘No te olvides del Alzheimer’ celebrada la tarde del miércoles 23 de noviembre en el Auditorio del Museo.

El neurólogo Julio Fermoso y la psicóloga y directora del Centro de Referencia Estatal de atención a personas con enfermedad de Alzheimer y otras demencias (CRE) en Salamanca, Maribel González Ingelmo, fueron los dos ponentes encargados de poner el tono científico al coloquio.

“Es necesario efectuar diagnósticos precoces para coger la enfermedad a tiempo”, dictaminó Fermoso, y añadió que la mayoría de los diagnósticos se hacen con unos diez años de retraso por la inexistencia de un instrumento de terapia adecuado. Asimismo, el neurólogo apuntó positivamente hacia el futuro y los avances en la investigación de nuevos fármacos, pese a que todavía no se haya encontrado el “antídoto” que devuelva la memoria a quienes la han perdido.

Por su parte, el director del documental ‘Cuidadores’, Óskar Tejedor, y la Presidenta de AFACAYLE, Milagros Carvajal, mostraron la otra cara de la moneda al hacer hincapié en los tratamientos no farmacológicos. “El cariño, la dulzura y la paciencia son los ingredientes que más ayudan a los enfermos de Alzheimer”, apuntó Carvajal.

La emotividad cerró la jornada de la mano de los interventores de la mesa y de algún que otro miembro del público al compartir con el resto de los asistentes un recuerdo que jamás se borrará de sus memorias.

Por si algún día eso ocurriese, siempre estará abierto para devolvérselo el Banco de Recuerdos que se ha creado para conmemorar este año. Se trata de un  espacio virtual donde gente anónima, personas conocidas y  por otras que están viviendo la primera fase de esta enfermedad neurodegenerativa, pueden donar sus recuerdos. También está la opción de apadrinar los que ya estén subidos para que el dinero sea destinado íntegramente a la investigación de la enfermedad de Alzheimer.

Se dice que en una de cada cuatro familias hay una persona que padece esta enfermedad, ¿No es una idea genial guardar los recuerdos que nuestro cerebro puede que un día no pueda retener en un banco?

Comentarios cerrados.
Este sitio web usa cookies. Si continúas navegando o pulsas Aceptar, entenderemos que estás de acuerdo con ella. Puedes visitar nuestra Política de Cookies aquí.