Archivo

Archivo para Junio, 2018

Junio, mes de tormentas

Viernes, 29 de Junio de 2018 Comments off

El tramo final del mes de junio se está caracterizando por la abundancia de tormentas. Aunque peligrosas, las tormentas ofrecen maravillosos espectáculos en los que la luz y el sonido constituyen los elementos principales.

Muchas personas disfrutan escuchando truenos y observando rayos y relámpagos. Pero, ¿cuáles son las diferencias entre estos tres elementos?

Rayo y relámpago

El rayo es una gran descarga eléctrica natural de electricidad estática, con diferencias de potencial que pueden llegar a los mil millones de voltios con respecto al suelo. Se suelen producir entre partículas positivas del suelo y negativas de las nubes denominadas cumulonimbos. Todo esto está acompañado por luz, generada por el paso de la corriente eléctrica. A diferencia del rayo, el relámpago baja de forma ramificada y nunca toca tierra, aunque, como el rayo, se forma en la línea recta más corta que une dos zonas con diferencia máxima de voltaje.

Trueno

El trueno es el sonido que se escucha durante una tormenta eléctrica y es producido por la onda de choque generada al expandirse el aire rápidamente en función de las altas temperaturas que se alcanzan.

Se puede calcular la distancia a la que se encuentra una tormenta midiendo el tiempo que transcurre entre el fenómeno rayo o relámpago y el sonido del trueno. Cada 3 segundos calcularemos un kilómetro.

 

Te dejamos un enlace a un vídeo realizado por Fernando Cabrerizo de las tormentas caídas en Valladolid la noche del 28 al 29 de junio: https://vimeo.com/277568134

Categories: Ciencia fresquita, fresquita Tags:

Qué observar en el cielo durante el mes de junio

Lunes, 4 de Junio de 2018 Comments off

Poco a poco va pasando el tiempo, y ya estamos casi a la mitad del año… Pero al fin parece que llegarán las temperaturas más cálidas, noches más cortas, y el tan deseado, al fin, comienzo del verano, que comenzará el 21 de junio a las 12h 07m hora oficial peninsular y terminará el 23 de septiembre con el comienzo del otoño.

Constelación del Dragón/ Wikipedia

Bien, hemos repasado constelaciones, mitología y algunos de los objetos celestes más destacados y sencillos del cielo. Vamos con algunas aclaraciones para terminar la primavera. Os decíamos el mes anterior, que al hablar de galaxias en primavera, entrábamos ya en temas de ordenación y estructura del Universo. Puede resultar algo complejo de comprender así de primeras, pero no lo es.

El Universo se ordena siempre de lo sencillo a lo complejo: desde las estructura más sencilla de las partículas subatómicas, pasando por las células de nuestro organismo, las rocas de una montaña, las nebulosas estelares hasta los conjuntos de galaxias. Aplicando esto a nuestro entorno estelar, podríamos resumir que las estrellas que se ven en el cielo desde cualquier parte del mundo, están dentro de nuestra galaxia, la Vía Láctea. A su vez nuestra galaxia, junto con la galaxia de Andrómeda (la más cercana a nosotros), y otras treinta galaxias más, forma lo que se denomina el Grupo Local, algo así como nuestro “vecindario galáctico”. Nuestro Grupo Local, junto con otros, forma el Supercúmulo de Galaxias de Virgo (llamado así por encontrarse, aparentemente, en la dirección de ésta constelación).

A su vez, el Supercúmulo de Galaxias de Virgo, tiene la forma de un disco plano con un diámetro aproximado de 200 millones de años-luz. Lo componen alrededor de cien cúmulos y grupos de galaxias. A su vez los supercúmulos se agruparían en hipercúmulos, filamentos galácticos o lo denominado “Grandes Muros”…. Pero esto es tema de otra historia.

Regresando a lo nuestro, lo que es la observación sencilla, podemos apreciar cómo en este mes, las constelaciones primaverales ya van declinando claramente hacia el oeste para dar paso por el este a las constelaciones estivales. Es muy recomendable echarle un ojo a una de las estrellas de la constelación del Dragón (ya sabéis, situada entre las constelaciones de Osa Mayor y Osa Menor). Se llama Kuma (ν Draconis, letra griega que se dice “ni”), y es una preciosa estrella doble, visible con prismáticos, cuyas componentes son dos estrellas blancas. O también podéis buscar μ Cephei (Mu Cephei), en la constelación de Cefeo, llamada la “estrella granate”, por su intensísimo color rojizo.

Os recordamos que durante este mes tendremos la posibilidad de observar tres planetas en el cielo: Venus, brillante la primera parte de la noche hacia el oeste en Géminis, Júpiter, muy brillante en Libra, y Saturno, mucho más discreto en brillo en Capricornio, y que estará en oposición el día 27, pudiéndose observar mejor su sistema de anillos.

Y recordad, si tenéis cualquier tipo de duda o pregunta sobre observación, objetos o telescopios, no dudéis en escribirnos al planetario@museocienciavalladolid.es, o bien os esperamos en las sesiones del Planetario.

Planetario.

Categories: Uncategorized Tags:
Este sitio web usa cookies. Si continúas navegando o pulsas Aceptar, entenderemos que estás de acuerdo con ella. Puedes visitar nuestra Política de Cookies aquí.