Archivo

Archivo para marzo, 2016

Qué observar en el cielo durante el mes de marzo

Viernes, 4 de marzo de 2016 Comments off

El mes de febrero ha terminado, dando paso a marzo y su próxima primavera. Un, por cierto, emocionante mes de marzo…

Las constelaciones que durante los meses de invierno hemos podido observar en el cielo, siguen visibles, marcando este final de estación y dando paso, poco a poco, a las constelaciones primaverales que nos irán determinando qué observar. Todavía Orión y sus canes nos muestran el desafiante brillo de estrellas como Sirio, Betelgeuse, Rigel o Procyon.

Primavera

Primavera

Una vez que llegue la noche, podemos comenzar un repaso por los objetos asequibles antes mencionados: la roja Betelgeuse y la azul Rigel, la brillante Sirio, la anaranjada Aldebarán, los conjuntos de las Pléyades o las Hyades, las cabezas de los Gemelos, o la Gran Nebulosa de Orión (M42). Otros objetos como el cúmulo abierto M35, a los pies de Cástor, también puede ser  objetos asequibles.

Os recordamos que el día 20 a las 04:30 hora local, comienza la primavera de forma oficial, que durará 92 días y 18 horas, hasta que el 20 de Junio comience el verano. Por cierto, muy importante, en la madrugada del 26 al 27, tendremos el famoso cambio de hora para adaptarnos al horario de verano y aprovechar mejor las horas de luz, con el consiguiente ahorro energético: a las 02:00 serán las 03:00. Por este motivo, el día 27 de marzo tendrá oficialmente 23 horas.

Júpiter y Marte serán los planetas destacados del mes, mostrando Júpiter a su brillo en Leo. Y ¡apunta! El día 8, tendrá lugar la oposición de Júpiter, un fenómeno que se produce cada 400 días. La cercanía a Júpiter nos permitirá ver sus lunas y tormentas. Es el momento idóneo para observar detalladamente la atmósfera tormentosa del gigante gaseoso y su Gran Mancha Roja. Por otra parte, cerca de las 3:00 de la mañana, el planeta Saturno hace su aparición por el este, entre las constelaciones de Scorpio y Ophiuco.

Por su parte, Marte comienza a hacer de las suyas. Es visible en la segunda mitad de la noche como un objeto rojizo que irá creciendo en brillo, ya que en mayo tendremos oposición del planeta, con lo que se verá más brillante (y algo más grande) y con su característico color más intenso.

Para aquellos observadores con cierta práctica, o para aquéllos que sean osados, este mes es una buena fecha para celebrar el llamado ‘Maratón Messier’. Ésta es una actividad de observación que dura toda la noche y en las que se intentan localizar los 110 objetos catalogados por el astrónomo del siglo XVIII, Charles Messier. Se consideran como la ‘piedra angular’ de los astrónomos, la base para introducirnos en los catálogos más complicados. Se requiere telescopio para poder observar todos, pero con prismáticos también podremos observar un buen número. La fecha se sitúa en la Luna nueva cercana al equinoccio de primavera, lo que este mes será el día 9.

Y recordad, si tenéis cualquier tipo de duda o pregunta sobre observación, objetos o telescopios, no dudéis en escribirnos al planetario@museocienciavalladolid.es, o bien esperarnos en las sesiones del

Planetario 

Charla ‘Los enigmas de la máquina Enigma’

Viernes, 4 de marzo de 2016 Comments off
Alfonso Población durante la charla 'Los enigmas de la máquina Enigma'

Alfonso Población durante la charla ‘Los enigmas de la máquina Enigma’

Alfonso J. Población Sáez, profesor titular del Departamento de Matemática Aplicada de la Universidad de Valladolid’, fue el encargado de impartir la charla ‘Los  enigmas de la máquina Enigma’, tercera conferencia del ciclo ‘Érase una vez… la informática’.

La comodidad y versatilidad de las operaciones digitales que el ciudadano actual efectúa continuamente a través del móvil, internet, tabletas, etc. conlleva un enorme flujo e intercambio de datos. Su protección frente al mal uso de los mismos por parte de terceras personas ha llevado a matemáticos e informáticos a desarrollar sistemas de encriptado para garantizar la seguridad. La disciplina que los estudia se denomina criptografía, y su papel a lo largo de la Historia, sobre todo en la transmisión de mensajes en tiempos de conflictos entre países, ha sido determinante.

Uno de los más sofisticados procedimientos fue el de la máquina Enigma, diseñado por el inventor alemán Arthur Scherbius en 1918. Este instrumento, similar en forma y peso a una máquina de escribir, constaba de una serie de ingeniosos componentes que, combinados, permitían un formidable y complejo cifrado de mensajes. Su perfeccionamiento durante la II Guerra Mundial desembocó en que fuera prácticamente imposible su descifrado, el cual pudo desvelarse finalmente gracias a la genialidad y el tesón de un excepcional grupo de científicos.

Durante esta charla, Alfonso Población explicó el funcionamiento de esta máquina, la complejidad de su descifrado y cómo éste pudo llevarse a cabo, acortando significativamente el curso de la guerra y el número de víctimas.

Un interesante encuentro del que os dejamos el audio listo para escuchar.

 

Este sitio web usa cookies. Si continúas navegando o pulsas Aceptar, entenderemos que estás de acuerdo con ella. Puedes visitar nuestra Política de Cookies aquí.