Archivo

Archivo para Lunes, 25 de Agosto de 2014

Dos proyectos paralelos

Lunes, 25 de Agosto de 2014 Comments off

Desde sus inicios, el Museo de la Ciencia de Valladolid y el Gran Colisionador de Hadrones (LHC) han compartido una vida paralela.

Humor gráfico El clavo. Tira cómica publicada en el Día de Valladolid.

Humor gráfico El clavo. Tira cómica publicada en el Día de Valladolid.

El 29 abril de 2003 abría sus puertas el Museo de la Ciencia de Valladolid, el primer museo de ciencia generalista de Castilla y León, cuyo objetivo inicial era convertirse en un espacio para la cultura científica abierto a los ciudadanos y visitantes de la ciudad de Valladolid, de Castilla y León, de España y el mundo.

Este mismo año, se empezaba a realizar la reforma de El Gran Colisionador de Hadrones, GCH (en inglés Large Hadron ColliderLHC) y sus detectores, cuya utilidad  era “ver” un amplio rango de partículas y fenómenos producidos en las colisiones en el LHC. Ubicado cerca de Ginebra, en la frontera  franco-suiza, se podría explicar el LHC como el mayor acelerador y colisionador de  partículas del mundo, localizado en la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN, sigla que corresponde a su antiguo nombre en francés: Conseil Européen pour la Recherche Nucléaire).

Desde entonces y con el transcurrir del tiempo, ambos proyectos han evolucionado  paralelamente… Cada uno, a su modo.

En septiembre de 2008, terminaba la obra de ingeniería en el CERN,  disparando con éxito los primeros protones en el circuito del túnel por etapas. Esta reforma  se diseñó con el objetivo de responder a diferentes cuestiones: ¿cómo las partículas adquieren masa?, ¿por qué la naturaleza prefiere materia a la antimateria? o ¿cómo la materia evolucionó en los primeros instantes del universo?

Cartel de la exposición "El CERN a través de los ojos de Peter Ginter: la visión de un poeta"

Cartel de la exposición "El CERN a través de los ojos de Peter Ginter: la visión de un poeta"

Al tanto de la importancia de los avances realizados en el CERN, el 8 de junio de 2010, el Museo de la Ciencia inauguraba una exposición fotográfica dedicada a la construcción del Gran Colisionador de Hadrones, con el nombre de El CERN a través de los ojos de Peter Ginter: La visión de un poeta. Una espectacular muestra con la que el fotógrafo alemán Peter Ginter pretendía reflejar la construcción del LHC desde su visión particular y artística.

Haciendo un pequeño paréntesis y echando la vista atrás,  allá por 1960, los físicos François Englert y Peter Higgs formularon la proposición de la ruptura de la simetría en la teoría electrodébil, explicando el origen de la masa de las partículas elementales en general, y de los bosones W y Z en particular.

Éste es el llamado mecanismo de Higgs, el cual predijo la existencia de una nueva partícula, el bosón de Higgs, cuyo descubrimiento, tras una larga búsqueda, tuvo lugar por parte del CERN  en julio de 2012. Un hecho cuyo éxito radicó en la gran cantidad de datos proporcionada por el LHC y a los experimentos ATLAS y CMS.

Por esta última publicación, que reafirma los postulados de Higgs y Englert, el premio Nobel de Física fue otorgado en 2013 a François Englert y Peter Higgs. Año en el que el Museo de la Ciencia de Valladolid celebraba su 10º aniversario, una importante efeméride para la que se preparó una nutrida programación de actividades. Entre las mismas,  no podía faltar la  conferencia “Todo sobre el Bosón de Higgs”. Una charla a cargo de Mariano Santander Navarro, quien expuso de manera breve y amena en qué consistía este descubrimiento.

En la actualidad el LHC está en una larga parada para todo el complejo de aceleradores. Ésta está diseñada para realizar las reparaciones y mejoras del LHC que duplicará su energía y abrirá una nueva ventana para el descubrimiento potencial, permitiendo nuevos estudios sobre el bosón de Higgs y abordar potencialmente misterios sin resolver, como la materia oscura.

El reinicio por completo del LHC está previsto para la primavera de 2015, siendo entonces cuando volverá a activarse el programa de experimentación física, con el objetivo de funcionar a 13 TeV.

En el Museo de la Ciencia de Valladolid seguiremos de cerca esta nueva e importante etapa, con el objetivo de transmitiros los nuevos avances en este terreno.  Porque nuestro objetivo principal es la divulgación de la Ciencia y la Tecnología entre el público general.

Víctor Blanco Guerra

Estudiante en prácticas del Grado de Ciencias Ambientales

Categories: General Tags:
Este sitio web usa cookies. Si continúas navegando o pulsas Aceptar, entenderemos que estás de acuerdo con ella. Puedes visitar nuestra Política de Cookies aquí.