Archivo

Archivo para Julio, 2014

El huerto en casa (I)

Jueves, 31 de Julio de 2014 Comments off

¡Nuestra escuela de verano ya ha terminado! Con motivo de la misma relacionada con los huertos urbanos escribiremos dos entradas relacionadas con la temática. En esta primera daremos unas pinceladas explicativas y unas pautas para la iniciación en este campo.

Una definición simplificada de huerto urbano sería algo así como “la agricultura integrada al medio urbano”, que incluye la producción de vegetales y actividades tanto de reutilización como de reciclaje.

Es una práctica muy saludable en todos los sentidos en la que se plantean las siguientes metas:

• Contribuir a la sustentabilidad de las urbes y la economía familiar
• Crear un espacio verde y decorativo en los patios, terrazas y azoteas de la ciudad
• Consumir alimentos cultivados en nuestro huerto que nos ayudarán a completar nuestra dieta con las vitaminas y minerales necesarios
• Mejorar el medio ambiente incrementando los espacios verdes
• Ampliar conocimientos en el campo de la horticultura

Para llevar a cabo esta actividad se requieren inicialmente semilleros, en los cuales germinarán las plántulas que posteriormente serán trasplantadas. Éstos han de ser recipientes pequeños, tipo envase de yogur, los cuales tendrán q estar perforados por la parte inferior para facilitar su drenaje. Una vez las plantas alcancen un tamaño aceptable, se transplantaran a la tierra.

Un elemento básico para desarrollar la horticultura son las mesas de cultivo que son maceteros de tamaños variables y elevados sobre el suelo, una característica que mejora la maniobrabilidad y facilita el trabajo. Hay distintos tipos de mesas de cultivo, tanto comerciales como de construcción casera, elaborados con materiales diversos e imaginación.

Mesas de cultivo elaboradas en las Escuela de Verano 2014

Mesas de cultivo elaboradas en las Escuela de Verano 2014

Algunos ejemplos de materiales utilizados para la construcción de mesas caseras de cultivo pueden ser: viejas estanterías que podemos poner en posición horizontal, neumáticos usados, latas de conservas, ruedas antiguas de carro, pallets, cajas de fruta, bañeras y todo aquéllo que tenga una profundidad superior a los 15-20 cm y seáis capaces de imaginar.

Y como cada cosa tiene su lugar, el de las mesas de cultivo son los patios, terrazas y azoteas de vuestras casas, ya que ahí tendrán la luz del sol y el oxígeno necesario para realizar sus procesos fotosintéticos y vegetativos.

Semilleros de rabanito en alveolo

Semilleros de rabanito en alveolo

Para que el huerto empiece a funcionar hay que controlar varios factores, uno de los principales es el riego. Hay muchas maneras de llevarlo a cabo, pero quizás una de las más cómodas y eficaz es el riego por goteo. Para saber cuando hay que regar simplemente hay que fijarse en la humedad del sustrato.

Otro factor es el citado sustrato que, en nuestro caso, consistirá una mezcla de fibra de coco y humus de lombriz, ambos comercializados. Para conservar el sustrato en buenas condiciones nos tenemos que asegurar de que no este apelmazado, es decir, que este mullido y que tenga humedad.

Plantón de col en envase reutilizado

Plantón de col en envase reutilizado

Si os ha interesado esta entrada, no os perdáis la próxima. En ella hablaremos del calendario de siembra, tanto en temporada de primavera-verano como de otoño-invierno, así como de algunos trucos para controlar posibles infecciones y/o plagas de agentes no deseados en nuestro huerto.

Victor Blanco Guerra

Estudiante en prácticas del Grado de Ciencias Ambientales

Charla “Astronomía: la utilidad de lo inútil”

Viernes, 25 de Julio de 2014 Comments off
John Beckman durante la charla "Astronomía: la utilidad de lo inútil"

John Beckman durante la charla "Astronomía: la utilidad de lo inútil"

El Museo de la Ciencia de Valladolid acoge acogió el jueves 10 de julio la charla “Astronomía: la utilidad de lo inútil”. Una conferencia impartida por John Beckman, profesor de investigación del CSIC en el Instituto de Astrofísica de Canarias.

Beckman confiesa que, a menudo, al dar charlas de divulgación de temas astronómicos y de astrofísica en colegios y en sociedades de aficionados, durante el turno de preguntas se plantea alguna cuestión sobre la utilidad de la astronomía. Su respuesta habitual ha venido siendo que “la astronomía profesional es una búsqueda de la naturaleza del universo, que pretende ofrecer preguntas sobre cómo funcionan las estrellas, las galaxias, y todo el universo, simplemente para satisfacer la curiosidad innata del ser humano”. Sin embargo, con el paso del tiempo, el ponente se ha dado cuenta de que esta respuesta no hace justicia a la verdadera utilidad de la astronomía.

Por ello, durante la charla, el astrofísico ilustra mediante ejemplos, algunos de su propia vida profesional, cómo la investigación en astronomía y astrofísica ha tenido impactos de gran utilidad para la sociedad en general. Una premisa que, según el ponente, la astronomía comparte con la ciencia pura: “no sabemos qué aplicaciones pueden surgir, pero siempre surgen algunas, y a menudo son importantes, aunque sea después de un tiempo largo”.

A continuación os dejamos el podcast del encuentro.

Qué ver en el cielo el mes de julio

Martes, 15 de Julio de 2014 Comments off

En este comienzo del verano todavía podemos recordar algunas de las constelaciones de primavera que podrían servirnos de referencia para localizar algunas de verano. Es el caso de El Boyero (recordad cómo se encontraba). Su estrella principal, Arturo, sigue siendo de las más brillantes del cielo, por lo que situarla es fácil.

Más a su izquierda tenemos una especie de mariposa que, junto algunas estrellas más forma la constelación de Hércules, el “Hombre Arrodillado”, el gran héroe. De los doce trabajos que realizó, algunos, según la leyenda, están en el cielo como constelaciones para ser recordados. Ya vimos las constelaciones de Leo, Cáncer o el Dragón.

En la parte alta del cielo tenemos un viejo conocido, es el Triángulo de Verano, formado por las estrellas más brillantes de tres constelaciones: Vega (de la Lyra), Altair (del Águila) y Deneb (del Cisne). Cisne es al animal en que se convirtió Zeus para seducir a Leda, y Águila sería una de las aves estínfalas contra las que luchó Hércules, mientras que Lyra (Lira) representaría el instrumento de Orfeo, con el que componía una música que agradaba a los dioses.

La Vía Láctea que atraviesa el triángulo es uno de los objetos más bellos e impresionantes del verano, especialmente cuando observamos lejos de zonas con luz y en noches sin Luna.

Siguiendo la Vía Láctea hacia el horizonte sur, nos encontramos en ella un abultamiento. Es el centro de nuestra galaxia. Muy cerca podemos observar con prismáticos, gran cantidad de conjuntos de estrellas, llamados cúmulos globulares, unos con más estrellas que otros. A la derecha del centro galáctico se sitúa la constelación del Escorpión (Scorpio), que representa un escorpión con la cola preparada para atacar. Su forma es una de las más sencillas. Destaca su estrella principal, Antares, una estrella de tipo súpergigante de color rojo, que se puede apreciar muy fácilmente a simple vista.

A la izquierda tenemos la constelación de Sagitario, que representa una figura un tanto complicada, un centauro con arco y flecha. Teniendo en cuenta que, al menos desde aquí, éste queda bastante bajo con respecto al horizonte, con lo que se reduce el brillo de las estrellas, y que la mayor parte de las estrellas que componen la constelación son poco brillantes, el reconocer la figura completa en el cielo es una tarea un tanto complicada. Por ello se ha creado una figura sencilla con las estrellas brillantes de la constelación: una tetera, la “tetera de Sagitario”.

Dentro de los objetos fáciles para la observación, tenemos la cabeza del Cisne, la estrella Albireo. Se sitúa dentro de la franja de la Vía Láctea, hacia el centro del llamado “Triángulo de Verano”. Esta estrella es en realidad una estrella doble, aunque no sabemos con certeza si están gravitacionalmente unidas. Si es así, tardarían en dar una vuelta una en torno a la otra al menos 75.000 años. Con pequeños instrumentos es fácil separarlas y observar la diferencia de brillo entre las dos, así como su color, amarillo-anaranjado para la más brillante, azulado para la compañera. Es realmente una pareja inolvidable.

Hacia la derecha del Triángulo de Verano, y antes de tropezarnos con el Boyero, tenemos la constelación de Hércules, el héroe. Ya os comentábamos que en cielo se puede ver la parte más brillante como una mariposa. Hacia la parte de arriba, en el borde de la derecha, se puede observar con prismáticos un objeto con forma esférica y brillante. Es un cúmulo globular llamado M13. Con pequeños telescopios podemos observar que está compuesto por una enorme cantidad de estrellas. Los cúmulos globulares son objetos muy viejos casi tan viejos como nuestra galaxia, y se encuentran situados en una región llamada halo, que rodea el centro de la galaxia. Así que si dirigimos el telescopio hacia esa zona y alrededores (recordad que el centro se sitúa entre las constelaciones de Escorpio y Sagitario), podremos encontrar unos cuantos.

Y recordad, si tenéis cualquier tipo de duda o pregunta sobre observación, objetos o telescopios, no dudéis en escribirnos al planetario@museocienciavalladollid.es, o bien os esperamos en las sesiones del Planetario.

Planetario

Este sitio web usa cookies. Si continúas navegando o pulsas Aceptar, entenderemos que estás de acuerdo con ella. Puedes visitar nuestra Política de Cookies aquí.