Archivo

Archivo para Octubre, 2013

Comienzan los talleres “Doctor ADN”

Viernes, 25 de Octubre de 2013 2 comentarios

El nuevo curso escolar se ha puesto en marcha; y con éste la oferta educativa 2013/2014 del Museo de la Ciencia de Valladolid. Las actividades que se ofrecen son variadas y están destinadas a todos los niveles educativos, desde Educación Primaria a Bachillerato y Ciclos Formativos. En esta entrada queremos destacar uno de los talleres incluidos en la misma, el denominado “Doctor ADN”.

Estudiantes en uno de los talleres realizados en el laboratorio del Museo de la Ciencia

Estudiantes en uno de los talleres realizados en el laboratorio del Museo de la Ciencia

No cabe duda de la relevancia que la biotecnología está adquiriendo en la sociedad actual. Sus principios y técnicas se aplican en campos tan diversos como la alimentación, la criminología, el medio ambiente o la medicina, siendo este último en el que se basa la actividad que vamos a describir en las siguientes líneas.

Durante aproximadamente una hora y media, los participantes, alumnos de 3º y 4º de ESO, Bachillerato y Ciclos Formativos, se sumergen en la investigación biomédica e intentan detectar en varias muestras de ADN, previamente amplificadas por PCR (polymerase chain reaction), una mutación directamente relacionada con la enfermedad del síndrome de Alzheimer. La técnica utilizada es la electroforesis en gel de agarosa, que permite mediante un patrón de bandas dilucidar si la mutación está o no presente en el ADN analizado. Los alumnos llevan a cabo el protocolo necesario para completar la electroforesis: elaboración de los geles, carga del ADN en los pocillos, electroforesis propiamente dicha, tinción, lavado e interpretación.  De forma paralela, se realiza una práctica de extracción de ADN a partir de un tejido animal, puesto que el primer paso que hay que dar para poder trabajar con material genético, es proceder a su aislamiento.

Ambas prácticas están dirigidas por personal especializado, que en todo momento indica cómo y cuándo se deben realizar los diferentes pasos del protocolo. Las  prácticas se solapan entre sí y el alumno debe estar muy atento a las explicaciones para poder concluir con éxito las dos prácticas al final del taller. Esta circunstancia le da, si cabe, un toque un poco más científico a la actividad, lo que provoca que el alumno deje de ser estudiante durante hora y media, para convertirse en profesional de la biotecnología.

Este taller se realiza en el laboratorio del Museo de la Ciencia, en un entorno científico y con material específico, algo con lo que muchos estudiantes aun no están familiarizados. Pretendemos de este modo introducir a los alumnos participantes en las técnicas de bioingeniería, recordar conceptos de bioquímica y genética, así como despertar algunas vocaciones científicas e investigadoras en los jóvenes que nos visitan

Charla “Descubriendo al Leonardo español, Jerónimo de Ayanz”

Viernes, 18 de Octubre de 2013 Comments off

El Museo de la Ciencia organizó el martes 15 de octubre la charla “Descubriendo al Leonardo español, Jerónimo de Ayanz”. Segunda de las charlas del ciclo “Martes de otoño con Ciencia”, que corrió a cargo del ingeniero e historiador, Nicolás García Tapia.

El ingeniero e historiador, Nicolás García Tapia, durante su conferencia

El ingeniero e historiador, Nicolás García Tapia, durante su conferencia

Jerónimo de Ayanz y Beaumont, de origen navarro y de noble estirpe, fue uno de los caballeros de mayor valor y fortaleza de España, cuyas hazañas fueran admiradas en su época, siendo entonces considerado como el “Hércules español”. Al mismo tiempo, fue un hombre de una gran sensibilidad artística, al sobresalir en la composición musical, en el canto y en la pintura. Pero fue en la ciencia y sobre todo en la tecnología donde patentó y realizó numerosas invenciones, algunas tan asombrosas para la época como una máquina de vapor, equipos de buceo e incluso un precedente del submarino.

Murió en el año 1613, con lo que este año se cumpliría el cuarto aniversario de su muerte. Una efeméride que, según el conferenciante Nicolás García Tapia, en otras circunstancias, hubiera sido motivo de grandes celebraciones. Pero el hecho de que desde su fallecimiento se quisiera borrar su recuerdo hizo que este científico fuese olvidado… Hasta que hace unas pocas décadas, un trabajo de investigación sacó a la luz la vida y la obra de este prolífico hombre del renacimiento. Por ello, esta conferencia ha servido para descubrir a aquél que, “con justicia hubiera merecido la fama de Leonardo da Vinci, al que superó en muchos aspectos”.

Proyecto de la Asociación de Salvamento y Rescate de Castilla y León

En esta misma línea, la Asociación de Salvamento y Rescate de Castilla y León ha puesto en marcha un proyecto cuyo objetivo es la divulgación de la figura de Jerónimo de Ayanz en Valladolid, ya que en 1602 y a petición de Felipe III, el inventor realizó con éxito una prueba de sus equipos de buceo en el río Pisuerga.

Así, el proyecto consiste en reconstruir algunos de los equipos ideados por el inventor (un equipo de respirar alimentado por un fuelle, una escafandra y un traje de buceo), la creación de una página web específica (www.proyectoayanz.es) y la organización de conferencias.

A continucación, os dejamos el podcast de la charla, para que todos podáis conocer mejor a Jerónimo de Ayanz.

Charla de Abel Calle: “La exploración de Marte: entre la decepción y la expectación”

Viernes, 11 de Octubre de 2013 Comments off

El martes 8 de octubre, comenzó en el auditorio del Museo, el ciclo de charlas “Martes de otoño con Ciencia”, una iniciativa que contará con la participación de expertos en diferentes materias.

Abel Calle en el Auditorio del Museo durante su conferencia

Abel Calle en el Auditorio del Museo durante su conferencia

Así, el profesor de Física Aplicada de la Universidad de Valladolid y responsable del Grupo de investigación “Espacio”, Abel Calle fue el encargado de abrir el ciclo con su conferencia “La exploración de Marte: entre la decepción y la expectación”. Una interesante charla de la que disfrutaron alrededor de 150 personas.

Durante la ponencia, Abel Calle explicó cómo Marte jugó un papel esencial en la comprensión del Sistema Solar desde que fuera difundido el modelo de Copérnico; además de alentar las mayores esperanzas de existencia de vida extraterrestre, por su cercanía a nuestro planeta. Pero todas estas expectativas fueron demolidas con la visita de las sondas Viking en los años 70 y la constatación de un mundo de desolación.

Sin embargo y a pesar de ello, Calle explicó, durante la charla, cómo Marte es hoy el escenario de referencia para el envío de misiones de exploración de su superficie con el fin de encontrar vestigios de agua, vida y lo que quede de su pasado, con el fin de ayudarnos a comprender lo que podría ser la evolución de nuestro planeta en un futuro.

A continuación, para todos aquéllos que no pudistéis acudir, os dejamos el podcast de la charla.

ExoMars, RLS y Cámara de Simulación de Ambiente Marciano

Miércoles, 9 de Octubre de 2013 Comments off

Los humanos somos exploradores natos, desde las primeras civilizaciones nómadas hasta los últimos astronautas en la Estación Espacial Internacional, hemos querido ver más allá, conocer, descubrir. Está en nuestra naturaleza inquieta y curiosa.

El avance de la ciencia y la tecnología nos ha permitido crearnos compañeros de exploración que puedan llegar donde la fragilidad del ser humano actual perecería. Grandes misiones robóticas han visitado mundos cercanos, bien sobrevolándolos o posándose sobre sus superficies.

Vivimos un gran momento en la exploración robótica del Sistema Solar. Las grandes agencias espaciales, la americana NASA, la europea ESA, la rusa Roscosmos o la japonesa JAXA planifican y ejecutan, a pesar de la presente situación económica global, misiones robóticas para investigar asteroides, cometas, satélites o planetas.

Marte es un gran protagonista de estas expediciones robotizadas. Marte ha despertado la imaginación popular desde hace décadas, gracias a la industria del cine; pero también la de los científicos, que ven en él la posibilidad de encontrar respuestas a preguntas tan trascendentales como: “¿De dónde venimos?”, “¿es la vida un hecho fortuito o es la consecuencia indiscutible a la evolución del Universo?” o la inquietante “¿somos marcianos?”.

Desde las Viking de los años 70 hasta las modernas Spirit, Opportunity y Curiosity, hemos aprendido que el pasado de Marte fue más húmedo y hospitalario que en la actualidad, que por su superficie fluyeron ríos que inundaban cráteres de impacto. Hemos encontrado evidencias geoquímicas que nos guían por la senda del agua marciana y vamos detrás de nichos de habitabilidad y sí, de la misma vida.

Desgraciadamente, la superficie marciana es hoy día yerma y estéril. La radiación electromagnética y de partículas que recibe del espacio exterior impide que la vida, tal como la conocemos, pueda sobrevivir. Pero, debajo del primer metro y medio de suelo marciano, aproximadamente, encontramos un ambiente más favorable si no ya para encontrar signos de vida presente, para detectar compuestos químicos que nos indiquen que la vida existió en una era anterior.

La Agencia Espacial Europea (ESA), en colaboración con la Agencia Espacial Rusa (Roscosmos), se ha marcado como objetivo descubrir si esta subsuperficie marciana contiene esos rastros de vida, presente o pasada, que nos ayuden a comprender y a comprendernos un poco más. En 2018 se lanzará el rover ExoMars que, mediante un taladro y un set de instrumentos científicos, analizará muestras de la dimensión hasta ahora inexplorada de Marte, la profundidad.

Entre los instrumentos que el rover ExoMars empleará para estos análisis geoquímicos se encuentra uno de dirección (por parte del Dr. Fernando Rull) y desarrollo (gran parte) españoles. Se trata del Raman Laser Spectrometer (RLS), un espectrómetro Raman que analizará la composición química de las muestras marianas en polvo que el Sample Preparation and Distribution System (SPDS) le presente.

Cámara de Simulación de Ambiente Marciano

Cámara de Simulación de Ambiente Marciano

En la Unidad Asociada UVa-CSIC-CAB, situada en el Parque Tecnológico de Boecillo, el equipo científico del instrumento desarrollamos la ciencia e ingeniería de apoyo a la misma para tanto prepararnos para lo que podemos encontrar en Marte y saber cómo interpretarlo, así como para afinar el desarrollo del instrumento de vuelo de forma que el retorno científico del mismo sea máximo.

Entre los prototipos de ciencia que se están desarrollando para este propósito, se encuentra una Cámara de Simulación de Ambiente Marciano que estoy desarrollando como parte de mi tesis doctoral. En ella pretendemos recrear las condiciones ambientales (presión, temperatura y composición de gases) que tendremos en el interior del laboratorio analítico del rover ExoMars en el momento del análisis real de muestras por parte de RLS. Con ello, preveremos los resultados científicos de estos análisis en condiciones cercanas a las reales y diseñaremos el protocolo de operación y las condiciones experimentales que nos garantizarán buenos espectros Raman que analizar aquí en Tierra en busca de signos de vida pasada o presente y composiciones químicas de los materiales que componen la subsuperficie de Marte.

Alejandro Catalá

Investigador de la Unidad Asociada UVa-CSIC,
a través del Centro de Astrobiología (CAB-INTA)

Categories: Uncategorized Tags:

Qué ver en el cielo el mes de octubre

Miércoles, 2 de Octubre de 2013 Comments off

¡Ya llegó el otoño, tan deseado! Y las lluvias…. ¡Qué se le va a hacer! Mucha paciencia….

Oficialmente el otoño comenzó el pasado 22 de septiembre a las 22:44 hora local española, y terminará el 21 de diciembre, por lo que durará 89 días y 20 horas.

Durante esta estación, nos encontramos con el mismo problema que podemos tener en primavera: las lluvias. Los cielos suelen tener tendencia a estar cubiertos y las precipitaciones (por otro lado muy necesarias) suelen “aguarnos” la fiesta, y nunca mejor dicho. La noche que no está nublada tiene mucha humedad ambiental, lo que dificulta la observación; o bien tenemos la presencia de la Luna que también nos impide disfrutar de la noche.

Pero seamos positivos, supongamos que no hay Luna y que tenemos un cielo despejado. Vamos a observar.

Constelaciones de otoño

Constelaciones de otoño

El inconveniente de la observación en otoño, al menos para las constelaciones pertenecientes a esta estación (ya sabéis, las situadas hacia esa “ventana” al sur), es que tenemos que buscar una zona especialmente oscura, ya que las estrellas que se pueden localizar son débiles. Nos referimos a constelaciones como Capricornio, Acuario, el Caballito, el Microscopio o el Pez Austral. En esta última sí que hay que decir que su estrella principal, Fomalhaut, es bastante brillante, y puede observarse, algo baja con respecto al horizonte, pero con un brillo destacable, hacia el Este a primeras horas de la noche, y según pasa el tiempo, hacia el Sur. También se conoce a esta estrella como “la estrella solitaria” ya que destaca con su brillo entre el conjunto de estrellas poco brillantes de alrededor.

Constelación ballena

Constelación ballena

Dentro de las constelaciones que se pueden ver en otoño, aunque no se las considere propiamente de la estación, están el conjunto que componen la leyenda de Perseo. Son las constelaciones de Casiopea, Cefeo, Andrómeda, Perseo, Pegaso y Ballena. Son relativamente fáciles de identificar en el cielo porque, primero, son constelaciones más brillantes que las anteriormente enumeradas, y, segundo, sus formas son sencillas. Casiopea es una constelación en forma de letra “W”, así que no tiene pérdida. Además es una constelación circumpolar, es decir, desde nuestra posición se puede ver durante todo el año a cualquier hora de la noche. Cefeo está algo más arriba y tiene forma de una casa dibujada por un niño. Pegaso es, básicamente, un gran cuadrado en el cielo. Andrómeda se estira en forma de “V” tumbada y ligeramente curvada desde una de las estrellas de Pegaso y hacia su izquierda. Perseo está por debajo de Casiopea y cerca de Andrómeda. Y Ballena es algo más complicada, pero por eso os adjuntamos esta imagen simulada del cielo.

Como este grupo de constelaciones ocupa un área del cielo muy considerable, podremos observar un gran número de objetos celestes. Solamente comentaremos algunos, pero para comenzar son suficientes.

Una de los más sencillos de localizar está en la constelación de Andrómeda. Hacia la mitad de la misma y ligeramente por encima de ella, podemos ver, si estamos en zona oscura, un elemento borroso en el cielo, pequeño y poco brillante, aunque localizable a simple vista. Es la galaxia de Andrómeda, la galaxia más cercana a la nuestra y la única visible a simple vista desde esta parte del mundo. Es el objeto más lejano visible a simple vista (unos tres millones de años-luz).

En la constelación de Cefeo destaca mu Cephei, una de las estrellas más rojas del cielo. Es visible con prismáticos. Es de tipo hipergigante con un diámetro estimado de 1.420 veces el diámetro solar. Si diésemos la vuelta en torno a la estrella a la velocidad de la luz, tardaríamos ¡más de seis horas!

Dentro de la constelación de Pegaso (el caballo alado), destacamos el objeto M15, un cúmulo globular, es decir, una aglomeración de estrellas en forma de esfera. Contiene una de las cuatro nebulosas planetarias (expulsión del gas de una estrella en las fases de su muerte) conocidas en un cúmulo globular. Se sitúa a unos 33.600 años-luz, y se calcula que se dirige a la Tierra a una velocidad de 383.760 km/h. No os preocupéis, no hay riesgo de colisión…

Y para terminar con las constelaciones, en Perseo tenemos uno de los objetos más fáciles del cielo, conocido como “el doble cúmulo de Perseo”. Son dos cúmulos abiertos, visibles a simple vista en zonas oscuras. Se denominan, como curiosidad, NGC 869 y NGC 884.

En cuanto a otros objetos visibles, volvemos a tener en el cielo a uno de los cuatro objetos más brillantes, y a unas horas más o menos adecuadas. Se trata del planeta Júpiter, el cuarto objeto más brillante del cielo (recordad: Sol, Luna, Venus y Júpiter). Es un punto brillante, ligeramente amarillento en la constelación de Tauro. Se puede ver ya bien a partir de la una de la madrugada, pero tranquilos, va a ir ganando altura con el paso de los días y le veremos cada vez más temprano. Si podéis contar con unos prismáticos decentes y un lugar donde mantenerlos firmes (o pequeños telescopios), podréis observar los cuatro satélites principales, descubiertos por Galileo en 1609 y llamados “satélites galileanos”. Si realizamos observaciones constantes y tomamos nota de sus posiciones, podremos comprobar cómo giran en torno al planeta. La observación con telescopios más grandes nos da la posibilidad de vislumbrar algunas de sus famosas bandas de nubes. También Marte se puede observar más hacia el horizonte, en la constelación de Leo, pero hasta casi las cinco de la mañana no es visible.

Por otra parte, todavía podemos ver a muy primera hora, a Saturno y Venus, mirando en dirección suroeste. El primero se oculta muy rápidamente, por lo que debemos darnos prisa, pero a partir del día 10 ya deja de ser observable al situarse aparentemente cerca del Sol. Por otra parte Venus, aunque muy bajo sobre el horizonte, sigue siendo visible durante este mes, a primeras horas de la noche. Está empezando a frenar su movimiento aparente para, el mes que viene, realizar una retrogradación, es decir un aparente retroceso en su movimiento en el cielo. Muy interesante.

También en octubre tendremos el 21 el máximo de la lluvia de estrellas de las Oriónidas, bastante interesantes, aunque conviene, si pensáis salir a observar, ir convenientemente abrigados…

Ejemplo de imagen de Marte y comenta C/2012 S1 ISON

Ejemplo de imagen de Marte y comenta C/2012 S1 ISON

Y sin embargo, el objeto más interesante para la observación desde ahora, y durante los próximos meses, es… ¡un cometa! Sí amigos, el famoso cometa que esperamos sea espectacular, el que algunos llaman “el cometa del siglo”: C/2012 S1 ISON[1] . Ya se le puede observar, aunque ahora mismo tiene un brillo muy bajo, y con telescopios grandes es difícil de observar. Se puede localizar al amanecer, en la constelación de Leo, cerca del planeta Marte, algo por encima de él según miramos al cielo, pero con el paso de los días, se irán aproximando aparentemente en el cielo, hasta que el día 18 de este mes, ambos estén muy cercanos en el firmamento. Aunque el cometa habrá aumentado su brillo, todavía será poco brillante, pero en fotografía, se puede conseguir una imagen fantástica. Pero, será el mes que viene cuando, en teoría, alcance su máximo brillo, o eso esperamos, en torno al 28 de noviembre.

Y recordad, si tenéis cualquier tipo de duda o pregunta sobre observación, objetos o telescopios, no dudéis en escribirnos al planetario@museocienciavalladolid.es, o bien os esperamos en las sesiones del Planetario.

Planetario

Este sitio web usa cookies. Si continúas navegando o pulsas Aceptar, entenderemos que estás de acuerdo con ella. Puedes visitar nuestra Política de Cookies aquí.