Archivo

Archivo para Agosto, 2013

¿Qué quieres saber de la sabana? (IV)

Jueves, 29 de Agosto de 2013 Comments off

Animales de la sabana y el cine

África es un continente increíble y fascinante, los paisajes son ideales y los animales que hay en ellos han servido para alimentar la imaginación de los creadores de ficción durante años, pero… ¿quién no se ha preguntado alguna vez si la fauna que sale en las películas es real o ficticia?, y si es real ¿será domesticada o salvaje?

En este caso hablamos de fauna africana en general, tanto de depredadores como de los animales más mansos que salen en los filmes ambientados en este continente, secuencias que siempre llaman la atención y no sólo por esas visiones de la sabana más real, sino porque en ellas aparecen animales espectaculares que no se ven a diario. Escenas de manadas de ñus, grupos de jirafas y de elefantes, o de leones acechando, son las más llamativas.

Respondiendo a la duda, generalmente se usan animales reales para rodajes ambientados en estos parajes, pero éstos suelen estar troquelados o improntados, y no solamente en películas, también en documentales.

Los animales troquelados (que no es lo mismo que domesticados) son aquéllos que han creado un vínculo de pertenencia a una especie, en este caso el ser humano. En cambio, un individuo domesticado es aquél cuya crianza se desarrolla en compañía de personas y presenta una adaptación gradual.

El tiempo para la creación del vínculo en animales improntados puede variar bastante, por ejemplo, las aves presentan un periodo muy corto que en general, suele ser entre diez y veinte horas desde que salen del cascarón. Sin embargo, en mamíferos puede variar desde un par de semanas hasta dos meses aproximadamente.

En cualquier especie hay dos tipos de impronta: la sexual y la filial. La primera se entiende como la conducta adquirida durante el aprendizaje sexual (por ejemplo, un macho de ave que madura dentro de una población de una especie diferente, tendrá preferencias por las hembras de la otra especie, en vez de la suya). En cambio, la impronta filial es la conducta aprendida desde el nacimiento con modelos parentales (por ejemplo un pollito recién salido del cascarón, si ve a una persona desde el primer momento, la tomará como progenitor y la seguirá). Por lo que si se quiere que un animal troquelado pueda criar con individuos de su propia especie, habría que trabajar con ambas.

Fotograma de la película Hatari

Fotograma de la película Hatari

Volviendo al tema del cine, para realizar escenas con animales de especies en estado de libertad es necesario que se proceda a troquelarlos, para evitar desgraciados accidentes (para el ser humano), porque animales cazadores, de hábitats nocturnos, de costumbres huidizas… como los grandes felinos (leones, leopardos, etc.) o grandes mamíferos (los elefantes, rinocerontes, jirafas, etc)… pueden dar sorpresas en los rodajes. Para evitar todo ello e incrementar la seguridad de los actores y del equipo técnico, se suele administrar un tranquilizante al animal (esta sustancia sirve para evitar cualquier tipo de estrés o daño al individuo).

Fotograma de la película Hatari

Fotograma de la película Hatari

Es el ejemplo de la película de “Hatari!” de 1962 (100% recomendable), donde todas las escenas fueron confeccionadas con animales reales. Además, como dato curioso, los actores nunca usaron dobles, es decir, el gran John Wayne actuó incluso aproximándose a rinocerontes (como se puede ver en las siguientes imágenes).

Pero los tiempos han cambiado y el cine ha evolucionado. Actualmente si se precisa de escenas más específicas, donde se requiera que el animal tenga un determinado comportamiento, se procede a digitalizarlo.

Fotograma de la película Hatari

Fotograma de la película Hatari

Usar animales digitales o ficticios se debe principalmente al presupuesto, éste es menor porque no es necesario un equipo técnico que incluya cuidadores, personal de seguridad, etc., y se pueden realizar las escenas en un menor espacio o en el interior de los estudios. Además, ahora se puede contar con los medios y técnicas necesarios, apenas notándose la diferencia con los animales reales. Es el ejemplo de la película “La Vida de Pi” de 2012, en la que todos los animales de la escena de la barca (tigre, cebra, hiena y orangutana) han sido diseñados por ordenador.

También se pueden usar animales domesticados, hay empresas que lo facilitan alquilando individuos de diferentes especies como cebras, leones, guepardos… pero para secuencias muy específicas por lo que se usan menos.

Hay que decir como resumen, que en las películas hay un poco de todo. A medida que pasa el tiempo, va aumentando el uso de escenas con animales ficticios debido a la optimización de las técnicas digitales; al deseo del director de la película y de los actores; y al presupuesto destinado para el proyecto. Sin embargo, siempre quedarán aquellas escenas increíbles sin ningún tipo de manipulación, donde la naturaleza fue, es y será la actriz más real que una película pueda tener.

Os recordamos que si tenéis alguna duda, acerca de la sabana y de la exposición “Señores de la Sabana y otros animales salvajes”, podéis mandarnos vuestras preguntas a través de facebook, tuenti y twitter. Más información en nuestra web.

Elena de la Fuente Villamañán

Licenciada en Ciencias Ambientales,
que realiza sus prácticas en el Museo de la Ciencia

¿Qué quieres saber de la sabana? (III)

Jueves, 22 de Agosto de 2013 Comments off

¿Cuál es el origen de la sabana y dónde la podemos encontrar?

Mapa de localización de las sabanas

Mapa de localización de las sabanas

Lo que conocemos como sabanas son biomas situados en latitudes intertropicales, que alcanzan también zonas templadas cálidas o subtropicales del hemisferio sur de nuestro planeta. En estos predomina la vegetación herbácea de gramíneas, sin embargo, su superficie se encuentra salpicada de algunos arbustos y árboles de hoja caduca. Componen grandes llanuras de transición entre bosque y estepa, donde existe una estación muy lluviosa y calurosa, y al menos otra extremadamente seca y templada. Es entre estas dos estaciones donde observamos el gran cambio que sucede en el paisaje: de tonos verdes brillantes en la estación húmeda, a tonos amarillentos con aspecto desolado en la estación seca.

Pero, ¿cuál es su origen?

La sabana puede originarse debido a diferentes factores como son el clima, el suelo o el fuego. Asimismo, existen diferentes tipos de sabana en función a la temperatura, precipitación o el tipo de flora y fauna. Cuando los animales herbívoros son muy abundantes pueden reducir la vegetación hasta el punto de eliminar la cubierta herbácea; entonces, la vegetación leñosa se incrementa, dando como resultado un terreno arbolado.

Las sabanas que vienen determinadas por sus suelos son las que podemos encontrar en Centroamérica y Sudamérica. Algunas de ellas, como los Cerrados de Brasil, están caracterizadas por los niveles de lateritas que se forman cuando los silicatos del suelo son atacados y posteriormente lixiviados, quedando en la superficie un residuo de óxido de hierro, manganeso y aluminio. Durante la época de sequía se produce la transformación de estos niveles en costras duras, espesas y con aspecto de caparazón, a lo que comúnmente se le denomina laterización. Estos cerrados brasileños son sabanas leñosas abiertas y con gran variedad de especies.

Si nos vamos un poquito más al norte, encontramos la sabana de los Llanos de Venezuela y Colombia, un terreno muy árido y sin apenas agua en la época de sequía. Sin embargo, son inundadas por el río Orionoco en la época de lluvias, quedando el agua estancada e inhibiendo el crecimiento de muchos árboles, debido a una capa impermeable presente en el subsuelo.

Continuamos la visita por las sabanas, ahora nos pararemos en una gran isla situada entre el Océano Pacífico y el Índico, se trata de Australia. Dos tercios de su territorio son llanuras semidesérticas originadas por los secos vientos que soplan tierra adentro y donde la vegetación ha tenido que adaptarse desde tiempos inmemorables a este clima árido. Además de éstas, otras de las sabanas que aparecen por razones climáticas son las del oeste y suroeste de África.

Y ya, para terminar la visita, y sin salirnos de este continente, llegamos a la mitad este de África. En estas regiones, la pluviosidad es más elevada y la vegetación de sabana se mantiene debido a los incendios periódicos. La combustión de la hierba seca al final de la estación de las lluvias quema la vegetación boscosa. Esto detiene la expansión de árboles y arbustos y estimula el crecimiento de las gramíneas. Además acelera la mineralización del suelo y favorece el crecimiento de plantas que se adaptan a estas condiciones.

Baobab / fuente: wikipedia.org

Baobab / fuente: wikipedia.org

Las sabanas presentes en esta zona son las más conocidas por todos nosotros. Quién no ha oído hablar alguna vez del Parque Nacional de Serengueti en Tanzania o el Parque Nacional Masai Mara en Kenia. Todos ellos destacados por sus espectaculares paisajes y la fauna que en ellos reside, sobre todo del grupo de los ungulados. La diversidad animal es bastante alta aunque, globalmente, es inferior a la de las áreas tropicales debido a que hay menos estratos de vegetación, lo que a su vez determina que haya menos ambientes que ocupar.

Más de un tercio del continente africano es sabana, en la que el bosque penetra, por medio de especies arbóreas de hoja caduca. Los árboles más frecuente son acacias y baobab. Las acacias tienen copas con forma de sombrilla para reducir la evaporación del agua del suelo y los baobab, en senegalés “árbol milenario”, almacenan agua en sus gruesos troncos.

Además, este tipo de sabana es la que encontraréis representada en nuestra exposición “Señores de la sabana y otros animales”, expuesta hasta el 16 de marzo de 2014 en la Sala de Exposiciones Temporales del Museo. Una buena forma de llevar la teoría… a la práctica. ¡Os esperamos!

Sara Martínez Acero

Estudiante en prácticas del Grado de Ciencias Ambientales

Descubre el “cielo de verano”

Martes, 20 de Agosto de 2013 Comments off

Aquí os presentamos unas fotografías del cielo de verano, de nuestro compañero del Planetario, Carlos Coello. Las imágenes originales, tomadas desde la zona de Olmedo,  van acompañadas de una simulación con el programa Stellarium para explicar las constelaciones que se pueden ver. Esperamos que os gusten y que podáis compararlas con el cielo real.

constelaciones de verano 1

constelaciones de verano 1

constelaciones de verano 1_ simulación

constelaciones de verano 1_ simulación

constelaciones de verano 2

constelaciones de verano 2

constelaciones de verano 2_simulación

constelaciones de verano 2_simulación

constelaciones de verano 3

constelaciones de verano 3

constelaciones de verano 3_simulación

constelaciones de verano 3_simulación

constelaciones de verano 4

constelaciones de verano 4

constelaciones de verano 4_simulación

constelaciones de verano 4_simulación

constelaciones de verano 5

constelaciones de verano 5

constelaciones de verano 5_simulación

constelaciones de verano 5_simulación

constelaciones de verano 6

constelaciones de verano 6

constelaciones de verano 6_simulación

constelaciones de verano 6_simulación

Qué ver en el cielo durante el mes de agosto

Martes, 13 de Agosto de 2013 Comments off

En este comienzo del verano todavía podemos recordar algunas de las constelaciones de primavera que podrían servirnos de referencia para localizar algunas de verano. Es el caso de El Boyero (recordad cómo se encontraba). Su estrella principal, Arturo, sigue siendo de las más brillantes del cielo, por lo que situarla es fácil.

Más a su izquierda tenemos una especie de mariposa que, junto algunas estrellas más forma la constelación de Hércules, el “Hombre Arrodillado”, el gran héroe. De los doce trabajos que realizó, algunos, según la leyenda, están en el cielo como constelaciones para ser recordados. Ya vimos las constelaciones de Leo, Cáncer o el Dragón.

En la parte alta del cielo tenemos un viejo conocido: es el Triángulo de Verano, formado por las estrellas más brillantes de tres constelaciones: Vega (de la Lyra), Altair (del Águila) y Deneb (del Cisne). Cisne es al animal en que se convirtió Zeus para seducir a Leda, y Águila sería una de las aves estínfalas contra las que luchó Hércules; mientras que Lyra (Lira) representaría el instrumento de Orfeo, con el que componía una música que agradaba a los dioses. La Vía Láctea que atraviesa el triángulo es uno de los objetos más bellos e impresionantes del verano, especialmente cuando la observamos lejos de zonas con luz y en noches sin Luna.

Siguiendo la Vía Láctea hacia el horizonte sur, nos encontramos en ella un abultamiento. Es el centro de nuestra galaxia. Muy cerca podemos observar con prismáticos, gran cantidad de conjuntos de estrellas, llamados cúmulos globulares, unos con más estrellas que otros. A la derecha del centro galáctico se sitúa la constelación del Escorpión (Scorpio), que representa un escorpión con la cola preparada para atacar. Su forma es una de las más sencillas. Destaca su estrella principal, Antares, una estrella de tipo súpergigante de color rojo, un color que se puede apreciar muy fácilmente a simple vista.

Representación del Triángulo de verano y gran parte del firmamento del hemisferio norte en agosto

Representación del Triángulo de verano y gran parte del firmamento del hemisferio norte en agosto

A la izquierda tenemos la constelación de Sagitario, que representa una figura un tanto complicada, un centauro con arco y flecha. Si tenemos en cuenta que, al menos desde aquí, queda bastante bajo con respecto al horizonte, con lo que se reduce el brillo de las estrellas, y que la mayor parte de las estrellas que componen la constelación son bastante poco brillantes, el reconocer la figura completa en el cielo es una tarea un tanto complicada. Por ello se ha creado una figura sencilla con las estrellas brillantes de la constelación: una tetera,  por lo que hablamos de la “tetera de Sagitario”.

Dentro de los objetos fáciles para la observación, tenemos la cabeza del Cisne, la estrella Albireo. Se sitúa dentro de la franja de la Vía Láctea, hacia el centro del llamado “Triángulo de Verano”. Esta estrella es en realidad una estrella doble, aunque no sabemos con certeza si están gravitacionalmente unidas. Si es así, tardarían en dar una vuelta una en torno a otra al menos 75.000 años. Con pequeños instrumentos es fácil separarlas y observar la diferencia de brillo entre las dos componentes, así como su color, amarillo-anaranjado para la más brillante, azulado para la compañera. Es realmente una pareja inolvidable.

Hacia la derecha del Triángulo de Verano, y antes de tropezarnos con el Boyero, tenemos la constelación de Hércules, el héroe. Ya os comentábamos que en cielo se puede ver la parte más brillante como una mariposa. Hacia la parte de arriba, en el borde de la derecha, se puede observar con prismáticos un objeto con forma esférica y brillante. Es un cúmulo globular llamado M13. Con pequeños telescopios podemos observar que está compuesto por una enorme cantidad de estrellas. Los cúmulos globulares son objetos muy viejos casi tan viejos como nuestra galaxia, y se encuentran situados en una región llamada halo, que rodea el centro de la galaxia. Así que si dirigimos el telescopio hacia esa zona y alrededores (recordad que el centro se sitúa entre las constelaciones de Escorpio y Sagitario), podremos encontrar unos cuantos.

Y recordad, si tenéis cualquier tipo de duda o pregunta sobre observación, objetos o telescopios, no dudéis en escribirnos al planetario@museocienciavalladollid.es, o bien os esperarnos en las sesiones del Planetario.

Planetario

Este sitio web usa cookies. Si continúas navegando o pulsas Aceptar, entenderemos que estás de acuerdo con ella. Puedes visitar nuestra Política de Cookies aquí.