Archivo

Archivo para Miércoles, 17 de Julio de 2013

¿Qué quieres saber de la sabana? (II)

Miércoles, 17 de Julio de 2013 1 comentario

Mitos de la sabana

Para continuar hablando de la sabana, en esta ocasión vamos a desmentir algunas de las ideas que de ella se tienen, y que se han extendido hasta el punto de convertirse en verdaderos mitos.

Gracias a Internet, disponemos de un medio al alcance de nuestra mano donde encontramos aquéllo que queremos saber. Sin embargo, no debemos hacer caso a todo lo que aparece en la red, dado que mucha de la información que se presenta es falsa y genera un conocimiento erróneo. Es por esto, que presentamos algunos de los “mitos” o creencias populares más extendidas por el mundo de Internet, relacionados con la sabana y algunos de los animales que la integran.

Imagen de la exposición "Señores de la sabana y otros animales salvajes" del Museo de la Ciencia

Imagen de la exposición "Señores de la sabana y otros animales salvajes" del Museo de la Ciencia

En primer lugar, si oímos hablar de sabana inmediatamente pensamos en aquel paisaje presente en África, escenario de numerosas películas y documentales. Pero, ¿sabías que no existe únicamente sabana en África? Este bioma no es exclusivo de una sola región en el mundo, puesto que encontramos paisajes sabanoides en Brasil, Venezuela, Colombia, la India y norte de Australia.

Adentrándonos en la sabana nos toparemos con animales como el elefante, característico por sus grandes “colmillos”. Es aquí, donde encontramos otro de los errores más extendidos, y es que los famosos colmillos de los elefantes reciben este acrónimo por su parecido con aquéllos, pero no son más que la prolongación de los segundos incisivos superiores y no de los caninos, como se viene creyendo tradicionalmente.

Y de un animal con colmillos pasamos a otro con cuernos: el rinoceronte. Si buscamos la composición de los cuernos del rinoceronte, encontraremos en muchas páginas que están formados por hueso. Esto es completamente falso. Los cuernos de los rinocerontes no son estructuras óseas, sino que están compuestos por numerosos pelos que se encuentran densamente comprimidos.

Si seguimos caminando por la sabana, nos encontraremos con un animal que nos hará levantar la vista. Se trata de la jirafa. En numerosas webs de curiosidades encontraremos una que nos llamará especialmente la atención: “la jirafa es el único mamífero que no tiene cuerdas vocales, por lo que es completamente muda”. Esta afirmación no es del todo cierta. Es verdad que nos encontramos ante el único mamífero que no posee cuerdas vocales, pero eso no le impide emitir sonidos. El que para nuestros oídos parezcan completamente mudas, se debe a que las jirafas emiten un sonido por medio de sus pulmones que no es audible para los seres humanos, lo que les permite comunicarse entre ellas por medio de infrasonidos.

Por último, para finalizar nuestro particular recorrido por la sabana, hablaremos de un mito acerca de los avestruces, y es que ¿quién no ha visto en alguna película a un avestruz enterrar la cabeza? Esta creencia generalizada es completamente falsa, pues los avestruces nunca llegan a enterrar la cabeza. Lo más que hacen es agacharla a ras del suelo con el fin de pasar desapercibidas o simular un arbusto.

En la exposición “Señores de la Sabana y otros animales salvajes”, que permanecerá en la sala temporal del Museo de la Ciencia hasta el mes de marzo de 2014, te mostramos algunos de los animales anteriormente citados. Además, podéis mandarnos todas vuestras dudas relacionadas con la sabana a través de nuestro facebook, tuenti y twitter. Más información en nuestra web.


Silvia Rivera Gonzalo

Licenciada en Biología

Este sitio web usa cookies. Si continúas navegando o pulsas Aceptar, entenderemos que estás de acuerdo con ella. Puedes visitar nuestra Política de Cookies aquí.