Archivo

Archivo para Martes, 19 de Febrero de 2013

Conferencia ‘Ciencia, técncia y exploración’ de los viajes polares

Martes, 19 de Febrero de 2013 Comments off

‘Ciencia, técnica y exploración’ en los viajes polares, del  físico, experto en historia de la Ciencia y profesor de la UVA, Mariano Esteban Piñeiro, fue la tercera de las ponencias del ciclo de charlas ‘Memoria Helada’. Una actividad del Museo de la Ciencia asociada a la exposición de nombre homónimo.

Conferencia 'Ciencia, técnica y exploración, de Mariano Esteban Piñeiro

Conferencia 'Ciencia, técnica y exploración, de Mariano Esteban Piñeiro

Desde los inicios del siglo XIX, las expediciones a las zonas polares terrestres fueron en su gran mayoría impulsadas -especialmente las desarrolladas en el Ártico- por intereses y finalidades geopolíticas; pero también en ellas se buscó conseguir objetivos científicos concretos, preferentemente geográficos y cartográficos. La existencia de equipos científicos de distintas ramas en muchas expediciones avala el carácter científico-técnico de las exploraciones polares, una exigencia además casi ineludible para conseguir financiación de instituciones públicas y de particulares.

Por otro lado, esas expediciones sólo pudieron tener posibilidades de éxito cuando dispusieron  de los necesarios recursos técnicos. A veces, la preparación de las expediciones desembocó en el descubrimiento de innovaciones técnicas que tuvieron en la propia expedición su banco de pruebas; pero la mayoría de ellas se beneficiaron de las nuevas tecnologías que fueron apareciendo desde mediados del siglo XIX, no sólo en el transporte o en las comunicaciones, sino en otros ámbitos, como la alimentación y su conservación, la medicina, la iluminación,  la recogida y almacenamiento de datos e información…

Para todos aquellos interesados aquí os dejamos el podcast de esta charla, celebrada el 5 de febrero, en la que Mariano Esteban Piñeiro explicó cómo todos estos recursos tecnológicos facilitaron el éxito de las expediciones, aunque en algunos casos no prestaron la utilidad que se pretendía; y en otros,  fueron los propios exploradores quienes, inicialmente, los rechazaron por estimar que generaban más inconvenientes que ventajas.

Ir a descargar

Este sitio web usa cookies. Si continúas navegando o pulsas Aceptar, entenderemos que estás de acuerdo con ella. Puedes visitar nuestra Política de Cookies aquí.