Archivo

Archivo para Diciembre, 2012

Científic@s del INTA por un día

Jueves, 13 de Diciembre de 2012 Comments off

Los alumnos de 5º de primaria del Alonso Berruguete recibieron ayer (12 de diciembre de 2012) su esperado premio de la 8ª Edición del Concurso Desafiando  la Ciencia: una apasionante  visita al INTA, Instituto nacional de Técnicas Aeroespaciales ubicado en Madrid.

Nada más llegar y tras escuchar muy atentos una presentación de las labores llevadas a cabo en la institución, los 20 alumnos asistentes pudieron ver de cerca algunos de los equipamientos de la misma: el laboratorio de compatibilidad electromagnética, el taller de vehículos aéreos no tripulados y el Centro de Experimentación de Vehículos .

Ya por la tarde y tras coger fuerzas, los pequeños tuvieron un encuentro con algunos de los científicos del Centro de Astrobiología, quienes respondieron a todas sus sorprendentes dudas, para posteriormente realizar una visita guiada por los laboratorios del edificio.

Una interesante excursión que seguro habrá despertado más de una vocación científica.

Gracias al INTA y a su personal por su recibimiento. ¡Hasta la próxima!

Visita de los ganadores del 8º Concurso 'Desafiando a la Ciencia'

Visita al INTA de los ganadores del 8º Concurso 'Desafiando a la Ciencia'

Mesa redonda ‘Dopaje por dentro’

Lunes, 10 de Diciembre de 2012 Comments off

El Auditorio del Museo acogió el 12 de noviembre, dentro de la Semana de la Ciencia,  la mesa redonda ‘Dopaje por dentro’.

Un encuentro, de entrada libre, moderado por Santiago Hidalgo Chacel,  de la Fundación UEMC, en el que participaron Alberto López Moreno, médico del Real Valladolid y miembro del Consejo Rector de la Agencia Española Antidopaje; Javier Mínguez, exciclista profesional y exdirector de equipos profesionales de ciclismo; Rafael Pardo, profesor de Química Analítica de la Universidad de Valladolid; y Alberto Pérez Tapia, Profesor de Psicología del deporte de la Universidad Europea Miguel de Cervantes.

A continuación, os dejamos el audio de  este coloquio sobre las diferentes perspectivas del dopaje.

Ir a descargar

Categories: Uncategorized Tags:

Islotes de El Palero, termómetro de diversidad

Miércoles, 5 de Diciembre de 2012 Comments off

Los islotes fluviales de “El Palero”, actualmente tres, se encuentran situados en las inmediaciones del Museo de la Ciencia. Aunque no son naturales, ya que su origen se debe a la construcción del canal de captación de una antigua fábrica de harinas, y a las obras realizadas en su entorno en épocas más recientes, constituyen un interesante espacio de diversidad para el río.

Actualmente, este pequeño archipiélago fluvial presenta un preocupante estado de degradación, ya que el mayor de los tres islotes se encuentra prácticamente desprovisto de vegetación arbórea y arbustiva. No obstante, el conjunto aún conserva atractivo para la fauna, principalmente para el grupo de las aves, y supone un excelente lugar donde medir, en cierto modo, la diversidad biológica de la ribera urbana del Pisuerga.

Jornadas de voluntariado en el Islote de El Palero

Jornadas de voluntariado en el Islote de El Palero

La cobertura vegetal de los islotes menores es aceptable, estando conformada por especies típicas de los sotos y riberas en estas latitudes: chopo del país, álamo negro, sauce, bardaguera, mimbrera púrpura, olmo y fresno, acompañados por especies del sotobosque húmedo como espino albar, zarzamora, rosal silvestre, saúco y plantas trepadoras, entre otras.

Esta circunstancia, junto a su carácter de islas, hace que el entorno sea utilizado por un número considerable de especies. En un estudio realizado por el Museo de la Ciencia se han detectado más de 70 especies de aves, que de una u otra forma utilizan los islotes en diferentes momentos del ciclo anual, bien de forma continuada, por temporadas más o menos largas, o de forma o esporádica. En este aspecto, además de las especies más comunes y de distribución más generalizada, podemos destacar la presencia invernal de martín pescador, cormorán grande, chocha perdiz, gavilán y garza real; o los pasos migratorios de abejaruco, buscarla pintoja y torcecuello. En el grupo de las sedentarias y estivales destaca la presencia de algunas especies nidificantes en la zona como pájaro moscón, autillo o carricero común.

Los islotes también son visitados por representantes de otros grupos zoológicos, destacando especialmente la nutria paleártica, mamífero mustélido de presencia invernal frecuente, que ocupa, además de en el entorno de los islotes, otros enclaves de la ribera. Este animal semiacuático es discreto y su observación directa se hace complicada, pero sus rastros y excrementos delatan su presencia en los lugares por los que transita. Asimismo, de vez en cuando se deja ver algún ejemplar de culebra de agua, reptil acuático que, lejos de representar un peligro, supone un indicador de las condiciones de calidad del hábitat. Podemos completar este somero repaso a la naturaleza de los islotes y, por extensión, de la ribera del Pisuerga en la capital, mencionando la presencia de un buen número de especies de insectos como las mariposas olmera, blanquita de la col o macaón, así como varias especies de murciélago como el enano, que es el más abundante y fácil de observar.

Un lugar, termómetro de diversidad, recuperado gracias a la labor de decenas de voluntarios que han ido participando en las Jornadas de Voluntariado organizadas por el Museo. A todos ellos, en su Día Internacional del Voluntariado y siempre ¡gracias!

Qué observar en el cielo durante el mes de diciembre

Martes, 4 de Diciembre de 2012 Comments off

Y llega más frío, y se acerca el invierno, emulando a la serie ‘Juego de Tronos’… Y con el invierno, las bajas temperaturas y las noches más largas; aunque sólo hasta el día 21, cuando empieza oficialmente el invierno, y los días comienzan a prolongarse. Y con todo ello… ¡más tiempo para observar!

Orión Figura

Orión Figura

Todos aquéllos que tengáis la oportunidad de salir a la montaña durante el puente de diciembre, o durante alguno de los fines de semana de este mes, aprovechad para echar un ojo al cielo, que desde esos lugares la observación es increíble. Veréis más estrellas que brillarán aún, y descubriréis objetos a simple vista que desde la ciudad son impensables. A primeros de mes podemos todavía observar las constelaciones del pasado mes (y es que no en vano, todavía es otoño), cada vez más altas en el cielo, y hacia la medianoche diciendo adiós hacia el oeste. Sin embargo, al estar tan altas, podemos divisar y reconocer sin problema las constelaciones otoñales, dándonos ya ciertas pistas para comenzar a reconocer las invernales. De éstas últimas, la reina indiscutible es, sin duda, Orión, el cazador gigante.

La forma más sencilla de reconocer la constelación de Orión comienza por tres estrellas, bastante brillantes, en línea recta, y muy cercanas en el cielo. Son conocidas como ‘las tres Marías’, porque siempre están juntas. Forman la parte central de la constelación, junto con otras cuatro estrellas en parejas:

Orión Estrellas

Orión Estrellas

dos casi en paralelo por encima de ellas, y otras dos por debajo. Es una figura fácilmente reconocible, primero por tener una forma sencilla, parecida a un  diábolo; y segundo, porque el brillo de sus estrellas es realmente llamativo. En la pareja que se encuentra por encima, hacia la mitad y algo hacia arriba, podemos ver tres estrellas poco brillantes y muy cercanas, que formarían la cabeza del gigante; las dos brillantes serían los hombros; las ‘tres Marías’ formarían el cinturón de su ropa; y las otras dos serían los pies. También es posible situar los brazos del gigante, pero, como están formados por estrellas sensiblemente menos brillantes, su localización puede ser algo más compleja -podéis recurrir a la imagen de referencia que acompaña-. Del cinturón descienden tres objetos no demasiado brillantes, complicados de ver desde la ciudad, aunque sencillos en cuanto nos quitamos algo de luz. Estos forman el llamado ‘puñal de Orión’ o ‘espada de Orión’.

Entre las estrellas de la constelación destacan dos especialmente: de la pareja superior, la que sería el hombro izquierdo, llamada Betelgeuse, que es la novena estrella más brillante del cielo, una supergigante roja cuyo color se identifica sin problema; y, de la pareja inferior, la que sería el pie derecho, llamada Rigel, una estrella supergigante blanco-azulada. Aunque aparentemente Rigel es más brillante que Betelgeuse, ésta última aparece situada como la más brillante de la constelación. Si sois aficionados a la fotografía, tomar imágenes de la constelación, que seguro que serán realmente espectaculares.

Algunos de los elementos que podemos ver en el cielo, y fáciles de localizar, son también los más gratificantes. Júpiter, cada vez más alto, es sin duda el que mejor se puede apreciar. Es visible toda la noche en la constelación de Tauro, y, además, el día 3 estará en oposición, con lo que se verá algo más brillante al llegarnos de pleno la luz del Sol reflejada en él. Por otro lado, el día 13 tendremos el máximo de la lluvia de estrellas de las Gemínidas, este año con condiciones favorables para la observación (si el tiempo lo permite), ya que tendremos Luna Nueva. Se calcula un máximo en zonas oscuras (THZ) de unos 80 meteoros/hora. Y el día 25, la Luna se situará cerca de Júpiter, ofreciendo otra espectacular imagen para fotografiar.

M 42

M 42

En cuanto a objetos de cielo profundo, podemos volver a localizar la galaxia de Andrómeda (M31) con prismáticos, que ya sabemos dónde está, y, después de acostumbrarnos a ella, dirigir nuestra mirada al centro del puñal de Orión. Allí podremos ver un objeto, a simple vista casi imperceptible, que parece una estrella muy poco brillante, y totalmente borrosa. Cuando usamos los prismáticos podremos ver un objeto en forma de abanico abierto, poco brillante. En zonas oscuras y con telescopios pequeños, podemos apreciar que abarca algo más, y con telescopios grandes, comprobaremos que todavía es más grande. Se trata de una nebulosa, un conjunto de gas conocido como la Nebulosa de Orión, o la Gran Nebulosa de Orión (ya que en la constelación hay algunas nebulosas más), cuyo nombre oficial es M42. Además, se trata de una fábrica de estrellas, uno de los lugares del Universo donde las estrellas ‘nacen’. En la próxima entrada os daremos más datos.

Confiemos en que el tiempo sea benévolo con los aficionados, y podamos disfrutar de este último mes del año observando el cielo. Que no os asuste el frío, en este caso es nuestro aliado y nos deja un cielo más espectacular. La sabiduría popular cuenta que ‘cuanto más  tiemblen las estrellas, mayor será la helada’ y no falla.

Consejos: si salís al campo, llevad siempre algo más de ropa de la que creáis que necesitaréis, una manta, un termo con bebida caliente (mejor chocolate o café, pero vale cualquier cosa), frutos secos y chocolate. De esta forma, disfrutaréis más de la observación. Y si estáis acompañados, mejor.

Y recordad, si tenéis cualquier tipo de duda o pregunta sobre observación, objetos o telescopios, no dudéis en escribirnos al planetario@museocienciavalladolid.es, o bien os esperamos en las sesiones del Planetario.

Planetario

Categories: Uncategorized Tags:
Este sitio web usa cookies. Si continúas navegando o pulsas Aceptar, entenderemos que estás de acuerdo con ella. Puedes visitar nuestra Política de Cookies aquí.