Archivo

Archivo para Julio, 2012

Invertebrados para conocer la calidad del agua

Viernes, 27 de Julio de 2012 Comments off

Hasta hace poco tiempo laTricoptero (1) calidad del agua de nuestros ríos se medía únicamente mediante parámetros físicos y, sobre todo, químicos, que no proporcionan información de la variación de las características de las masas de agua en el  tiempo, sino que únicamente nos aportan información de su estado en el momento en el que realizamos la medición. Para solucionar este problema, en la actualidad también se utilizan los índices biológicos, que son más representativos del estado de calidad de las aguas puesto que al utilizar organismos presentes en el medio pueden mostrarnos los cambios que se están produciendo en el ecosistema. Estos índices son sensibles a diferentes tipos de contaminación, ya que la variación poblacional de los organismos (dado que presentan límites de tolerancia variables), o su presencia o ausencia, nos permiten valorar el grado de contaminación alcanzado.
Se pueden utilizar como bioindicadores diferentes organismos según los objetivos planteados, pero destaca el uso de los macroinvertebrados acuáticos, en el que se incluyen moluscos, crustáceos y, principalmente, insectos en su fase larvaria.
Se usan con frecuencia en los estudios de calidad de las aguas puesto que su muestreo es fácil, apenas se mueven, su longitud es superior a 0.5 mm y, además, su periodo de vida es relativamente largo.
El estudio de estos organismos sirve para obtener índices bióticos, mediante la ordenación y ponderación de las Betidos (1) bajaespecies obtenidas en los muestreos. Dentro de estos, el más destacado es el IBMWP (Iberian Bio-monitoring Working Party). Dicho índice cuenta con una tabla para asignar las puntuaciones correspondientes a cada familia;de forma que los valores obtenidos se van sumando hasta obtener un valor final que permite determinar el estado ecológico de la masa de agua.
Esta introducción de los indicadores biológicos para evaluar la calidad de las aguas se debe a la necesidad de adaptación a las diferentes normas que impone la Unión Europea, como por ejemplo la Directiva Marco del Agua (DMA).

En la Casa del Río contamos con un acuario en el que se pueden observar algunos ejemplares de especies usadas habitualmente en la evaluación de la calidad de las aguas, no te lo pierdas porque seguro que te sorprende.

Imágenes: larvas de insectos, tricóptero arriba y bétidos abajo (Museo de la Ciencia de Valladolid).

Categories: Uncategorized Tags:

Qué ver en el cielo (16/07/2012 – 31/07/2012)

Lunes, 16 de Julio de 2012 Comments off

Es de suponer que durante la pasada quincena habéis hecho caso de lo que os contamos y que habéis practicado localizando en el cielo algunas de las constelaciones que os contábamos. Bien, pues entonces vamos a continuar un poco más…

Estrella albireo

Estrella albireo

Dentro de los objetos fáciles en esta época para la observación, tenemos la cabeza del Cisne, la estrella Albireo, cuerpo situado dentro de la franja de la Vía Láctea, hacia el centro del llamado “Triángulo de Verano”. Esta estrella es en realidad una estrella doble, aunque no sabemos con certeza si están gravitacionalmente unidas. Si es así, tardarían en dar la vuelta la una en torno a la otra al menos 75.000 años. Con pequeños instrumentos es fácil separarlas y observar la diferencia de brillo, así como su color: amarillo-anaranjado para la más brillante, y azulado para la compañera. Es realmente una pareja inolvidable.

Estrella de Hércules

Estrella de Hércules

Hacia la derecha del Triángulo de Verano, y antes de tropezarnos con el Boyero, tenemos la constelación de Hércules, el héroe. Ya os comentábamos que en cielo se puede ver la parte más brillante, como una mariposa. Hacia la parte de arriba, en el borde de la derecha, se puede observar con prismáticos un objeto con forma esférica y brillante. Es un cúmulo globular llamado M13. Con pequeños telescopios podemos observar que está compuesto por una enorme cantidad de estrellas. Los cúmulos globulares son objetos muy viejos, casi tan viejos como nuestra galaxia, y se encuentran situados en una región llamada halo, que rodea el centro de la galaxia. Así que si dirigimos el telescopio hacia esa zona y alrededores (recordad que el centro se sitúa entre las constelaciones de Escorpio y Sagitario), podremos encontrar unos cuantos.

Entre Hércules y Escorpio se sitúa una constelación controvertida, el Serpentario, también llamada Ofiuco (Ophiuco en latín). Está unida y relacionada con una constelación que encontramos en dos partes. Es la constelación de Serpiente (Serpens), que se divide en Serpens Caput (Cabeza de la Serpiente) y Serpens Cauda (Cola de la Serpiente). Ofiuco representa a Esculapio, médico de la antigüedad que, según la leyenda, tenía tales conocimientos de medicina que era capaz de resucitar a los muertos. Se le representa sosteniendo una serpiente, símbolo de la vida renovada. Esta serpiente es la misma que aparece en el símbolo de las farmacias. Decíamos que Ofiuco es controvertida porque sería una de las constelaciones del zodíaco, la número trece, ya que el Sol atraviesa esta constelación en su recorrido por el cielo (eclíptica). Podéis encontrar dentro de la constelación varios cúmulos globulares de diferentes grados de dificultad.

Por último, os recordamos que Saturno y Marte están cada vez más próximos en el cielo, dentro de la constelación de Virgo. ¡Preparad telescopios y cámaras de fotos! Y estad atentos a nuestra web, poruqe próximamente organizaremos una actividad que seguro os gustará.

Y recordad, si tenéis cualquier tipo de duda o pregunta sobre observación, objetos o telescopios, no dudéis en escribirnos al planetario@museocienciavalladollid.es, o bien os esperamos en las sesiones del Planetario del Museo de la Ciencia.

Triángulo de verano

Triángulo de verano

Planetario

Esa rapaz que sobrevuela Valladolid

Jueves, 12 de Julio de 2012 Comments off

1249

A más de uno le habrá sorprendido durante esta primavera y lo que llevamos de verano, el vuelo de un ave rapaz de mediano tamaño en los cielos de Valladolid. Sobrevuela principalmente el río Pisuerga y la zona norte de la ciudad (barrios de la Victoria y Rondilla), aunque es posible ver alguno también sobre el casco histórico. Se trata de ejemplares de milano negro, una rapaz estival de alrededor de 180 centímetros de envergadura, alas largas, cola ahorquillada y plumaje oscuro, que se encuentra nidificando en las riberas del Pisuerga muy cerca de la capital. Aunque de unos pocos años para acá su presencia se ha hecho más notoria en el entorno urbano, este hecho no constituye algo novedoso, ya que hace solamente unas décadas existía una colonia de nidificación en el entorno de los islotes de El Palero. Aunque siempre han existido zonas de cría próximas a Valladolid, por ejemplo en Cabezón de Pisuerga, en los últimos años se ha constatado la instalación de nuevas parejas en las proximidades de la ciudad (Arroyo de la Encomienda, camino del Obregón, inmediaciones del puente de la Hispanidad, etc). Su dieta es omnívora, pero con frecuencia se alimenta de carroña, restos de basuras o animales muertos o heridos -peces entre ellos- lo que explica sus vuelos de prospección a lo largo del río. Asimismo, acuden al vertedero a buscar restos orgánicos entre los residuos, y es en su periplo de regreso hacia las zonas de cría del Pisuerga cuando se les suele observar cruzando el extremo norte de Valladolid, generalmente en dirección oeste-este. Además de los rasgos anteriormente señalados, también se puede reconocer a esta rapaz migradora por su vuelo lento, planeado y boyante.
3285

Para los milanos negros se acerca el momento de partir hacia el sur, ya que es una especie estival, es decir que permanece en la península durante la primavera y parte del verano. En estas fechas suele reunirse en grupos numerosos por lo que no es descartable ver algunas decenas de ellos girando y ascendiendo en zonas favorables. Por nuestra parte, esperamos que pronto vuelvan a ocupar el entorno de El Palero.

Categories: General Tags:

Qué ver en el cielo esta quincena (01/07/2012 – 15/07/2012)

Jueves, 5 de Julio de 2012 Comments off

Y con el verano: el calor, ropa fresca, muchos líquidos, los niños sin clase, las vacaciones… Y ya que estamos de vacaciones, y aprovechando que por las noches hace menos calor, nos relajamos tomando algo tranquilamente. Y… ¿por qué no echar un vistazo al cielo?

En este comienzo del verano todavía podemos recordar algunas de las constelaciones de primavera que podrían servirnos de referencia para localizar algunas de verano. Es el caso de El Boyero (recordad cómo se encontraba). Su estrella principal, Arturo, sigue siendo de las más brillantes del cielo, por lo que situarla es fácil. Como ya os comentamos en la anterior publicación, a la altura de sus hombros, y a la izquierda, tenemos una constelación de cinco estrellas en forma de diadema, la Corona Boreal (llamada así porque hacia el sur y a duras penas visibles desde nuestra latitud, tenemos la Corona Austral). En el medio de la constelación destaca su estrella más brillante, Gemma, en referencia a la piedra preciosa. La leyenda nos habla de la princesa Ariadna, hija del rey Minos,  y el dios Dionisio. Ariadna había prometido no casarse con ningún humano después de ser abandonada por Teseo, por lo que Dionisio, que tenía forma mortal, para demostrar que era un dios, cogió la corona de Ariadna y la lanzó al cielo donde quedó como constelación.

Más a su izquierda tenemos una especie de mariposa que, junto algunas estrellas más, forma la constelación de Hércules, el “Hombre Arrodillado”, el gran héroe. De los doce trabajos que realizó, algunos, según la leyenda, están en el cielo como constelaciones para ser recordados.

Ya vimos las constelaciones de Leo, Cáncer o el Dragón. Pero en verano también tenemos otro en forma de triángulo. Es el conocido como Triángulo de Verano, formado por las estrellas más brillantes de tres constelaciones: Vega (de la Lyra), Altair (del Águila) y Deneb (del Cisne). Cisne y Águila sería las aves estínfalas contra las que luchó Hércules, mientras que Lyra (Lira) representaría el instrumento de Orfeo, con el que componía una música que agradaba a los dioses. El Triángulo de Verano se sitúa en una zona del cielo especialmente vistosa, como es la Vía Láctea, la parte de nuestra galaxia visible desde la Tierra. Es uno de los objetos más bellos e impresionantes del verano, especialmente cuando observamos lejos de zonas con luz y en noches sin Luna.

Siguiendo la Vía Láctea hacia el horizonte sur, nos encontramos en ella un abultamiento. Es el centro de nuestra galaxia. Muy cerca podemos observar con prismáticos, gran cantidad de conjuntos de estrellas, llamados cúmulos globulares, unos con más estrellas que otros. A la derecha del centro galáctico se sitúa la constelación del Escorpión (Scorpio), que representa un escorpión con la cola preparada para atacar. Su forma es sencilla. Destaca su estrella principal, Antares, una estrella de tipo súpergigante de color rojo, un color que se puede apreciar muy fácilmente a simple vista.

Observaciones solares en el Museo de la Ciencia

Observaciones solares en el Museo de la Ciencia

A la izquierda tenemos la constelación de Sagitario, que representa una figura un tanto complicada, un centauro con arco y flecha. Si tenemos en cuenta que, al menos desde aquí, queda bastante bajo con respecto al horizonte, con lo que se reduce el brillo de las estrellas, y que la mayor parte de las estrellas que componen la constelación son bastante poco brillantes, el reconocer la figura completa en el cielo es una tarea un tanto complicada. Por ello se ha creado una figura sencilla con las estrellas brillantes de la constelación: una tetera. Hecho por el que hablamos de la “tetera de Sagitario”.

En la próxima entrega hablaremos de algunos de los objetos sencillos que se pueden ver entre estas constelaciones. ¡No olvidéis que Saturno y Marte siguen acercándose!

Y recordad, si tenéis cualquier tipo de duda o pregunta sobre observación, objetos o telescopios, no dudéis en escribirnos al planetario@museocienciavalladollid.es, o bien os esperamos en nuestras sesiones. Puedes consultar la programación en nuestra web.

Planetario.

Recordando a Madame Curie…

Miércoles, 4 de Julio de 2012 Comments off

Hoy, 4 de julio de 2012, se cumplen 78 años de la muerte de Madame Curie, química y Física polaca, pionera en el campo de la radioactividad y primera persona en recibir dos premios Nobel.

El año pasado y con motivo del Año Internacional de la Química, el Museo de la Ciencia organizó el certamen ‘Madame Curie a escena’. Un concurso en el que diferentes niñ@s desfilaron por el Auditorio del Museo caracterizados como la prestigiosa científica. El premio: un viaje a París, con visita incluida al Instituto Madame Curie.

Hoy Violeta Redondo, ganadora del concurso, nos relata su experiencia. ¡Una bonita forma de conmemorar la figura de esta gran mujer!

Violeta Redondo, ganadora del concurso madame Curie a Escena, en París

Violeta Redondo, ganadora del concurso Madame Curie a Escena, en París

Hola, soy Violeta Redondo la niña que ganó el concurso Madame Curie a escena, organizado por el Museo de la Ciencia. En él l@s concursantes teníamos que disfrazarnos como Madame Curie y dar un pequeño discurso en relación con ella.

El premio era visitar el Museo Curie, en París, cuatro personas y permanecer en París tres días.

Cuando me dijeron que iba a ser la primera en actuar me puse muy nerviosa y, de hecho, no me salió tan bien como había ensayado; pero aún así me salió bien, bueno, supongo que por eso gané…

En el momento de anunciar el ganador estaba muy emocionada y nerviosa a la vez, era una mezcla de emociones.Y cuando me nombraron no podía parar de sonreír, iba a ir a París.

Al principio, ya que era la primera vez, íbamos agobiados en el tren pero en un rato se nos pasó.

Una vez en París fuimos al hotel que era muy espacioso. El segundo día fuimos al museo pero estaba en obras y no pudimos entrar, aunque  conseguimos hacer algunas fotos desde fuera.

Nos lo pasamos genial vimos: Notredame, La bastille, Sacre –Coure, La Torre Eiffel, el Museo del Louvre y el panteón de los ilustres, donde  la única mujer que está enterrada es Madame Curie.

Nos encantó, por  eso nos dio tanta pena volver. Ir allí fue como un sueño hecho realidad por varias cosas: por primera vez gané un concurso y, por segunda fui a París. (No lo recordaba tan bonito).

Estoy muy agradecida al Museo de la Ciencia, por  hacerme pasar tan buenos momentos.

Gracias.

Instituto Madame Curie en París

Instituto Madame Curie en París

Categories: Uncategorized Tags:

Mengotti, el primer olímpico vallisoletano

Martes, 3 de Julio de 2012 Comments off

Próximamente el periodista deportiva José Miguel Ortega participará en el coloquio ‘Deportistas por dentro’. Una actividad en la que se repasará la historia del deporte en Valladolid de la mano de sus protagonistas. Para abrir boca, el periodista nos habla ahora de Mengotti, el primer olímpico vallisoletano.

“Cuando todos los deportistas del mundo aceleran su puesta a punto para acudir a los Juegos Olímpicos de Londres y que el Museo de la Ciencia dedica una atractiva exposición a este tema,  sería conveniente recordar que el primer olímpico vallisoletano fue Adolfo Mengotti Arnáiz, que alcanzó la medalla de plata en la competición de fútbol, en París 1924.

Hijo de padre suizo y madre burgalesa, Adolfo nació el 12 de noviembre de 1901 en la emblemática Casa de Mantilla de la capital vallisoletana. El cabeza de familia era cónsul plenipotenciario de Suiza en España y a la vez representante en nuestro país de la prestigiosa firma helvética, Nestlé.

Mengotti, con la camiseta del R. Madrid en el viejo campo de O'Donell

Mengotti, con la camiseta del R. Madrid en el viejo campo de O'Donell

Durante el curso, los vástagos eran enviados a Ginebra para estudiar, regresando en el verano a Valladolid para pasar las vacaciones…y jugar al fútbol en un equipo estival  llamado Hispano-Suizo, en el que junto a otros futbolistas locales militaban los tres hermanos Mengotti: Adolfo, centrocampista de gran calidad técnica; Arturo, portero que llegó a militar en la plantilla del Real Madrid, y Francisco, un delantero muy rápido pero sin demasiada afición.

El mejor de todos era Adolfo, que en Suiza jugó con el Servette, y en España con el Real Madrid de los Monjardín, Quesada y Bernabéu en el que fue titular indiscutible durante cuatro temporadas.

Su mayor éxito deportivo lo alcanzó en los Juegos Olímpicos de París 1924, al conquistar la medalla de plata con la selección suiza que perdió la final ante Uruguay. Precisamente al retornar de los Juegos, el Real Madrid le ofreció su primera ficha profesional, pero el joven Adolfo entendía el deporte como una afición y no como una profesión, de modo que con solo 23 años abandonó el fútbol para dedicarse a los negocios familiares.

Pese a haber logrado la medalla de plata formando parte de la selección  helvética, Adolfo Mengotti nunca renunció a sus raíces vallisoletanas y siempre que podía regresaba a la ciudad que le vio nacer y donde durante muchos años continuó residiendo su hermana menor, Leonor, que fue una destacada articulista en la prensa local”.

Este sitio web usa cookies. Si continúas navegando o pulsas Aceptar, entenderemos que estás de acuerdo con ella. Puedes visitar nuestra Política de Cookies aquí.