Archivo

Archivo para Viernes, 23 de Marzo de 2012

Relato ganador categoría especial (Diego Cubero Jiménez)

Viernes, 23 de Marzo de 2012 Comments off

1917 – Carta al periódico

Mi nombre es Alejandro Torres, aunque aquí, en mi trabajo, todos me conocen como “el científico”. Me llaman así ya que en cierto modo ese es mi cometido desde que ingresé en la plantilla de la fábrica de harinas “El Palero”, situada en la finca de Vistaverde a las afueras de la ciudad y del otro lado del río Pisuerga.

Conseguí el empleo hace ya más de cinco años, en 1912, cuando la fábrica acababa dereabrir sus puertas con nuevos dueños. Había finalizado mis estudios de Ingeniero Químico en la Escuela Central del Real Instituto Industrial de Madrid y acababa de regresar a Valladolid con la idea inicial de ayudar a mi padre en su farmacia.

Desde entonces he ejercido mi profesión, con gran placer, en un pequeño laboratorio habilitado en la planta baja de la fábrica. Con mi buen hacer, he logrado innovadoras mezclas de harinas que ha repercutido en cuantiosos beneficios económicos para los dueños, el señor don Ramón Pardo y su hermano.

Como bien saben ustedes, actualmente el país está dominado por una grave
inestabilidad social y económica que ha venido acompañada de una escalada de los precios de los cereales, en especial del trigo. Por este motivo, los dueños de la fábrica, con la intención de mantener la competitividad de su producto, han decidido reestructurar la plantilla y ahorrarse unos sueldos, lo que incluye cerrar el laboratorio y prescindir de mi trabajo a partir de la próxima semana.

Me dirijo a ustedes, pues me gustaría que un diario como El Norte de Castilla, con más de 60 años de historia, publique y dé a conocer la breve historia de mi vida. Creo que es un fiel reflejo de la triste realidad de los tiempos actuales, donde los intereses económicos a corto plazo priman sobre los avances científicos, que son los que en verdad permiten que una sociedad progrese.

No sientan lástima de mí, pues sé bien que mi vida es el laboratorio y buscaré trabajos que me permitan desarrollar mi vocación, aunque implique abandonar con gran pena mi ciudad, o incluso mi país, y emigrar, como otros muchos, a tierras transoceánicas.

¡Ojalá llegue el día en que esto cambie! Un día en que la gris fábrica de harinas que ahora me rechaza, albergue un espacio dedicado a la ciencia. ¡Un día donde los políticos apuesten por la investigación como verdadero motor de un estado sólido y con futuro!

Relato ganador categoría infantil/juvenil (Nazaret Cachón Fernández)

Viernes, 23 de Marzo de 2012 Comments off

Un científico podríamos describirlo como una persona que se dedica a investigar para descubrir y mejorar lo que conocemos. En los tiempos que corren estaría bien investigar cómo salir de la crisis, pero ya que eso se ve relativamente lejos, aprenden a convivir con ella.

En los últimos años han aprendido a ahorrar, ya que la vida no está barata. En lugar de utilizar vasos de precipitados, matraces o probetas de cristal; compraron vasos de plástico de diferentes tamaños en los chinos, si se rompen son más fáciles de reponer. Han vendido los termómetros y las básculas para sacar un dinerillo extra y ahora miden el peso y la temperatura a ojo, como hacían nuestras abuelas, que tan malo no sería, si seguimos aquí. Cambiaron los mecheros de Bunsen, que consumían demasiado; por los mecheros de propaganda de los bares, que empezaron a mendigar por cada bar de su ciudad. Al subir el precio de la luz, decidieron trabajar utilizando la electricidad producida por una bicicleta a pedales. Han adelgazado mucho los científicos últimamente. Hacer pruebas con aleaciones en oro o en plata, ¡ya ni pensarlo! Como mucho cobre y estaño. Ya no les quedan tuberías en sus casas para reciclarlas. Ahora ya no tienen un ordenador para cada uno con programas específicos, sino que compraron uno central y esta petado de programas a tal nivel que no les entra ni el Paint a mayores. ¿Y esto de laboratorios enormes llenos de aparatos electrónicos modernos y súper caros? Nada, alquilan un viejo garaje a lo más puro estilo grupo adolescente en sus comienzos artísticos. Han llegado al punto de que por ahorrar en el sistema periódico de elementos, hayan pasado a tener solo una letra con un número para cada elemento para ahorrar letras.

En resumen, poseen trucos muy buenos para ahorrar pero no tan buenos para el futuro de la ciencia. A este paso en vez de hacer tesis o estudios sobre planetas, enfermedades, reacciones químicas, o temas que interesen a una sociedad o una sanidad humana, solo sabrán hablar de cómo ahorrar para salir adelante, que me parece que con todo lo demostrado anteriormente queda más que claro que; ser científico en tiempo de crisis, no es nada fácil.

Relato ganador Categoría general ‘Ser científico a pesar de la crisis’ (por Belén Sánchez Humanes)

Viernes, 23 de Marzo de 2012 2 comentarios

“Paco Pérez, Investigador Privado”, reza una placa en la puerta de su despacho.

– Yo vengo pa que me espíe a mi marío, que pa mí que me la está pegando con otra.

Y Paco se pone su bata.

– ¿No debería salir con gabardina?
– No señora, que yo soy de bata.
– Ah bueno.

Y Paco se pone sus gafas.

– ¿No debería salir con lupa?
– No señora, que sólo soy miope.
– Ah bueno.

Y al cabo de un mes la señora recibe un email.

“Remitente: Paco Pérez, Investigador Privado.”

“Asunto: La infidelidad conyugal. Caso de estudio: El Manolo.”
“Estimada Señora María, adjunto le envío el fruto de mi investigación. Espero que sea de su agrado”. Y un archivo muy grande adjunto. – Ay madre, serán las fotos de mi Manolo con la otra – Pues no. Es un pdf, y gordo. La Mari empieza a leer:
“1. Abstract:” Y un parráfo que la Mari no entiende – Abstracto sí que lo veo, sí.

“2. Introducción: La sospecha de infidelidad conyugal es uno de los motivos de preocupación más frecuentes en amas de casa…” La Mari asiente.

“3. Material y métodos: Se procedió a la observación sistemática del sujeto durante un periodo de…” – Uy, menudo tostón – La Mari bosteza.

“4. Resultados: El Análisis de la Varianza concluye con la aceptación de la hipótesis nula…” – Ya empezamos con insultos – La Mari pasa dos páginas mientras aliña la ensalada.

“5. Discusión: Nuestra principal conclusión es que Manolo juega al mus cada tarde a escondidas de la Mari…” – Será, será…tonto este Manolo – La Mari suspira aliviada.

“6. Agradecimientos: Al CSIC, que me pagó un doctorado en biología molecular. Al Ministerio de Ciencia por mi primer postdoctorado en Princeton. A la fundación Fullbright por mi segundo postdoc en Columbia. A las becas Marie Curie por mi tercer postdoc en Alemania. Y a la Mari y el Manolo por mi primer trabajo de investigador en España.”
Pepi

Belén Sánchez, Nazaret Cachón y Diego Cubero, ganadores del certamen ‘Ser científico a pesar de la crisis’

Viernes, 23 de Marzo de 2012 Comments off

Belén Sánchez Humanes, Nazaret Cachón Fernández y Diego Cubero Jiménez han sido los ganadores del concurso Literario ‘Ser científico a pesar de la crisis’, en las categorías general, infantil/juvenil y especial, respectivamente. II Certamen  de ‘La Ciencia y tú’, organizado por el Museo de la Ciencia de Valladolid y el Norte de Castilla digital, cuyo objetivo ha sido reflejar la vocación del científico que se crece pese a las adversidades y las circunstancias negativas.

Con el objetivo de que tod@s podáis disfrutar de los relatos ganadores, en los posts siguientes podréis disfrutar de los textos elegidos. ¡Enhorabuena a los ganadores! Al resto gracias por participar, os esperamos en las próximas ediciones.
Ganadores y organizadores del concurso 'Ser científico a pesar de la crisis'

Ganadores y organizadores del concurso 'Ser científico a pesar de la crisis'

Este sitio web usa cookies. Si continúas navegando o pulsas Aceptar, entenderemos que estás de acuerdo con ella. Puedes visitar nuestra Política de Cookies aquí.