Archivo

Archivo para febrero, 2012

“Cuando hacemos magia nos basamos en principios científicos’

Martes, 28 de febrero de 2012 Comments off

Arte, humor, simpatía y carisma.  Éstas son sólo algunas de las cualidades del prestigioso mago, Carlos Serrate. Todo un profesional de las grandes ilusiones encargado de traer al Museo de la Ciencia de Valladolid el pasado año la exposición ‘La magia tiene mucha Ciencia’.

Desde su debut en 1975, este mago zaragozano recorre los escenarios de las principales ciudades españolas con diversos espectáculos cercanos y visuales. El uso de la tecnología más avanzada en el sector de la magia es uno de sus principales secretos.

El mago Carlos Serrate en el Auditorio del Museo de la Ciencia

El mago Carlos Serrate en el Auditorio del Museo de la Ciencia

¿Cómo comenzó en el mundo de la magia?

Era casi un niño. Desde los 9 años formaba parte de del grupo de teatro de los Antiguos  Alumnos Salesianos en mi Zaragoza natal. Cuando contaba con 12 ó 14 años de edad, cayó en mis manos un libro donde explicaba algunos de los secretos de los magos y me entusiasmó. Fue tan grande mi entusiasmo que empecé a montar pequeños espectáculos de magia que hacía en los festivales del colegio. Poco a poco, seguí comprándome libros y mejorando mis espectáculos hasta que entré a formar parte de la Asociación Mágica Aragonesa en el año 71 y a partir de ello tomé contacto con revistas especializadas, magos de todo el mundo y en el año 75 me profesionalicé empezando a viajar, primero por España y posteriormente por todo el mundo.

¿Qué características hacen falta para ser un buen mago?

¡Uf! ¿Tal vez 3? Trabajo, trabajo y trabajo. Bueno, siendo así, hacen falta más de 3. Como en todas las profesiones es muy importante el trabajo y el esfuerzo personal y diario, pero además el mago ha de formarse en todas las materias para así potenciar la creatividad.

Con Internet aprender magia es ahora más sencillo. ¿Qué opina sobre que grandes secretos estén al alcance de todos?

Allá va una de mis frases favoritas: “Hacer un truco es muy fácil. Ser mago es muy difícil”. Ser mago es mucho más que hacer un ‘truco’. El mago ha de realizar ‘una ilusión’ y para ello ha de engañar a los sentidos del espectador con su permiso y con su aplauso. El mago ha de saber la técnica y realización del efecto, pero también ha de conocer la psicología de los espectadores, montar una teatralización alrededor de lo que está trasmitiendo, ser original y diferente para sorprender, entender de luz y sonido aplicados al espectáculo, ha de ser actor para comunicarse adecuadamente , y muchas cosas más. Como ves, el MAGO (con mayúsculas) está formado en diferentes campos.

¿Hay alguna ilusión que se le haya resistido más de la cuenta?

Cuando se monta un efecto hay que ‘destriparlo’ y estudiarlo en profundidad. Esto supone horas de trabajo y esfuerzo para cualquier efecto.

Bien es cierto que cuando se monta algo de grandes ilusiones se requiere pensar en la magia, en el espectador y en el lugar de actuación. Como ves la cosa se complica, por lo que me atrevo a decir que es más difícil montar una gran ilusión que preparar un efecto con cartas.

¿Qué relación hay entre magia y ciencia?

Toda. Sí, toda y absolutamente toda. Cuando estamos haciendo magia nos estamos basando en principios científicos.  Así de claro y así de fácil. Los magos no hemos dedicado a lo largo de la historia a desenmascarar a todo aquél que pretenda tener poderes sobrenaturales.

¿Alguna vez ha utilizado sus artimañas para conseguir algo o engañar a alguien?

Sí, muchas situaciones de la vida diaria se solucionan con la perspicacia que nos proporciona la magia. También puedo contar alguna anécdota en la que la magia me ha servido de mucho. Por ejemplo: Viajando por Sudamérica es fácil pasar las aduanas si le haces magia al funcionario que te tiene que mirar los equipajes.

Y también hay quien afirma que con la magia se liga mucho… y  tal vez sea cierto, porque el estudio de la magia te ayuda a vencer timideces, te enseña a presentarte ante un público y te da un cierto atractivo que te convierte en el centro de la reunión. El mago ha sido siempre un personaje interesante y que ha destacado en todas las culturas. Pues, bienvenida sea la magia y ¡viva la magia!

En su exposición ‘La magia tiene mucha Ciencia’se hace un  recorrido de la historia de la magia, ¿quién cree que ha sido el mejor ilusionista de todos los tiempos?

Admiro a todo el que sale a un escenario obrando ‘milagritos’, pero si hubiera de quedarme con alguien, me quedaría con Houdini. Era un gran artista, creativo, original y, sobre todo, comercial y directo al público. Pero, en todas las épocas hemos tenido magos muy completos que han contribuido al ensalzamiento y crecimiento de este bonito arte.

¿Tiene algún ídolo en el mundo de la magia?

Muchos. Muchos españoles y muchos  extranjeros. En España se da muy buena magia y los artistas nacionales cruzamos nuestras fronteras para llevar la magia a donde sea preciso y ponerla junto a la mejor del mundo. Harry Houdini me parece un gran mago, David Coperfield, Lans Burton y un larguísimo etc. Como he comentado anteriormente, admiro a todo el que se sube a un escenario.

¿Recomendaría  algún libro para principiantes?

Hay muchos libros en el mercado y muy buenos. Voy a recomendar en primer lugar a Editorial Páginas (www.librosdemagia.com). Aquí encontraréis una buena colección de libros editados en castellano. De todos ellos os recomiendo de forma especial los libros de Wenceslao Ciuró. Son muy didácticos y enseñan efectos realizables y totalmente acabados; incluso con ideas para las charlas.

El Museo te visita

Viernes, 24 de febrero de 2012 Comments off

El ingreso por enfermedad no debe privar a los niños y niñas de la educación y las actividades culturales. Ésa es la filosofía de del Departamento de Educación del Museo de la Ciencia de Valladolid, y por ello, como en años anteriores, estamos saliendo con parte de nuestra oferta educativa para hacerla llegar a estos centros de salud. Nuestro destino son las aulas escolares de los hospitales, donde los ingresados más jóvenes acuden a leer, estudiar y realizar actividades diversas.

El taller impartido con motivo de la muestra expositiva ‘Bosques de mañana. La gestión de hoy’ ha sido el elegido en esta ocasión para acercar a l@s niñ@s la labor del Museo de la Ciencia. La elaboración de réplicas de diversos frutos del bosque mediante una técnica que utiliza alginato y yeso, así como la iniciación a la reproducción de árboles mediante la técnica del ‘estaquillado‘, han sido las dos actividades que recientemente se han realizado en el Hospital Pío del Río Hortega, y que en próximas fechas se llevarán a cabo en el aula escolar del Clínico Universitario de Valladolid.

Ambas actividades son eminentemente prácticas, ya que son los niños y niñas los que en todo momento manipulan el material necesario bajo las indicaciones de los monitores del Departamento de Educación. Al final del taller los participantes han realizado réplicas casi perfectas de bellotas, nueces, avellanas o piñones, y han elaborado una pequeña maceta con una estaquilla de sauce. Objetos que podrán llevarse a su casa una vez concluida su permanencia en el hospital, algo que desde el Museo de la Ciencia deseamos sea lo más breve y agradable posible.

Visita_hospital

Imagen de uno de los talleres realizados en hospitales

Por un futuro sostenible

Lunes, 20 de febrero de 2012 Comments off

Uno de los grandes retos que se ha fijado para los próximos años la Organización General de las Naciones Unidas (ONU) es conseguir que todos tengamos acceso en 2030 a la energía eficiente y respetuosa con el medio ambiente. No se trata de defender cualquier fomento de la energía, sino que se apuesta por el acceso a la energía sostenible, aquella que se produce y se usa para apoyar a largo plazo el desarrollo humano en el ámbito social, económico y ecológico.

logo_año_energia_sostenible

Por eso este año 2012, reconociendo la importancia de la energía para el desarrollo sostenible, la ONU lo ha proclamado ‘Año Internacional de la Energía Sostenible para Todos’, una apuesta clara por mejorar la calidad de vida y por conservar el medio ambiente.
Por eso este año 2012, reconociendo la importancia de la energía para el desarrollo sostenible, la ONU lo ha proclamado ‘Año Internacional de la Energía Sostenible para Todos’, una apuesta clara por mejorar la calidad de vida y por conservar el medio ambiente.


El acceso a la energía

Una de cada cinco personas en nuestro planeta no tiene acceso a los sistemas modernos de energía (en total, 1.400 millones de personas). Esta cifra se duplica hasta alcanzar los 3.000 millones cuando se habla de quienes dependen del carbón, la madera o la biomasa tradicional para cocinar y calentarse. Hoy en día, nos puede parecer imposible que haya personas sin ella, pero la realidad es bien distinta: 1.500 millones de personas carecen de electricidad, así como hay millones de pobres que no pueden pagar los servicios energéticos, incluso si están disponibles.


Consumo voraz

La nota dominante en los países desarrollados y en los países en vías de desarrollo es el aumento del consumo de energía, lo que acarrea una excesiva dependencia energética. Este exceso de demanda encuentra su explicación si se echa la vista atrás. A lo largo de los años, el ser humano se ha hecho cada vez más dependiente de los recursos energéticos. A día de hoy, la vida sin iluminación, calefacción, refrigeración o transporte es impensable.

Esta dependencia energética, que conduce a una crisis mundial, se debe en definitiva al consumo voraz de combustibles fósiles, de recursos no renovables, que han mejorado visiblemente la calidad de vida de los países industrializados, los mayores consumistas. Y éste es precisamente el objetivo de los países en vías de desarrollo que, por imitación, intentan seguir este modelo aunque acabe siendo dañino para la sociedad. Por ello, la mayor parte de la estructura de oferta de energía primaria, más del 90% a nivel mundial, está basada en petróleo, gas y carbón, recursos que tarde o temprano acabarán agotándose. Además, hay que tener en cuenta que se tratan de fuentes de energía que producen contaminación, un incremento en las emisiones de gases efecto invernadero y, como resultado, un aumento del calentamiento global.

¿Es necesario un nuevo modelo de desarrollo?

Satisfacer tal voracidad energética no es tarea fácil y continuar con el modelo que actualmente prevalece es una misión suicida. De ahí que la ONU apueste por una nueva alternativa que ayudaría a reducir la pobreza y a mejorar las condiciones y el nivel de vida de la mayoría de la población mundial.  La organización ha planteado el reto de asegurar el acceso universal a la energía moderna, y a éste van unidos otros dos objetivos: doblar la tasa de eficiencia energética y doblar también el uso de las energías renovables.

¿Cómo conseguirlo?

La ONU se centra principalmente en dos caminos: la tecnología y las políticas energéticas. Es primordial invertir en tecnología energética menos contaminante y capaz de adaptarse al cambio climático; y mejorar el acceso a recursos y servicios energéticos fiables, viables económicamente y ecológicos para el desarrollo sostenible. Además, se deben transferir y difundir tecnologías  a escala mundial para utilizar en mayor medida las fuentes de energía nuevas y renovables y para ampliar la prospección de fuentes adicionales menos contaminantes.

De igual manera, es fundamental que las estrategias y políticas nacionales combinen un mayor uso de fuentes de energía nuevas y renovables y de tecnologías de baja emisión de gases de efecto invernadero, así como también se hace indispensable la promoción del desarrollo y la difusión de tecnologías energéticas adecuadas, asequibles y sostenibles.

La implantación de las energías renovables

Los recursos que actualmente consumimos, desde el punto de vista de la energía, parece que tienen otro reloj, otra evolución que no comulga con el ritmo frenético de crecimiento de la sociedad moderna. Es impensable que esta progresión se adapte a los escasos recursos naturales existentes y, por ello, la ONU pone especial interés en las energías renovables, aquellos recursos que son capaces de renovarse ilimitadamente – como la energía eólica, solar, geotérmica, hidráulica, mareomotriz, nuclear o la biomasa.


Una llamada global

El ‘Año Internacional de la Energía Sostenible’ no deja de ser una llamada de atención al mundo en general;  una conmemoración que deben tener muy en cuenta los gobiernos, las empresas y las personas. Un pacto mundial al que se debe llegar para asegurar el futuro de nuestro planeta y mejorar la situación de millones de personas. Debe ser, en definitiva, una toma de conciencia global. Ahora  toca reflexionar sobre este tema de vital importancia y conseguir entre todos que en el año 2030 el acceso a la energía sostenible sea universal. Es tiempo de crecer caminando de la mano de la sostenibilidad.


image001

El Museo de la Ciencia de Valladolid se unirá a esta iniciativa con la exposición ‘Enchufados al Sol. Transporte hacia la transparencia’. Una muestra cuya temática girará en torno al coche eléctrico y a la energía sostenible, y que será presentada durante el primer cuatrimestre de este año 2012.

Fuentes:

Web oficial de la ONU

Web oficial de la Unión Europea

– Ambiente y Desarrollo en América Latina (Ambiental.net): “La energía en el mundo hacia 2025

Clases de química en el Museo de la Ciencia de Valladolid

Viernes, 17 de febrero de 2012 Comments off

Varios grupos de profesores de colegios e institutos han visitado durante esta semana la Sala ‘Química a Escena’ del Museo de la Ciencia de Valladolid. El objetivo final es proponer a los docentes un nuevo escenario donde impartir sus clases de Química.

En esta línea, la Directora del Museo, Inés Rodríguez Hidalgo,  ha ofrecido a una treintena de profesores una visita guiada a la exposición.  “Pretendemos demostrar que hay otras formas de dar clase más allá de los libros. La Química es entretenida, divertida y es algo que hay que trasladar a los alumnos”, explica la Directora. Por ello, el Museo de la Ciencia pone a disposición de los docentes una nueva alternativa a la clase convencional. Una iniciativa que pretende resaltar y dar a conocer el papel que ha tenido, tiene y tendrá la Química en la vida.

Así, una gran tabla periódica – en la que se incluyen elementos de la vida cotidiana-; un mostrador interactivo –que recoge grabaciones protagonizadas por Jesús Cifuentes, José Antonio Quintana, Perico Delgado, Joaquín Araujo, Delibes de Castro o Manu Carreño, entre otros-; o el módulo ‘Química a pedales’- que muestra la relación entre la evolución de la bicicleta y la Química- son algunos de los recursos que la institución pone al alcance de los centros educativos.

Una nueva modalidad de visita a la exposición permanente que comenzará a funcionar, bajo previa reserva, a partir del mes de marzo.

Profesores en la Sala 'Química a escena'

Profesores en la Sala 'Química a escena'

Finalizan los talleres “¿Comemos ADN?, Investígalo”

Miércoles, 15 de febrero de 2012 Comments off

La serie de talleres “¿Comemos ADN? Investígalo”, incluidos en la oferta de actividades para centros educativos  2011/2012 del Museo de la Ciencia, ha finalizado tras la impartición de 30 sesiones en las que han participado alrededor de 650 alumnos de 3º y 4º de ESO, Bachillerato y Ciclos Formativos.

En esta tercera edición de la actividad, financiada por FECYT y cuya temática es la biotecnología, los participantes han tenido la oportunidad de realizar dos prácticas de laboratorio: la extracción de material genético de un cultivo bacteriano y la determinación de alimentos transgénicos mediante la técnica de electroforesis en gel de agarosa. Ambas actividades se realizaron según los protocolos utilizados en laboratorios profesionales y mediante la utilización de kits específicamente diseñados para esta actividad por los laboratorios Vita Aidelos, en colaboración con el servicio de Genómica de Vitoria (Banco de ADN, Universidad del País Vasco).

Las actividades tuvieron una metodología eminentemente práctica, ya que eran los participantes los que en todo momento manejaban el instrumental y realizaban las operaciones de ambos protocolos, siempre bajo el control y asesoramiento de las monitoras encargadas de dirigir la actividad.

Los talleres se llevaron a cabo en el laboratorio del Museo de la Ciencia, que previamente fue acondicionado y dotado del material necesario para la realización de ambas actividades: cubeta y fuente para electroforesis, pinzas, bandejas, baños termostáticos, etc.
De esta forma los alumnos tuvieron la oportunidad de acercarse al mundo de la biotecnología y de los organismos genéticamente modificados (OGMs), prácticas de investigación a las que habitualmente no tienen acceso en sus centros educativos, y cuyo interés se refleja como punto fundamental en el Plan de I+D+I 2008-2011 del Ministerio de Ciencia e Innovación.

_MG_3664 baja

Categories: Educando, que es gerundio Tags:

Javier Cacho: “Las vidas de Amundsen y Scott están sutilmente orquestadas por una misma melodía; la eterna búsqueda del ser humano por alcanzar lo que nadie ha logrado”

Viernes, 3 de febrero de 2012 Comments off
El experto en la Antártida Javier Cacho impartió una conferencia ayer, 2 de febrero de 2011, en el Auditorio del Museo de la Ciencia ante la curiosa mirada del público asistente que pudo conocer de primera mano las peripecias protagonizadas por el noruego Roald Amundsen y el inglés Robert F. Scott en un viaje que se convertiría en una dura carrera hacia la conquista de uno de los lugares que por aquel entonces, principios del siglo XX, nadie había logrado alcanzar: el Polo Sur.
Durante las más de dos horas que duró este acto, titulado ‘Amundsen Scott: duelo en la Antártida’, Cacho describió los perfiles de estos dos valientes exploradores, sus planes para llevar a cabo esta dura travesía, el camino que los equipos noruego y británico eligieron y el desenlace. Además terminó poniendo la guinda al pastel con la narración de varios detalles sorprendentes de esta epopeya, algunos de los datos que se pueden encontrar en su libro (título del libro.)
El científico Javier Cacho ha estado seis veces en la Antártida: en 1986 formó parte de la Primera Expedición Científica Española a este continente, además de participar en varias campañas de investigación como jefe de la base antártica española Juan Carlos I. Tiene una gran experiencia en el continente helado y es la única persona que ha logrado recoger en un libro el viaje de estos exploradores de forma simultánea, una de las pocas personas que pueden narrar con todo lujo de detalles la historia de la conquista del lugar más recóndito de la Tierra.
La historia del duelo de estos equipos, que partieron en 1911 hacia tierras desconocidas con tan sólo 10 días de diferencia, es una verdadera lección de “audacia, entereza y coraje”, palabras que utilizó el propio Scott para describir lo que había realizado él y su equipo antes de morir. Pero como ocurre en toda competición, hay un vencedor y un vencido. En este caso, el noruego Amundsen logró llegar primero y regresar sano y salvo con sus otros 8 compañeros a casa. Mientras, la aventura del equipo británico es la que pone el tono trágico y dramático a este viaje en el que lograron su objetivo, llegar al Polo Sur, pero no consiguieron regresar.
Javier Cacho ha resumido en una magnífica frase el porqué de esta travesía, el motivo por el cual un día estos exploradores decidieron emprender una aventura en la que la muerte les acompañaba muy de cerca. “Las vidas de Amundsen y Scott pueden parecer muy diferentes, pero están sutilmente orquestadas por una misma melodía: la eterna búsqueda del ser humano por alcanzar lo que nadie ha logrado”. Y es que el ser humano es insaciable en la búsqueda del saber; y la humanidad está empeñada en una eterna búsqueda de ese algo, más que espera le aportará una felicidad completa y sin fin.  La humanidad está empeñada en una eterna búsqueda de ese algo más que espera le aportará una felicidad completa y sin fin.

El experto en la Antártida Javier Cacho impartió una conferencia ayer, 2 de febrero de 2012, en el Auditorio del Museo de la Ciencia ante la curiosa mirada del público asistente que pudo conocer de primera mano las peripecias protagonizadas por el noruego Roald Amundsen y el inglés Robert F. Scott en un viaje que se convertiría en una dura carrera hacia la conquista de uno de los lugares que por aquel entonces, principios del siglo XX, nadie había logrado alcanzar: el Polo Sur.

Durante las más de dos horas que duró este acto, titulado Amundsen Scott: duelo en la Antártida, Cacho describió los perfiles de estos dos valientes exploradores, sus planes para llevar a cabo esta dura travesía, el camino que los equipos noruego y británico eligieron y el desenlace. Además terminó poniendo la guinda al pastel con la narración de varios detalles sorprendentes de esta epopeya, algunos de los datos que se pueden encontrar en su libro ‘Amundsen – Scott: Duelo en la Antártida‘.

El científico Javier Cacho ha estado seis veces en la Antártida: en 1986 formó parte de la Primera Expedición Científica Española a este continente, además de participar en varias campañas de investigación como jefe de la base antártica española Juan Carlos I. Tiene una gran experiencia en el continente helado y es la única persona que ha logrado recoger en un libro el viaje de estos exploradores de forma simultánea, una de las pocas personas que pueden narrar con todo lujo de detalles la historia de la conquista del lugar más recóndito de la Tierra.

La historia del duelo de estos equipos, que partieron en 1911 hacia tierras desconocidas con tan sólo 10 días de diferencia, es una verdadera lección de “audacia, entereza y coraje”, palabras que utilizó el propio Scott para describir lo que había realizado él y su equipo antes de morir. Pero como ocurre en toda competición, hay un vencedor y un vencido. En este caso, el noruego Amundsen logró llegar primero y regresar sano y salvo con sus otros 8 compañeros a casa. Mientras, la aventura del equipo británico es la que pone el tono trágico y dramático a este viaje en el que lograron su objetivo, llegar al Polo Sur, pero no consiguieron regresar.

Javier Cacho ha resumido en una magnífica frase el porqué de esta travesía, el motivo por el cual un día estos exploradores decidieron emprender una aventura en la que la muerte les acompañaba muy de cerca. “Las vidas de Amundsen y Scott pueden parecer muy diferentes, pero están sutilmente orquestadas por una misma melodía: la eterna búsqueda del ser humano por alcanzar lo que nadie ha logrado”. Y es que el ser humano es insaciable en la búsqueda del saber; y la humanidad está empeñada en una eterna búsqueda de ese algo más que espera le aportará una felicidad completa y sin fin.

Este sitio web usa cookies. Si continúas navegando o pulsas Aceptar, entenderemos que estás de acuerdo con ella. Puedes visitar nuestra Política de Cookies aquí.