Archivo

Archivo para Martes, 17 de Enero de 2012

Aprovecha con conciencia

Martes, 17 de Enero de 2012 Comments off

La relación entre el hombre y el bosque ha existido desde siempre y el aprovechamiento de sus productos es fundamental. Dependemos del bosque más de lo que pensamos, ya que muchos de sus recursos son necesarios para nuestra vida diaria y subsistencia.

El principal bien directo que podemos extraer es la madera, utilizada en construcción, mobiliario, producción de papel y leña, siendo ésta una de las formas más simples de  biomasa, y, sin olvidar las ventajas en relación a otros materiales que posee, como la menor contaminación en su elaboración debido a ser un producto renovable y natural.

Dentro de los aprovechamientos forestales podemos hablar de muchos otros, como son la resina, el corcho,  la producción de setas y trufas, plantas aromáticas y medicinales, frutos, miel, caza y pesca y algún otro.

Todo recurso forestal entra dentro de una actividad económica que será viable y rentable, siempre que su ejecución no cause impactos ambientales negativos, tanto en el terreno, como en las especies que allí habiten.

Para ello, en la extracción de algunos productos no es necesario utilizar maquinaria que, a pesar que reduzca el tiempo de trabajo, causa mayores daños que si se hace de forma manual o con ayuda de animales. A parte de la importancia de cómo extraer es necesario saber cuando hacerlo.

Cuando se recoge un producto del monte queremos que vuelva a regenerarse para  seguir disfrutando de él en el futuro, por eso, para garantizar su renovación, existen una serie de normas para guiarnos en su época de extracción.

Evitar la corta de especies no rebrotadas,  la recolección de especies raras o que se encuentren en época reproductiva, o aquellas plantas de crecimiento lento o situadas en hábitats extremos como dunas o acantilados, son algunas de las premisas a seguir.

También es importante redactar un plan de aprovechamientos, estableciendo turnos de corta y diferentes normas. Por ejemplo, no es aconsejable recolectar más de 1/3 ó 1/4 de las existencias en una zona y año y en muchas especies es mejor afectar levemente a muchos ejemplares que no intensivamente a pocos.

Por todo lo dicho, un bosque no es intocable, hay mucho que aprovechar de él, tanto de forma directa como indirecta, pero siempre haciéndolo de manera sostenible y racional.

Si quieres saber más sobre el tema acude a la exposición ‘Bosques de mañana: la gestión de hoy‘, ubicada en el Museo de la Ciencia de Valladolid hasta el próximo 19 de marzo.

Cristina García Martín

Este sitio web usa cookies. Si continúas navegando o pulsas Aceptar, entenderemos que estás de acuerdo con ella. Puedes visitar nuestra Política de Cookies aquí.