Archivo

Archivo para Jueves, 9 de Junio de 2011

Un 4/4 en el Museo de la Ciencia (2/4)

Jueves, 9 de Junio de 2011 5 comentarios

Los protagonistas de su nacimiento y salvación

Para comprender la historia de este automóvil es necesario conocer a los protagonistas de su nacimiento y su posterior recuperación y restauración, pues sin estos personajes sería imposible su conservación y su exhibición actual en el Museo de la Ciencia.

Manuel Jiménez-Alfaro, propulsor de la fábrica nacional de automóviles de Valladolid y una “figura de leyenda”

El propio vallisoletano Miguel Delibes, universalmente conocido, quiso plasmar sus recuerdos de aquella época, años 50, y de aquel coche en una carta que envió a Carmen Rodríguez Jiménez-Alfaro, sobrina del ya fallecido Manuel Jiménez-Alfaro, el 13 de febrero de 2007.

Para Delibes, Manuel Jiménez fue  “una figura de leyenda  y un personaje que supo unir a las pequeñas fuerzas económicas de una pequeña ciudad de provincias, en un objetivo común: fabricar coches”. Aunque el célebre escritor reconoció en su escrito que era demasiado tarde para que pudiera hacer un retrato fiel de Manuel Jiménez, realizó una descripción muy detallada de su personalidad: “Fue un hombre clarividente, concienzudo, obstinado y trabajador que no cesó de serlo hasta que cumplió su objetivo de ver el Renault en las carreteras”.

Y es que Manuel Jiménez-Alfaro tuvo que luchar mucho, tanto con el Gobierno español como con la filial francesa, para conseguir que se instalara en la ciudad vallisoletana la empresa FASA.

Enrique Martín Mingarro, su salvador

Enrique fue restaurador y conservador y localizó, recuperó y restauró el primer Renault 4/4 FASA. Según Enrique, la restauración del FASA 00001 ha consumido una parte importante de su vida. Enrique además, es Fundador del Club Español de Amigos del Renault 4/4 del que hasta la fecha ostenta su presidencia, una asociación que será clave para la ‘supervivencia’ de este pequeño 4/4.

Sus propietarios

La primera en poseer el primer título de propiedad fue la sevillana Asunción Agruña y de Zapata, a la que fue concedida la matrícula de Madrid nº 106.741, un dato curioso pues era una mujer de Sevilla que circulaba en su 4/4 con matrícula de Madrid. Casi 10 años después, en 1961, el 00001 fue adquirido por  el sevillano José Luís Palacio Sanz, que lo conservaría hasta 1966, fecha en la que se lo vendió a la madrileña María de los Ángeles Cristóbal Navarro, quien lo tendría hasta el año 1971 cuando lo adquirió el alicantino Manuel Bernal Calduch.

Manuel Bernal Calduch lo mantuvo en su propiedad un corto período de tiempo y en 1972 el murciano Fernando Gómez de Salazar, residente de Alicante, lo compró por ser la primera unidad del 4/4, iniciando su completa restauración. No obstante, debido al trabajo que suponía decidió venderlo a la misma FASA, que lo depositó en su concesionario oficial AUSA (Madrid).

Este sitio web usa cookies. Si continúas navegando o pulsas Aceptar, entenderemos que estás de acuerdo con ella. Puedes visitar nuestra Política de Cookies aquí.