Archivo

Archivo para Viernes, 11 de Diciembre de 2009

Grandes pinceladas del edificio.

Viernes, 11 de Diciembre de 2009 Comments off

Para saber como funciona el Museo, hay que conocer inicialmente como esta estructurado el Museo en sí, tanto en el ámbito arquitectónico como en el ámbito funcional (departamentos).

En cuanto a la arquitectura exterior que es lo primero que se ve sé, se venga a visitar el contenido del Museo o simplemente se realice un paseo por sus alrededores, tiene especial relevancia la famosa torre del Museo, que todo el mundo conoce pero que poca gente sabe lo que realmente hay en su interior, pues bien, aquí tenemos un punto importantísimo del funcionamiento del Museo, ya que en varias plantas de esta torre se encuentran las oficinas de los distintos departamentos, que más adelante explicaremos como funcionan, además de existir en la última planta de dicha torre un restaurante.

El siguiente elemento arquitectónico exterior más singular por su valor histórico y arquitectónico es la fachada de ladrillo caravista rojo (la antigua fachada de la fábrica de harinas) existente en la plaza Sur del Museo, detrás de esta fantástica fachada y en el interior de un edificio de cuatro plantas se encuentra la mayor parte de la exposición permanente del Museo.

Un elemento muy llamativo por su cubierta de diente de sierra color verde, explicaremos como esta ejecutada y con que materiales, es la sala de exposiciones temporales, junto a esta cubierta se puede ver un cubo realizado en hormigón blanco, en cuyo interior se encuentre la cúpula de nuestro planetario.

Como conexión a todos los elementos anteriores esta el vestíbulo del Museo, al cual accedemos desde cualquiera de las dos entradas existentes, una en cada plaza.

Como último espacio, pero no por ello menos importante, es la “Casa del río Pisuerga”, situado en el otro margen de dicho río y comunicado con el Museo a través de una curiosa pasarela peatonal.

Realiza una visita virtual desde nuestra pagina web para orientarte mejor. http://www.did-infografica.com/museo/plantas.html

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Desde Parquesol

Desde Parquesol

 

 

 

 

 

¿Cromo-Somos?

Viernes, 11 de Diciembre de 2009 Comments off

P1020553

Este es el sugerente título con el que, desde el Departamento de Educación, hemos puesto en marcha una actividad sobre Biotecnología o Ciencia que utiliza células vivas para obtener y mejorar productos que nos sirvan a todos, como alimentos, biofármacos,  biocombustibles, etc…

Un problema de matrilinealidad, o lo que es lo mismo, un caso en el que dos mujeres dicen ser madres de un mismo niño, y un protocolo de extracción de ADN bacteriano, son las dos prácticas dirigidas a grupos de 3º, 4º de ESO y Bachillerato, que los participantes realizan en el laboratorio del  Museo de la Ciencia, utilizando la tecnología más moderna. P1020551El taller está conducido por dos monitoras y durante su realización se tratan conceptos relacionados con el ADN, la herencia, las técnicas de aislamiento de material genético, la electroforesis, etc…

Especialmente atractiva resulta la parte dedicada al problema de parentesco matrilineal ya que, durante su resolución, los alumnos y alumnas participantes se enfrentan al mismo dilema que el famoso rey Salomón (aunque, afortunadamente en este caso, no tendrán que recurrir a engañar a las dos posibles madres con una supuesta partición del niño por la mitad).

“Aprovechando que el Pisuerga pasa por… El Museo de la Ciencia”

Viernes, 11 de Diciembre de 2009 Comments off

P1020295“Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid”, lo curioso del dicho que hace famoso el nombre de nuestro río es que no es del todo cierto, al menos hasta hace relativamente poco tiempo. Como puede observarse en los planos antiguos de la ciudad, el Pisuerga a su paso por Valladolid ha sido considerado históricamente como una frontera (más psicológica que real), de ahí que en los últimos tiempos se le haya ido buscando su sitio en la geografía urbana a la que pertenece, y así aportarle toda la riqueza y esplendor que le faltó en otras épocas.

Lo que sí que es cierto es que el Museo de la Ciencia de Valladolid está situado en el llamado Pago de Vistaverde de extramuros (palabra que hacía referencia al distanciamiento del centro de la ciudad por tener que cruzar el río) y construido sobre las ruinas de la antigua fábrica de harinas “El Palero”, cuyo nombre rinde homenaje a uno de los arrendatarios de la factoría e islotes que la rodean, y que ha sido testigo de la intensa actividad fabril desarrollada en las inmediaciones de las riberas a principios de siglo.

Con todos estos antecedentes, lo primero que llama la atención al llegar al Museo, aparte de la magnitud y modernidad del edificio, es su estratégica situación y el bello paisaje al que se asoma. ¿Cómo no “aprovechar” este contexto de enorme riqueza medioambiental?

Teniendo en cuenta la gran influencia que han ejercido estos elementos naturales que nos rodean, desde su inauguración en el año 2003, la línea educativa del Museo viene apostando por la puesta en marcha de programas de restauración, preservación, puesta en valor y divulgación de este rico entorno con fines educativo-científicos, a través de una amplia y variada oferta didáctica, destacando entre otros proyectos:

-Creación y apertura de la “Casa del río Pisuerga”, espacio expositivo dedicado a nuestro río, donde a través de una serie de acuarios, terrarios y módulos interactivos se da a conocer la importancia de este ecosistema fluvial y las principales especies de flora y fauna que habitan y habitaron sus aguas y riberas.

P1030124-Restauración y puesta en valor de una de las islas de “El Palero”, perteneciente a este singular complejo situado junto al Museo e integrado por tres islotes, a través de una serie de actuaciones de limpieza, acondicionamiento, etc… Además, próximamente pondremos en marcha una estación biológica a disposición de distintos grupos sociales, facilitándoles la posibilidad de realizar un proyecto relacionado con el ecosistema de ribera (seguimiento de aves, recogida de datos, estudio de invertebrados, etc…), animando así a todos a continuar “aprovechando” estos escenarios tan próximos a nosotros para iniciarse en la investigación y “de paso”, colaborar a su recuperación.

Planetario para los más pequeños

Viernes, 11 de Diciembre de 2009 Comments off

El planetario del Museo de la Ciencia de Valladolid siempre ha pensado en los más pequeños. Programas como “La Boutique Fantasque”, “El ciego con ojos de estrellas” y “La carrera a la Tierra” ha sido la oferta con la que durante casi siete años el museo  ha tratado de divulgar y divertir a los más pequeños a partir de tres años.

Para el próximo  año estamos ya adaptando a nuestro planetario una nueva sesión que se titula Jors, Jars, Jurs y los Galigalitos

Jors, Jars, Jurs y los Galigalitos, va dirigido a alumnos de los centros escolares y público infantil entre 3 y 9 años, mediante la combinación de la última tecnología digital aplicada a planetarios y las tecnologías tradicionales con muñecos tipo ‘Epi y Blas’.

El Argumento… El Universo está lleno de planetas y el espacio de naves de todo tipo. En búsqueda de vida alienígena en apuros, viajan por el espacio Jors, Jars y Jurs. Sus archienemigos se adelantarán con el oscuro fin de dominar el Universo y capturar a los alienígenas. Para ello, introducen en el “Cosmotrasto” a los Galigalitos, pequeños seres que no paran de “arreglar” la nave. Desde un planeta azul llamado Tierra, les ayudará en su tarea la doctora Jersen.

Este programa ha sido realizado por el Museo de la Ciencia y el Cosmos de Tenerife con motivo del Año Internacional de la Astronomía 2009 .

Muy pronto lo podrás ver en el Museo de la Ciencia de Valladolid, estate atento a nuestra web www.museocienciavalladolid.es

¿QUÉ TENEMOS SOBRE NOSOTROS?

Viernes, 11 de Diciembre de 2009 Comments off

Bueno, cierto es que la mayor parte de las veces miramos al cielo sin saber exactamente qué es lo que vemos, pero al menos deberíamos saber, aunque sea por los medios de comunicación, qué es lo que la humanidad tiene dando vueltas ahí arriba.

Sabemos diferenciar las estrellas de un avión, simplemente porque el avión se mueve, y las estrellas no, eso es de cajón, a parte del hecho que el el avión tiene las famosas “luces de posición” blancas y rojas, perfectamente visibles.

¿Diferenciar estrellas de planetas? Bueno, eso ya es de nota, aunque en realidad es mucho más sencillo de lo que se piensa, sobre todo ahora que empiezan a llegar los fríos invernales. Así a “grosso modo”, las estrellas tiemblan o parpadean (se llama titilar), mientras que los planetas mantienen un brillo constante, como una linterna. Evidentemente, intentar diferenciar de un vistazo qué puntos tiemblan y cuáles no entre todos los que se pueden ver en una fría noche invernal, puede ser una misión imposible (curiosa película), pero si antes hemos acudido a internet (fuente de saber), y hemos consultado qué planetas, en qué direcciones y a qué horas se pueden ver en qué noche, su localización puede ser mucho más sencilla.

¿Interesantes estos días? Pues nada más ocultarse el Sol, se puede observar sin problemas en dirección Oeste, Júpiter, muy brillante. Si tienes prismáticos un poco curiosos, y un buen punto de apoyo, podrás ver los cuatro satélites que descubrió Galileo (llamados por ello satélites galileanos). Más tarde, pasada la medianoche, se puede observar un punto de cierto brillo y color rojizo. Efectivamente, Marte, el dios de la guerra. En Enero estará en oposición y a una distancia relativamente cercana de la Tierra, por lo que se le podrá observar más brillante que ahora, casi tanto como Sirio. Y al Este, otro punto, algo menos brillante, también llama la atención, Saturno, para el que ya hay que usar telescopio.

En cuanto a los objetos artificiales que se pueden observar…, hablaremos de ellos otro día.

Hasta luego y cielos despejados.

ASÓMATE AL UNIVERSO

Viernes, 11 de Diciembre de 2009 Comments off

Hola a todos y todas (ante todo hay que ser políticamente correcto).

Como seguramente casi siempre empiece cada entrada de esta forma, creo que voy a abreviarla por un “tod@s” que engloba tanto a unas como a otros.

Bienvenidos a este blog del Museo de la Ciencia de Valladolid, que, en este apartado y con un nuevo diseño de la web, vamos a intentar que todos vosotr@s tengáis un lugar, foro, sitio donde contarnos o comentarnos todo lo que creáis oportuno sobre el Planetario y la Astronomía, en el más amplio sentido de la palabra.

Estoy seguro que más de uno ha tenido más de una pregunta sobre la “ciencia de los astros” y no ha sabido a quién consultar, o, sencillamente, ha querido dar su opinión sobre lo que en el Planetario se cuenta, tanto en contenido como en forma. Bien, pues este es el sitio. Vamos a intentar que éste sea un blog vivo, como si fuera un diario de lo que pasa en el Planetario y en la ciencia, donde vosotros sois la parte más importante. NOS INTERESA MUCHO VUESTRA OPINIÓN: sobre el Museo, el Planetario, contenidos, el desarrollo de la web, en fin, con todo, TODO lo relacionado con este vuestro Museo de la Ciencia. Sin vosotros no es posible nada de esto.

Queda entonces abierto el turno a vuestras opiniones, así que ¡¡A BLOGGEAR!!

Por cierto, también nos gustaría que en el blog quedara reflejado de alguna forma lo que habéis sentido, o vuestra experiencia al visitar el Museo, a través de las fotos que hagáis. Veremos cómo podemos agrupar todo.

Hasta pronto, y cielos despejados.

Este sitio web usa cookies. Si continúas navegando o pulsas Aceptar, entenderemos que estás de acuerdo con ella. Puedes visitar nuestra Política de Cookies aquí.