Archivo

Archivo para la categoría ‘Ciencia fresquita, fresquita’

Charla ‘Ecos en nuestro cuerpo. Ecografías: fundamentos, aplicaciones, futuro’

Lunes, 30 de Noviembre de 2015 Comments off
 director del Gabinete Médico de Ginecología de la Universidad de Valladolid, Víctor Jesús Zurita Villamuza

Víctor Jesús Zurita Villamuza durante la charla ‘Ecografías: fundamentos, aplicaciones, futuro’

El Museo de la Ciencia de Valladolid organizó durante el mes de noviembre, el I ciclo de charlas ‘A tu salud’. Una iniciativa, que ha contado con la colaboración del Parque Científico de la Universidad de Valladolid y la Fundación General Universidad de Valladolid (FUNGE), cuyo objetivo es formar parte de la oferta permanente del Museo.

Víctor Jesús Zurita Villamuza fue el encargado de abrir el ciclo con su charla ‘Ecos en nuestro cuerpo. Ecografías: fundamentos, aplicaciones, futuro’. Un encuentro en el que se explicó qué es un eco, qué son los ultrasonidos y cómo estos últimos están presentes en la naturaleza.

Durante el encuentro, el conferenciante repasó además algunos hitos científicos como el descubrimiento de los ultrasonidos y los efectos piezoeléctrico y Doppler; y habló sobre los efectos sobre el cuerpo humano y los posibles daños adversos.

¿Quieres escuchar de nuevo esta charla? ¡Ya disponible el audio!

 

Algo más que un superhéroe

Miércoles, 16 de Mayo de 2012 Comments off

Al superhéroe Batman le toca “desfacerMurciélago enano” entuertos a base de carreras, saltos e intelecto, ya que, aunque a él le gustaría poder hacerlo, volar es algo que ningún mamífero puede realizar, a excepción de los murciélagos. Los quirópteros, orden al que pertenecen estos mamíferos aéreos, son capaces de volar activamente, cualidad que en el grupo de los vertebrados está reservada casi en exclusiva a las voladoras por excelencia, las aves.

Para ello, en las extremidades anteriores han desarrollado dedos muy largos, que están unidos entre sí por una fina membrana de piel, a la que también se unen las extremidades posteriores y la cola, formando todo el conjunto una eficaz superficie de sustentación. No en vano, el término chiroptera proviene de dos vocablos griegos: mano y ala.

Algo que siempre ha maravillado al hombre es la capacidad que estos animales tienen para volar durante la noche sin sufrir colisiones, realizando además rápidos quiebros en el aire. El secreto de los murciélagos, compartido con otras especies animales como los delfines o los cachalotes, se llama ecolocalización, un complejo sistema sensorial que consiste en la emisión de ondas de sonido, que son percibidas de nuevo por el animal tras rebotar en los objetos. Es algo similar al sonar utilizado en la navegación y que el héroe nocturno suple con alta tecnología.

Debido a sus hábitos, los murciélagos constituyen uno de los grupos de vertebrados más desconocidos para los ciudadanos, de modo que aunque en España habitan 29 especies, la percepción generalizada es que apenas vuelan dos o tres por nuestros cielos. De todos ellos, en Castilla y León podemos encontrar 24 especies distribuidas por todo tipo de hábitats, desde zonas montañosas a núcleos urbanos.

La diferencia de tamaño entre ellas es notable, de modo que el murciélago de mayor envergadura en Castilla y León es el nóctulo grande con 46 centímetros, mientras que el de menor tamaño es el murciélago enano, que apenas supera los 20 centímetros. Esto puede servirnos para determinar que estamos viendo varias especies, aunque no sepamos cuales son, cuando en un mismo lugar observamos vuelos de murciélagos de tamaños dispares.

Una última característica que es asociada indefectiblemente a los murciélagos es la forma en que éstos descansan “boca abajo”, lo que está motivado por la imposibilidad de usar las extremidades anteriores para asirse a los techos.

No cabe duda de que el cinematográfico héroe de cómic reporta muchos beneficios a la población. También los murciélagos son valiosos aliados del hombre, ya que alrededor de dos tercios de las especies consumen insectos, pudiendo ingerir grandes cantidades cada noche, lo que, por ejemplo, ayuda a combatir plagas o la proliferación de insectos portadores de microorganismos responsables de peligrosas enfermedades.

En 2012 Las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP), la Convención sobre la conservación de las especies migratorias de animales silvestres (CMS) y el Secretariado del Acuerdo para la conservación de las poblaciones de murciélagos europeas (EUROBATS), han decidido celebrar el año de los murciélagos. Desde aquí os invitamos a todos a observar a estos curiosos mamíferos alados, maravilla de la evolución, de cuyas maniobras aéreas podréis ser testigos con solo asomaros a la ventana cualquier noche primaveral o veraniega. Y quien sabe, quizás también aparezca Batman encaramado a un tejado…

Dibujo: murciélago enano (Pipistrellus pipistrellus)
Extraído del Atlas de los Mamíferos Terrestres de España
Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente
Gobierno de España

Categories: Ciencia fresquita, fresquita Tags:

¡Ven a celebrar el Año Internacional de la Química al Museo de la Ciencia!

Lunes, 24 de Octubre de 2011 Comments off

¿Qué tienen en común el Premio Nobel de Química a Marie Curie y la fundación de la Internacional Association of Chemical Societies? Pues que este año se cumple su centenario. Además, también se cumplen 350 años del aniversario de la publicación del libro The Sceptical Chymist de Robert Boyle, que supone el origen de la química como ciencia moderna.

Estos tres hechos, son muy importantes para el desarrollo de esta ciencia y por ello, la ONU ha decidido llevar a cabo durante este 2011 la celebración del Año Internacional de la Química bajo el lema “Química: nuestra vida, nuestro futuro”. Esta celebración tiene el objetivo de  resaltar y dar a conocer el papel que ha tenido, tiene y tendrá la Química en nuestro bienestar, así como celebrar los logros de la Química y su contribución a la humanidad.

Para conmemorar este año, el Museo de la Ciencia de Valladolid está llevando a cabo el proyecto ‘La Química a escena’. Una iniciativa que ha contado con la colaboración de la Universidad de Valladolid, la Real Sociedad Española de Química, la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología FECYT, el Ministerio de Ciencia e Innovación, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas CSIC, y Viajes Doral.

Dentro de este proyecto cuenta con una completa batería de actividades. La primera de ellas es la exposición permanente ‘Entre moléculas’ en la Sala 1.000 metros del museo que, a través de 22 paneles, hará que sus visitantes conozcan diferentes aspectos de la química: su origen, su futuro, su relación con campos como el medio ambiente, la salud, la energía o la alimentación…

También se ha organizado un ciclo de cuatro conferencias que, bajo el nombre “Hablando de Química”, se centra en distintos aspectos de esta disciplina científica. Estas charlas se van a desarrollar los jueves 13, 20 y 27 de octubre y 3 de noviembre, a las 19,30 horas, en el Auditorio del Museo de la Ciencia.

Para los más pequeños, el Museo ha organizado un concurso de disfraces ‘Madame Curie a escena’. Este concurso tiene como objetivo que los niñ@s y sus familias conozcan la figura de Marie Curie, una mujer muy importante para el mundo de la química y de la ciencia en general, ya que fue pionera en el campo de la radioactividad y también fue la primera persona en recibir dos premios Nobel.

Cada participante desfilará por el Auditorio del Museo de la Ciencia  y tendrá que realizar, frente al jurado, una pequeña exposición de dos minutos como máximo con una frase, una alusión a su trabajo, a su vida personal, a sus clases en la Universidad de París… algo que podría haber pronunciado en su día Madame Curie.

El concurso está dirigido a niños de entre 10 y 14 años, y se celebrará el día 19 de noviembre. El premio para el ganador consiste en un viaje a París, para cuatro personas, para visitar el Museo Curie.

Los pasados días 15 y 16 de octubre, también se organizó la actividad ‘Náufragos. Química en una isla desierta’, iniciativa en la que profesores y alumnos de la Sección de Química de la UVA mostraron en directo espectaculares y participativos experimentos de Química. Esta actividad contó con gran apoyo por parte del público, unas 800 personas; y en ella, se llevaron a cabo demostraciones como un geiser de Coca-Cola, espuma, señales de humo…

Aún estas a tiempo de disfrutar de la mayoría de nuestras actividades para conmemorar este año, ¡te esperamos!

Robots famosos

Martes, 6 de Septiembre de 2011 Comments off

Hace poco os hablamos de Tito 2.0, el robot guía que trabaja en el Museo de la Ciencia de Valladolid. Pero, aunque Tito sea muy famoso y querido en la ciudad del Pisuerga, no es el único que merece una mención especial por su relación con la ciencia.

Los robots más famosos son, sin duda, los que han salido en el cine. Algunos de los más conocidos de la gran pantalla son Hall 900, de Odisea en el espacio; los simpáticos R2D2 y C3PO, de la Guerra de las Galaxias; o el temible Terminator. Sin embargo, para llegar a alcanzar los niveles de estos robots aún falta mucho por hacer. Pese a todo, en este terreno se está yendo por buen camino y cada vez estas máquinas se van pareciendo más a esa idea que tenemos de ellas gracias a las grandes producciones de Hollywood.

Kobian: un robot que expresa emociones

Uno de los autómatas más avanzados del mundo se llama Kobian. Este robot humanoide está programado para expresar hasta 7 emociones distintas: alegría, enfado, confusión, tristeza, sorpresa… y además es capaz de mover los labios, los párpados, los ojos, el tronco, los brazos, las manos y las piernas. Todos estos movimientos hacen que tenga un aspecto muy humano, muy útil para su cometido: servir como compañía para ancianos.

Uno de los autómatas más avanzados del mundo se llama Kobian. Este robot humanoide está programado para expresar hasta 7 emociones distintas: alegría, enfado, confusión, tristeza, sorpresa… y además es capaz de mover los labios, los párpados, los ojos, el tronco, los brazos, las manos y las piernas. Todos estos movimientos hacen que tenga un aspecto muy humano, muy útil para su cometido: servir como compañía para ancianos.

ASIMO: el robot humanoide que mejor imita nuestros movimientos

Otro androide destacable es ASIMO (acrónimo de “Advanced Step in Innovative Mobility”), que fue creado por la empresa Honda en el año 2000 y es uno de los emblemas de la apuesta de esta compañía por la investigación y el desarrollo. Este robot es el único que además de andar,  puede subir escaleras sin ninguna ayuda. Esta característica, junto a otras como correr, andar o girarse, lo convierte en uno de los que mejor imitan los movimientos humanos. ASIMO, igual que hace Tito 2.0 en el Museo de la Ciencia de Valladolid, ocupa el puesto de guía en el Museo Nacional de Ciencias Emergentes y la Innovación de Tokio. También es recepcionista y se encarga de responder las preguntas más comunes de los visitantes de este museo.


Por último, uno de los robots que actualmente destaca más es Repliee Q2. Desarrollada en la Escuela de Ingeniería de la Universidad de OsaKa por el Departamento de Sistemas Maquinarias Adaptadas, es una copia casi idéntica de cualquier ser humano. Tiene una piel de silicona flexible y varios sensores que le permiten reaccionar en un modo similar al de las personas reales.


¿Llegarán alguna vez los robots a ser como los vemos en el cine? ¿Serán capaces de superarnos en inteligencia? Sólo el tiempo lo dirá.

PERSEIDAS, UNO DE LOS ESPECTÁCULOS MÁS ESPERADOS DE CADA VERANO

Miércoles, 10 de Agosto de 2011 Comments off

La lluvia de estrellas, conocida como Perseidas o Lágrimas de San Lorenzo, tendrá lugar la madrugada del sábado 13 de agosto. Sin duda, uno de los espectáculos naturales más esperados de cada verano.

¿Qué es una estrella fugaz?

Una estrella fugaz en realidad no es una estrella, aunque su duración bien puede calificarse como fugaz. Su origen es mucho más cercano. Son pequeñas piedras, simples granos de arena que vagan por el espacio hasta que tienen la poca fortuna de encontrarse en su camino con la Tierra.

Cada grano de arena que cae a nuestro planeta, algunos a velocidades de 70 km por segundo, terminará sus días desintegrándose en la atmósfera.

Es el rozamiento con la atmósfera a velocidades tan altas el que calienta esa pequeña piedra hasta su destrucción. De esta manera termina sus días encendiéndose como una cerilla atravesando veloz nuestros cielos.

Algunos de esos granos de arena y pequeñas rocas forman auténticos enjambres distribuidos por el espacio, en ocasiones en la proximidad de la órbita de la Tierra. Cuando la Tierra los atraviesa es cuando tienen lugar las lluvias de estrellas fugaces. Noches especiales en las que miles de pequeñas piedras terminan sus días convertidas en polvo en suspensión en nuestra atmósfera.

¿Cuál es su origen?

Esas nubes de piedras que cruzan el camino de la Tierra tienen su origen en los cometas, auténticas bolas de nieve sucias que transitan por el sistema solar. Cuando un cometa, en el caso de las Perseidas el denominado 109P/Swift-Tuttle, se aproxima al Sol, su calor sublima partes del cometa. De esta manera, soltará al espacio una gran cantidad de ‘escombros’ que permanecerán en el espacio hasta que la Tierra se los lleve por delante, ofreciéndonos de paso, el bonito espectáculo de una lluvia de estrellas fugaces.

El máximo previsto para este año, es decir, el momento en el que la Tierra estará atravesando la zona más densa de la nube de piedras del cometa Swift-Tuttle, se producirá en la madrugada del día 13 de agosto, aunque su coincidencia con la Luna Llena hará que veamos pocas estrellas fugaces. Además, el brillo de nuestro satélite natural nos deslumbrará lo suficiente para no dejarnos ver aquéllas más débiles, tan solo las más brillantes destacarán por encima del brillo lunar. Por eso, es necesario buscar un sitio alto, oscuro y armarse de paciencia. Y entonces podremos disfrutar de este hermoso espectáculo.

¡Bienvenido de nuevo, Tito!

Miércoles, 10 de Agosto de 2011 1 comentario
IMG_2341

Presentación de Tito.2

Entre los años 2003 y 2007 el Museo de la Ciencia de Valladolid contó entre sus trabajadores con Tito, un robot guía que se dedicaba a enseñar las instalaciones de la institución a los visitantes. Tito fue muy querido (sobre todo por los más pequeños) pero pese a este cariño, el robot se jubiló en 2007 debido a que sus explicaciones quedaron obsoletas.

Ahora Tito ha vuelto al Museo más renovado que nunca, tanto tecnológicamente como estéticamente, para volver a realizar sus funciones de guía. Ya lleva desde julio (2011) en nuestras instalaciones y es como si nunca se hubiera ido.

Tito.2 es un robot diseñado exclusivamente para el Museo de la Ciencia de Valladolid por el Centro Tecnológico Cartif, gracias a un proyecto financiado por Caja España y Caja Duero. Entre sus características cuenta con una base cilíndrica B21, un disco duro de 40 GB de estado sólido -que evita su deterioro como consecuencia de los movimientos del robot- y un software específico desarrollado para el proyecto.

Cualquier persona que se haya pasado por el museo en el último mes habrá advertido que Tito.2 está más guapo que nunca: ojos grandes y luminosos, pelirrojo, con una gorra hacia atrás y mochila a la espalda como un colegial. Y no sólo esto. Tito es ahora más ecológico y comprometido con las energías renovables, ya que se alimenta de un panel solar instalado en el tejado del edificio.

Tito.2 se desplaza de forma autónoma por el vestíbulo del Museo de la Ciencia, para ofrecer a los visitantes un recorrido guiado, con chistes incluidos, por los principales módulos de este espacio: Péndulo de Foucault, Molécula de ADN, la Casa del Mapa, Cienciómetro… Un tour de aproximadamente quince minutos de duración que se repetirá cada hora. Además, todas las alocuciones están subtituladas en el monitor que sostiene el robot entre sus manos con el objetivo de hacerlo accesible a todos los visitantes.

¿Aún no conoces al nuevo Tito.2? ¡Acércate cuando quieras! Ya sabes dónde encontrarle…

Dos lunas: el bulo de cada verano

Viernes, 5 de Agosto de 2011 Comments off

Desde hace algunos años se propaga por Internet un mensaje falso que avisa que durante el mes de agosto, normalmente en torno al día 27, el planeta Marte se acerca tanto a la Tierra, que nos permite observarlo a simple vista, casi del tamaño de la Luna.

No es raro que por estas fechas la gente pida al Museo de la Ciencia consejo para poder observar mejor el fantástico fenómeno. Sin embargo, éste es un mensaje-mentira de los que tanto abundan por Internet, en cuya jerga son denominados hoax. Mensajes falsos que son reenviados una y otra vez (su única razón de existencia) y que no serían más que una anécdota si no fuera porque aquéllos que tienen realmente interés en ver el fenómeno ven defraudadas sus expectativas y, como efecto colateral, ven reducida su curiosidad científica para fenómenos que sí son reales.

FernandoCabrerizo Palomo, Planetarista del Museo, asegura que un cielo oscuro, lejos de la contaminación lumínica, ya es un espectáculo por sí mismo como para merecer la pena observarlo. “No son necesarias mentiras para motivar su contemplación”. En cualquier caso,  aconseja a los interesados que “si quieren ver Marte durante estos días podrán verlo a simple vista, pero con la apariencia de una sencilla estrella de color algo rojiza saliendo por el este a partir de las 04:30 de la madrugada”.

Desde el Museo de la Ciencia avisamos a todos los que reciban este mensaje anunciando ese tamaño tan espectacular de Marte que pueden advertir a quien lo mandó que ese rumor no es cierto y remitirle a alguna de las páginas que alertan de ello, como por ejemplo: http://www.vsantivirus.com/hoax-dos-lunas.htm. Y es que desde el Museo de la Ciencia animamos a la gente a mirar con escepticismo los numerosos mensajes sobre acontecimientos y remedios extraordinarios que, cada día, reciben.

imagen dos lunas

Un 4/4 en el Museo de la Ciencia (4/4)

Lunes, 20 de Junio de 2011 Comments off

Datos curiosos

– Una difícil restauración

La restauración del 00001 FASA resultó servuna tarea complicada. En total cada modelo de este automóvil está construido con más de 4.000 piezas y muchas de las zonas dañadas que hubo que recuperar son las más comunes en todas las restauraciones sobre el Renault 4/4, por lo que las piezas que se necesitaron no fueron fáciles de localizar.

– ¿Por qué se llama 4/4?

El coche popularmente fue bautizado como 4/4 en alusión a la publicidad de su lanzamiento, que lo presentaba como un coche de 4 caballos, 4 puertas y 4 plazas.

– Chapas de identificación del M-106.741

En aquel año 1953 para la identificación de los coches eran suficientes unas chapas. El FASA disponía de 6, que hacían referencia al modelo (R-1062), el número de chasis (1.864.876), la serie (R-1062) y su número de producción (246.111), nombre de la factoría que lo produjo (FASA 00001), número de carrocería (124174) y tipo de motor (662-2, que le corresponde el 24.762 como número de fabricación). Gracias a estas placas el 4/4 se halla correctamente ubicado en su época de fabricación y producción.

A modo de curiosidad cabe señalar que este coche presenta otra identificación más: la chapa del Ministerio de Obras Públicas, en donde aparece el nombre y dirección del primer propietario (Asunción Agruña y de Zapata), su domicilio, marca del vehículo (M-106.741) y número de motor (249.762).

Un 4/4 en el Museo de la Ciencia (3/4)

Martes, 14 de Junio de 2011 Comments off

Salvar una joyaLibro_2

Enrique Martí Mingarro realizó durante 10 años, de 1987 a 1997, numerosas visitas a lafilial de FASA Renault, AUSA, con el objetivo de cerciorarse de la conservación del vehículo e intentar hablar con los responsables sobre la “joya” que poseían. En estas visitas Martí siempre realizaba la misma pregunta: “¿Cuándo van a restaurar esta unidad tan especial?”, pero nunca obtuvo respuesta.

Una vez constituido el Club Español de Amigos del Renault 4/4, el 21 de mayo de 1992, las visitas las realizaría acompañado de  otro socio del Club para intentar hablar con otra persona y obtener una segunda opinión. En sus visitas llegaron a comprometerse con el gerente de AUSA a que el Club restauraría esta primera unidad manteniendo la propiedad FASA-Renault, pero la respuesta siempre era negativa.

A pesar de las dificultades, este Club no desistió en su objetivo debido a la importancia del vehículo, el primero fabricado en serie en una factoría española tras la Guerra Civil, algo que los miembros del Club consideraban un auténtico hito histórico.

La llamada del desguace

A finales de 1997 la asociación recibió una llamada de un desguace en el que se encontraba el primer 4/4, tras haber  sido “abandonado” por FASA. Pese a la emoción de los miembros del club que hasta allí se desplazaron, la situación no era nada fácil porque el coste de su recuperación era muy elevado.

Tal y como narra Enrique Martí, “tras varias conversaciones y movimientos empresariales, hallamos dentro de la Asociación un “mecenas” capaz de cubrir la oferta económica desproporcionada al estado en que se encontraba el vehículo”. Así el Club lograría “salvar” la primera unidad.

A partir de ese momento, esta asociación tuvo que resolver otras tareas, como el lugar donde se iba a guardar, la forma de realizar la restauración y de devolver la cantidad al “mecenas”.

El vehículo se guardó en un garaje de la propiedad de Enrique Martí, quien contactaría en 1998 con personas de la Régie de Paris, que cubrirían la cantidad prestada por el denominado “mecenas” y quienes mostraron estar interesados además en que el 00001 formara parte de su patrimonio y engrosara el impresionante museo en los antiguos talleres de fabricación de Billancourt.

“Se lo quieren llevar a Francia”

Más adelante, en la exposición del 4/4 en el Salón Retromóvil en Madrid, al que el Club Español de Amigos de Reanult 4/4 acudía como expositor desde su primera edición, se logró despertar el interés de los aficionados por esta pequeña joya.

Para evitar la salida a Francia de este vehículo y conseguir rápido el dinero para saldar el préstamo en un corto periodo de tiempo, tal y como se había acordado, el Club inició una campaña de apoyo con el eslogan: “Se lo quieren llevar a Francia”. Además, también se realizó un libro de firmas, cuyo prólogo fue escrito por Nicolás Franco, hijo del Pte. de FASA y gran aficionado del mundo del automóvil de colección.

No obstante, hasta la primavera del año 2002 no llegó la solución. Sería un socio del Club, Andrés Marco Font, el que realizara una propuesta realmente interesante que logaría salvar el vehículo. Marco Font puso dos condiciones: vender su propio Renault 4/4 y que Enrique Martí se hiciera cargo de su restauración.

Dicho y hecho. La esposa y los hijos de Enrique Martí le regalaron el nº00001 y éste empezaría a pensar en la forma de tenerlo restaurado para el 12 de agosto de 2003, fecha en la que el pequeño 4/4 cumpliría medio siglo, cuando las primeras unidades salieron de paseo por las calles de Valladolid el 12 de agosto de 1953.

La restauración, una carrera contrarreloj

Su proceso de restauración se inició en marzo de 2002, tras finalizar la feria Retromovil de Madrid. Fue una tarea que implicó a mucha gente para poder llevar a cabo todas las tareas necesarias para que el 4/4 volviera a recuperar todo su esplendor.

Una vez terminada la restauración del FASA se llevaron a cabo los trámites necesarios para la declaración del Vehículo Histórico, por ser la Comunidad de Madrid el lugar de residencia de su propietario, Enrique Martí. Aunque éste era su propietario no fue hasta el año 2007 cuando se convirtió en titular del mismo, pues hasta esa fecha continuaba en los registros de la Dirección General de Tráfico a nombre de Fernando Gómez de Salazar. Después de muchos trámites administrativos, un arduo proceso de ‘lucha’ jurídico-administrativa con la Administración de Madrid y tras contactar con Fernando Gómez de Salazar, al que se le tuvo que exponer argumentos basados en la necesaria conservación del Patrimonio, se consiguió la matriculación oficial y  el cambio de titularidad.

El cincuentenario, todo un éxito

La celebración del 50 aniversario del nacimiento del modelo 4/4 en Valladolid, el 5 de septiembre de 2003, fue todo un éxito. A este acto acudieron participantes de España, Méjico, Portugal e Inglaterra, que se reunirían en torno al Renault 4/4 en su 50 cumpleaños.

En este evento Enrique Martí Mingarro conoció a Carmen Rodríguez Jiménez-Alfaro, nieta del fundador de FASA, y ambos consiguieron la celebración de la exposición en el Museo de la ciencia “El 4/4 y FASA, de Valladolid al éxito” en mayo de 2005.

“El 4/4 y FASA, de Valladolid al éxito”

Aunque en principio este evento estaba planeado para que permaneciera en el Museo 3 meses, debido al éxito obtenido se prolongó otros 3 más. A través de esta exhibición el público pudo observar documentos originales, accesorios y elementos significativos del vehículo, así como documentos escritos de los primeros trabajadores, fotos de la época, la Declaración como Bien de Interés Cultural, catálogo de piezas, manuales de despiece y libros de reparación, entre otras cosas.

El interés despertado en los visitantes de la exposición fue tal que incluso se recibieron ofertas de compra por el FASA 00001 o ciertas donaciones simbólicas de dinero. Una vez finalizada la exhibición, el pequeño 4/4 fue trasladado pero, sin embargo, volvería al lugar que lo vio nacer el 16 de mayo de 2007: al Museo de la Ciencia de Valladolid, donde permanecerá de manera permanente como muestra fundamental de patrimonio.

Un tesoro sobre ruedas (final)

No cabe duda de que este coche supuso en su época toda una revolución social, empresarial y económica, y que su rescate es un acontecimiento importante para la historia de la ciudad vallisoletana. De ahí que la Junta de Castilla y León lo declarase el 17 de noviembre de 2004, en el Boletín Ofical de Castilla y León (BOCYL), Bien de Interés Cultural, una distinción única con la que hasta el momento sólo cuenta esta pequeña joya.

Un 4/4 en el Museo de la Ciencia (2/4)

Jueves, 9 de Junio de 2011 5 comentarios

Los protagonistas de su nacimiento y salvación

Para comprender la historia de este automóvil es necesario conocer a los protagonistas de su nacimiento y su posterior recuperación y restauración, pues sin estos personajes sería imposible su conservación y su exhibición actual en el Museo de la Ciencia.

Manuel Jiménez-Alfaro, propulsor de la fábrica nacional de automóviles de Valladolid y una “figura de leyenda”

El propio vallisoletano Miguel Delibes, universalmente conocido, quiso plasmar sus recuerdos de aquella época, años 50, y de aquel coche en una carta que envió a Carmen Rodríguez Jiménez-Alfaro, sobrina del ya fallecido Manuel Jiménez-Alfaro, el 13 de febrero de 2007.

Para Delibes, Manuel Jiménez fue  “una figura de leyenda  y un personaje que supo unir a las pequeñas fuerzas económicas de una pequeña ciudad de provincias, en un objetivo común: fabricar coches”. Aunque el célebre escritor reconoció en su escrito que era demasiado tarde para que pudiera hacer un retrato fiel de Manuel Jiménez, realizó una descripción muy detallada de su personalidad: “Fue un hombre clarividente, concienzudo, obstinado y trabajador que no cesó de serlo hasta que cumplió su objetivo de ver el Renault en las carreteras”.

Y es que Manuel Jiménez-Alfaro tuvo que luchar mucho, tanto con el Gobierno español como con la filial francesa, para conseguir que se instalara en la ciudad vallisoletana la empresa FASA.

Enrique Martín Mingarro, su salvador

Enrique fue restaurador y conservador y localizó, recuperó y restauró el primer Renault 4/4 FASA. Según Enrique, la restauración del FASA 00001 ha consumido una parte importante de su vida. Enrique además, es Fundador del Club Español de Amigos del Renault 4/4 del que hasta la fecha ostenta su presidencia, una asociación que será clave para la ‘supervivencia’ de este pequeño 4/4.

Sus propietarios

La primera en poseer el primer título de propiedad fue la sevillana Asunción Agruña y de Zapata, a la que fue concedida la matrícula de Madrid nº 106.741, un dato curioso pues era una mujer de Sevilla que circulaba en su 4/4 con matrícula de Madrid. Casi 10 años después, en 1961, el 00001 fue adquirido por  el sevillano José Luís Palacio Sanz, que lo conservaría hasta 1966, fecha en la que se lo vendió a la madrileña María de los Ángeles Cristóbal Navarro, quien lo tendría hasta el año 1971 cuando lo adquirió el alicantino Manuel Bernal Calduch.

Manuel Bernal Calduch lo mantuvo en su propiedad un corto período de tiempo y en 1972 el murciano Fernando Gómez de Salazar, residente de Alicante, lo compró por ser la primera unidad del 4/4, iniciando su completa restauración. No obstante, debido al trabajo que suponía decidió venderlo a la misma FASA, que lo depositó en su concesionario oficial AUSA (Madrid).

Este sitio web usa cookies. Si continúas navegando o pulsas Aceptar, entenderemos que estás de acuerdo con ella. Puedes visitar nuestra Política de Cookies aquí.